Del abogado amigo

Nosotros los empresarios

Por:
Publicado el 08 de mayo de 2018
Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Vamos hablando claro: ¿Tenemos o no culpa los empresarios del estado que guardan las cosas en la economía?

Y al hablar de empresarios tal vez pudiera pensarse que me refiero a la primera plana que le dedicaron casi todos los periódicos nacionales a la diferencia que hay entre la iniciativa privada y AMLO, pero no.

Me refiero a lo local. Cuando tuve la oportunidad de presidir la COPARMEX en Victoria, el organismo empresarial se avocó casi de lleno en proponer al Congreso del Estado nuestras posturas para sacar adelante una buena legislación para el Sistema Anticorrupción en Tamaulipas.

Y se alzó la voz también en su oportunidad, en diversos temas como el del incremento al impuesto sobre nóminas, tema que sigue vigente, pues se pretendía que ese dinero, llamémosle adicional, se hubiera visto reflejado ya en mayor seguridad pública.

Pero, propongo autocrítica. Remarcando que me incluyo ¿eh?

Hace días leí una columna de Dinorah Pensado, que entre otras cosas señaló:

“¿Será que en México verdaderamente se están aprovechando los avances tecnológicos? ¿Será que estaremos realmente revolucionando nuestra manera de hacer negocios, de vivir…?”

Y yo pregunto: ¿Innovación? ¿Ideas nuevas? Tal vez ni siquiera ideas nuevas, hombre, Victoria está tan subdesarrollada que ni siquiera sería necesario descubrir hilos negros, caray. Pero no, no hemos sido capaces ni de inspirarnos en historias de éxito de otros lados y revolucionar Victoria.

Porque más allá del argumento -que es cierto-, de que las condiciones no son las idóneas para hacer negocios, creo que sería sano que los que formamos la iniciativa privada victorense reconociéramos esto.

“Dinero fácil del gobierno y falta de visión en otro tipo de negocios”, me dijo alguna vez un distinguido empresario de Tampico, diagnosticando la deficiente economía victorense.

Nuestros gobiernos nos han quedado a deber, sí, claro: muchísimo; que estén dos ex gobernadores en la cárcel y alcaldes corruptísimos en funciones no es casualidad.

Pero, como empecé la de hoy, vamos hablando claro: vaya falta de creatividad -por no decir mediocridad-, la de nosotros los empresarios.

También, la mayoría, le hemos quedado a deber a Victoria.

¿Tarde para darnos cuenta? Estimo que no, pero reconozcámoslo ya, por favor.

Luis Torre

Abogado amigo; enemigo de los servidores públicos que no 'sirven' al 'publico'; enamorado de la argumentación jurídica; lo mueve la gente.

Titular del Despacho Jurídico “TORRE ABOGADOS”