Cultura

La perspectiva que cambiará cómo ves todo.

Publicado el 28 de enero de 2019

 

La perspectiva que cambiará cómo ves todo.

Por Marcia Benavides Villafranca

No he encontrado hasta hoy un truco mental más poderoso que éste para vivir una vida optimista, tener una actitud positiva permanente y ultimadamente ser feliz: la perspectiva de la vida y la muerte.

Pensar en la muerte muchas veces espanta, da cierto miedo, tristeza o simplemente -en nuestra cultura- se siente un tanto como tema tabú. Incluso nos cuestá pronunciar ´la muerte´.

Pero aprendí que pensar en la muerte más o menos seguido, puede ayudarnos a poner toda la vida es perspectiva, y de hecho en una perspectiva bastante positiva.

Si partimos de que todas y todos un día nos vamos a morir, siento que todo cobra un sentido más simple, podemos relajarnos tantito y recordarnos que no es imposible (como pareciera que lo es hoy en día) vivir sin estrés, sin tanta prisa, tan preocupados, en el acelere constante.

Tener presente que no soy infinita y que la vida es muy corta me motiva a atreverme a soñar en grande y al mismo tiempo a no soñar tanto y aterrizar pronto en metas, a perder el miedo al qué dirán y al ¿y si me equivoco, y si no me sale bien?, ¿y si hago el ridículo?.

Pensar en que voy morir también me ayuda a tomar decisiones, ya sean chicas o grandes- ¿tomaría este proyecto si tuviera mi tiempo limitado?, ¿estas son las comidas que escogería si fueran las últimas?. (Realmente tengo el tiempo limitado, y realmente pueden ser mis últimas comidas.

“Después de todo, si sólo vivimos una vez, ¿no deberíamos tener prisa en construir nuestros más grandes sueños?

Pero depende de cada quien.

Sin duda habrá quien piense que estoy siendo muy fatalista o me estoy yendo al extremo, pero denme chance, no me quiero morir.

Estoy tratando de vivir, no sólo sobrevivir y puede parecer paradójico y sí puede ser extremista, pero no sé que puede poner más en perspectiva la vida que la muerte. (Humm, pues técnicamente sí es el otro extremo pero bueno, espero darme a entender jaja).

¿Cómo quieres enfocarlo tú?

El caso es que puedes ver tu muerte como una mala noticia que te desanime (ya sabes, si de todos modos me voy a morir, ¿para qué me esfuerzo tanto?. O puedes verlo como es, el curso natural de nuestras almas y sobre todo escoger enfocarlo en un modo positivo que te anime y te impulse a vivir tu mejor vida.

Y si pensamos en la muerte de alguien más, de un ser muy cercano y querido, humanamente desde luego nos da tristeza, pero si lo piensas por el otro lado también puede llevarnos a apreciar inmensamente a esa persona, el habérnosla cruzado en esta experiencia humana y aprovechar y disfrutar plenamente el tiempo que tengamos juntas/os.

Tener presente la muerte no se trata de vivir con miedo de qué mi irá a pasar o la incertidumbre de cuándo será la última vez que vea a las personas que más amo, se trata de vivir en el equilibrio de darle un panorama más amplio a cualquier reto o problema que tenga que enfrentar, pues tengo la confianza de que todo tiene solución y todo es para bien.

Y si se trata de relaciones personales, la perspectiva de la vida y la muerte sin duda me recuerda dar siempre lo mejor de mí. Abrazar. Decir te quiero. Ver a los ojos.

Con eso quiero dejarte hoy. Ahora es tu turno. Me encantaría leer tu comentario diciéndome qué piensas, cómo podrías a aplicar esta perspectiva a tu día día.

Vamos a hacer la mejor semana. Siempre pa´delante.

 

Marcia Benavides Villafranca

Nací y crecí en Ciudad Victoria. Creo que la familia es primero, que todo tiene una razón de ser, y me esfuerzo por encontrar siempre el lado positivo de las cosas.

De profesión, soy abogada egresada de la Universidad La Salle en esta ciudad. Por convicción, escribo con la misión de promover el desarrollo personal, la inteligencia emocional y el optimismo, bajo el lema que aprendí de mi abuelita, ¡siempre pa´delante!.

Sígueme en www.marciabenavides.com