Cultura

Mon-¿yay?

Publicado el 24 de septiembre de 2018

 

Mon-¿yay?

Buenos días my friends y muy feliz inicio de semana. ¡Hablemos hoy de la belleza de los Lunes!… pero Marcia, ¿cuál belleza?

Pues sí amigas, yo amo los lunes y quiero hoy compartirles porqué y sobre todo cómo ustedes también pueden amarlos. Y es que así como todo mundo le damos al Año Nuevo un gran sentido de reinicio y aprovechamos la energía del cambio de año para replantearnos metas y propósitos y asumir una actitud optimista frente al futuro (aunque sólo sea un cambio de día), así igualito podemos hacer cada semana. Pero como tenemos una nueva semana “a cada rato”, siento que se nos olvida su poder y lo damos por hecho.

PORQUÉ AMO LOS LUNES

En 3 razones concretas. Primera, porque el lunes por sí mismo trae una energía importantísima al marcar el inicio de la semana, ya depende de cada quien si esa energía la enfocamos de manera positiva o no(hay quien odia los lunes, esa es una elección). Segunda, el lunes está pegadito al domingo, ¿y quién no ama los domingos?, si los disfrutas y aprovechas al máximo, los domingos te dan suficiente para que te alcance de optimismo y alegría también el lunes; piénsalo, si el domingo estás tan feliz, ¿cómo es posible que al mero siguiente día te andes sintiendo tan miserable?, si no fuera por el calendario ni sabrías qué día es, entonces claramente todo está en una decisión, la tuya. Tercera, ¡disfruto lo que hago!. La triste realidad es que la mayoría de las personas que odian los lunes, lo hacen porque odian su trabajo- y el lunes es el recordatorio de regresar a él. Si éste es tu caso, checa esto.

CÓMO TÚ TAMBIÉN PUEDES AMAR LOS LUNES

Repito porque neta. Es tu decisión, es un cambio de perspectiva, es cuestión de tener la mentalidad acertada para tu mejor interés. No se trata de la mentalidad correcta o incorrecta, o lo que yo quiera que tú pienses. Se trata de ti. ¿Qué te funciona pensar, qué es más constructivo para ti? ¿Será que pensar que lunes es sinónimo de emoción pudiera serte productivo?

Una vez que lo hayas decidido (porque nadie puede hacerlo por ti), lo que sí puedo hacer es compartirte estos sencillos hacks:

Retomando la idea de los domingos productivos, si el domingo pasas tiempo de calidad ya sea sola, con familia,amig@s o la pareja, si inviertes otro tanto en tu crecimiento espiritual y si avanzas detalles sencillos, como tener listo tu outfit (fregón) de lunes y tus comidas, estos pequeños cambios aumentarán las probabilidades de tener un lunes de 10. Si quieres más sobre el tema, aquí tienes 10 maneras de empezar bien la semana.

#nevermissamonday, es el hashtag que hace alusión en redes sociales a que nunca te brinques tu workout del lunes, y me parece padrísimo porque como ya sabemos el ejercicio físico nos asegura una mente más feliz. También está (aunque yo ese no lo practico mucho, te lo paso) el #meatlessmonday, con relación a dejar de comer carnes los lunes como para darle un pequeñito detox al cuerpo y por otro lado para contribuir a los intereses ecológicos del planeta.

Por último, otra cosa que me funciona super es hacer algo que me encanta los lunes. En algún tiempo eso fue tener “lunesitos” con mis amigas, ahora que ando más ocupada no tengo lunesitos pero procuro pasar la tarde con mis hijos visitando a mis abuelos, con mis hermanas, o si tuve un fin de semana muy ajetreado, a veces prefiero quedarme en casa, tomando café y jugando con los niños.

Espero te sirvan estas prácticas y que como yo encuentres los lunes muy productivos y positivos. Y que muy pronto me digas, Mon-¡yay!

¿Te ha gustado este post? Ve a mi última publicación en Instagram y dime qué fue lo que más te hizo sentido. Me encantará leerte.

¡Abrazos!

-Marcia

Marcia Benavides Villafranca

Nací y crecí en Ciudad Victoria. Creo que la familia es primero, que todo tiene una razón de ser, y me esfuerzo por encontrar siempre el lado positivo de las cosas.

De profesión, soy abogada egresada de la Universidad La Salle en esta ciudad. Por convicción, escribo con la misión de promover el desarrollo personal, la inteligencia emocional y el optimismo, bajo el lema que aprendí de mi abuelita, ¡siempre pa´delante!.

Sígueme en www.marciabenavides.com