Reflexiones Victorenses

La habilidad que necesitas para ser feliz

Publicado el 08 de enero de 2015

Conforme iniciamos el 2015 y arrancamos hoy la primera semana laboral del año, me encuentro preguntándome; ¿por dónde recomendarle a alguien que también empiece a ser feliz? Ya sabemos que la felicidad no es un sentimiento, sino una decisión que depende sólo de uno mismo pero, ¿cómo llevar esa decisión a la práctica?

YA DECIDÍ SER FELIZ, AHORA ¿CÓMO LO SOY?

Tomar la decisión es elemental, pero es sólo el comienzo del proceso mental para, de hecho, ser feliz. En adhesión a ello, hay una habilidad (o sea, se puede aprender) que garantiza la felicidad: la inteligencia emocional.

QUÉ ES LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

Hay muchos conceptos, el que me gusta explica que lainteligencia es la capacidad para escoger las mejores opciones en la búsqueda de una solución, mientras queemocional es, como su nombre lo dice, lo relativo a las emociones. Por tanto, lainteligencia emocional es la capacidad de reconocer sentimientos propios y ajenos; la persona inteligente emocionalmente es hábil no sólo para reconocer sus emociones sino también para manejarlas. ¿Y qué quiere decir esto? En la práctica, la inteligencia emocional es para mí:

  • Decirle a tu mente que decides ser feliz y empezar cada día con una sonrisa, a pesar de las circunstancias.
  • Apreciar todas las bendiciones y lo positivo en tu vida, aún si tienes problemas.
  • Reconocer si te sientes triste o enojado(a), saber la diferencia y comprender la razón. Es también no estallar con los demás porque estés enojada contigo misma, asumir tu responsabilidad sin culpar a los demás. Reconocer cualquier sentimiento o emoción.
  • Es hacer tu trabajo al 100, incluso si no te gusta. Es también no conformarte y buscar otro trabajo.
  • Saber que lo que alguien dice de ti habla más de él que de ti, por tanto, no permites que la mala onda de terceros influya en tu estado de ánimo.
  • Entender que el clima no tiene nada qué ver con tu actitud. Tomar responsabilidad sobre tu actitud y tus emociones.
  • Escuchar más y hablar menos. Leer entre líneas.
  • Comprender que si alguien es de carácter difícil, viene cargando con algo.
  • No tomarte las cosas personalmente.
  • Trabajar en lo que está en tus manos y dejar de frustrarte por lo que no depende de ti.
  • Aceptar que nadie tiene el poder de hacerte sentir mal ni menos; sólo tú tienes ese poder.
  • Saber que eres único, que vales por quién eres y que no eres más ni menos que nadie más.
  • No se trata de actuar por tener la razón o sentirte superior, se trata de que genuinamente quieres vivir más feliz y más pleno, todos los días, y quieres que las personas a tu alrededor también sean felices.

EN RESUMEN

Las personas que son inteligentes emocionalmente tienden a ser más felices y optimistas, por tanto tienen mejores resultados en todo lo que hacen. Se alejan del drama y de la gente tóxica, por lo mismo atraen personas igual de positivas, quienes se sienten cómodos con ellos y muchas veces piden sus consejos. Son personas amigables y los demás se sientan cómodos a su alrededor, pues trasmiten empatía y confianza.

Te invito a que pongas en práctica tu inteligencia emocional. Escúchate a tí mismo y escucha a los demás. Te sientas bien o mal, trata de comprender por qué es así y practica, de manera que manejes tus emociones y no que tus emociones te manejen a ti, obteniendo siempre algo positivo y un aprendizaje.- ¿Un favor? Me encanta aprender de la experiencia de los demás, ¡platícame tu opinión abajo!

Siempre pa´delante,

Marcia Benavides Villafranca

Nací y crecí en Ciudad Victoria. Creo que la familia es primero, que todo tiene una razón de ser, y me esfuerzo por encontrar siempre el lado positivo de las cosas.

De profesión, soy abogada egresada de la Universidad La Salle en esta ciudad. Por convicción, escribo con la misión de promover el desarrollo personal, la inteligencia emocional y el optimismo, bajo el lema que aprendí de mi abuelita, ¡siempre pa´delante!.

Sígueme en www.marciabenavides.com