Reflexiones Victorenses

¿Quieres cambiar tu vida? Empieza aquí

Publicado el 02 de noviembre de 2015

“Él éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos- día tras día.”- Robert Collier

Nuestra vida la construimos a diario con cada una de las grandes o pequeñas decisiones que tomamos. Algunas veces las pensamos más porque son cosas más trascendentales, como si cambiar de carrera profesional, si renunciar a tu trabajo, o casarte o no. Pero hay otras decisiones que no meditamos lo suficiente y que, paradójicamente, son las que terminan definiendo el rumbo de nuestra vida, nuestro hoy y mañana. Nuestro destino.

Me refiero a esos “detallitos”: ¿despertarme 10 minutos antes? ¿qué desayunar? ¿hacer ejercicio, o ver otro capítulo en Netflix? ¿otra copa de vino? Robert Collier dijo: “Él éxito es la suma de pequeños esfuerzos repetidos- día tras día.”

¿Sabes por dónde voy? Si tu vida no es exactamente como la hubieres imaginado o como la deseas en todos o en alguno de los aspectos, no necesariamente tienes que cambiar drásticamente de modo de vivir, como a veces lo pensamos, tal vez baste con que ajustes dos o tres de estos “detallitos”, que quizá no te has dado cuenta que son los que finalmente están dándote los resultados que no te tienen tan feliz.

unnamed

¿POR DÓNDE EMPEZAR?

Todo está en nuestras decisiones diarias, cada una de ellas. El problema es que a veces andamos tan “en automático”, que no somos conscientes de lo que estamos decidiendo, e incluso, ni siquiera de que estamos decidiendo. Entonces, una cosa es primero tomar consciencia de que tienes el poder de decidir todo lo que quieres para tu vida. ¿Quién quieres ser? ¿cómo te quieres sentir al ir a dormir esta noche? ¿qué quieres tener? Si quieres más paz, si quieres más amigos, o dinero o salud física o emocional, todo puedes tenerlo y depende sólo de que lo decidas.

Si puedes decidir en primer lugar lo que quieres, entonces el resto de tus decisiones serán más sencillas porque tendrás una base esencial: PRIORIDADES. No existe el “no tener tiempo” para hacer tal o cual cosa: todo es cuestión de prioridades… ¿suena tan simple cierto?, y es en que en verdad lo es: “la acción refleja prioridades”, dijo Mahatma Gandhi.

Pongamos un ejemplo. Si tu meta fuera bajar 5 kilos de peso, si quisieras sentirte ligera(o) y con más energía, tu prioridad entonces sería comer nutritivo y hacer ejercicio. Por ende, cuando tus decisiones tienen que ir alineadas con tu propósito: cuando estés en el súper comprando la comida para la semana, sabrás qué llevar. Cuando salgas a comer a un restaurante, sabrás qué pedir. Cuando tengas la opción de cualquier otra cosa, en orden de lograr tus deseos, te enfocarás en un cosa: tu prioridad.

Recuerda, todo lo que no te acerca a tu meta, te está alejando.

Así, la manera de ir creciendo como personas y mejorando nuestro estilo o calidad de vida, es estableciendo primeramente prioridades; cuando éstas están claras cada decisión es más sencilla porque tienes claro el objetivo final.

Si estás arrancando un nuevo negocio y te invitan a una fiesta, pero sabes que tienes que terminar determinada tarea para tu negocio, tal vez no podrás ir a la fiesta aunque te sobren ganas, pero no te dolerá la decisión porque tienes clara la prioridad y la meta. Y sabes que valdrá la pena.

“Si quieres cambiar tu vida, tienes que cambiar tus prioridades.” – John C. Maxwell

De eso se tratan las prioridades. De que en el momento en que tengas que escoger entre distintas opciones, no batalles en decidir porque puedes ver el panorama completo, el que finalmente te llevará al éxito.

Marcia Benavides Villafranca

Nací y crecí en Ciudad Victoria. Creo que la familia es primero, que todo tiene una razón de ser, y me esfuerzo por encontrar siempre el lado positivo de las cosas.

De profesión, soy abogada egresada de la Universidad La Salle en esta ciudad. Por convicción, escribo con la misión de promover el desarrollo personal, la inteligencia emocional y el optimismo, bajo el lema que aprendí de mi abuelita, ¡siempre pa´delante!.

Sígueme en www.marciabenavides.com