Reflexiones Victorenses

¿Terminaste con tu novi@? Sigue leyendo.

Publicado el 13 de abril de 2015

Nota: Este post se refiere exclusivamente a relaciones amorosas de noviazgo, no de matrimonio. En este blog promovemos el matrimonio para toda la vida.

La terminación de una relación amorosa es de las experiencias más dolorosas que las personas podemos vivir.

Y como si no fuera lo suficientemente difícil, nada más terminas con tu pareja y de repente todo mundo está interesado en ti, quieren saber cómo, por qué, quién “tuvo la culpa” y, obvio, la pregunta del millón… ¿van a volver? Bueno, cuando escucho este tipo de metiches gente, yo me quedo pensando, ¿éste(a) nunca habrá atravesado un breakup o por qué no sabe lo olímpicamente imprudentes que son sus preguntas?

Lógico es que si, por la razón que sea, la relación con tu novio(a) se terminó, estás pasando por situación un tanto complicada/confusa emocionalmente, y la verdad es que por más que la gente quiera decirte cómo superarlo o qué hacer exactamente, yo no soy de las que va a intentar decirte cómo te sientes o deberías sentirte en estos momentos, sólo tú lo sabes, sólo tú conoces tu corazón, cada persona es diferente y cada relación es diferente. Lo que sí quiero compartirte es que, como probablemente ya sabes si (espero) me has leído antes, siempre intento buscar lo positivo en lo que me sucede o en las experiencias que alguien más me comparte, es así como una terquedad mía querer pensar que todo es para bien. Y el rompimiento de un noviazgo no es la excepción, por doloroso que sea. De manera que si tú recientemente cortaste y de momento te cruza la idea de que nunca más te vas a volver a enamorar, o ya hace tiempo terminaste pero sigues tratando de entender por qué no funcionó, o tal vez alguno amigo/hermano/prima está pasando por algo así, sigue leyendo.

OJO. En este artículo tampoco no te voy a decir cómo mágicamente desaparecer el dolor, la melancolía ni nada de eso, de hecho si eso es lo que buscas, te tengo una mala noticia. Es imposible. Tienes que vivir el duelo propio de cerrar un ciclo. Peroo, si te voy a dar algunas ideas para que vivas ese duelo desde una perspectiva diferente y, tal vez, hasta lo disfrutes.

Leíste bien. Puedes disfrutar el duelo. Jaja, probablemente estés pensando esta mujer está loca cómo voy a disfrutar sentirme así de triste/decepcionada(o)/agüitada(o), etc. Pero de verdad te digo, una vez que me adentré un poquito en el mundo de la inteligencia emocional, que en resumen me ha ayudado a reconocer, entender y manejar mis emociones y sentimientos, aunque sé que suena loco, creo que puede disfrutarse la tristeza. Ahora, no te vayas a ondearrr, no estoy hablando de que te quedes semanas tirada en la cama viendo películas de amor y comiendo chocolates, o te pierdas en el alcohol y en canciones córtame-las-venas, noo, hablo de que verdaderamente puedas tener la templanza de comprender que si una relación de dos no funciona, si bien será difícil, puedes genuinamente vivir las emociones que estás atravesando y aprender de ellas, sólo con escoger una perspectiva positiva. En otras palabras, puedes sacarle lo bueno. Puedes permitirte sentir todo lo que estás experimentando, en lugar de actuar como que no pasó o no te dolió.

Fíjate, hace días leí en algún lugar:

“Lo mejor de un corazón roto es que sólo puede romperse una vez, lo demás son rasguños.”

Y me encantó. Porque mira, probablemente en tu vida tendrás varios amores y “saldrás lastimado(a)” más de una vez, sin embargo la primera, la que “te rompe el corazón”, te enseña tanto que para tu siguiente relación comprendes que aunque te duela mucho, en algún momento, tarda o temprano, pasará. Y vas a estar bien. Y vas a conocer a alguien más con quien sí va a funcionar, para siempre. Básicamente, la primera vez es la difícil no porque ames irremediablemente a tu ex, sino porque es la primera vez que experimentas el final de una relación romántica. Y no me malentiendas no digo que será más fácil, pues como dije cada relación es distinta, simplemente tendrás más experiencia emocional para sobrellevarlo.
Otra cosa positiva en un breakup es que te hace madurar, aún si no estás consciente de ello. Cada relación y cada pareja te enseñan algo distinto y sumas sabiduría emocional a tu vida, experiencia. Tal vez te haya pasado, o te va a pasar, y que no se te haga raro cuando te toque ser a ti quien dé consejos o consuelo a un(a) amigo(a) que terminó con su pareja, pues te digo, como tú ya lo viviste, ahora puedes sinceramente decirle a esa persona que va a estar mejor. Ese tipo de apoyo que ahora puedes brindar sólo puede venir del dolor de atravesar tú mismo(a) algo similar. Ahora eres más fuerte.

Además, el terminar un noviazgo es una excelente oportunidad, aunque sea a la fuerza, para un crecimiento personal increíble. ¿Cómo es esto? Bueno, por supuesto depende de ti, porque puedes simplemente amargarte y echarle la culpa a tu ex de que no funcionó la relación y mantenerte despechada(o), ya sabes, pensando que cada hombre/mujer es igual, en cuyo caso obviamente no vas pa´ningún lado positivo y pues, si tú no quieres, ni cómo ayudarte. Los zapatos a fuerza, nomás no. Pero, idealmente, si quieres y te pones las pilas, siempre serás mejor persona después de unbreakup porque, si te pones las pilas, te pondrás a reflexionar en qué te gustó y que no te gustó de la relación y en particular de la persona con quien estabas, aceptarás y aprenderás de los errores que hayas cometido, tendrás claro que repetirías y que acciones cambiarías y también tendrás más claro qué características necesitas o con cuáles no puedes vivir en una relación, de manera que ahora tendrás mucho más claro qué quieres, primero como persona, y luego qué  buscas en un hombre/mujer para compartir tú vida con él/ella. Comprenderás que vales mucho para conformarte con una relación que no te haga sentir completamente pleno(a) y feliz.

Por otro lado, no puedo dejar de mencionar que el final de un noviazgo es bueno porque previene divorcios, y esto tal vez se escucha feo pero es cierto y te lo digo tanto desde el punto de vista personal, como alguien que cree en el matrimonio para siempre y no quiere ver más familias separadas, como desde la perspectiva profesional, porque todos los días veo divorcios y problemas legales de familia. Terminar un noviazgo es difícil y ciertamente triste, pero terminar un matrimonio es terrible no sólo para los esposos sino para toda la familia y tiene consecuencias en la pareja, sus hijos, su economía, en la sociedad, bueno… eso es materia de otro artículo.

Lo que quiero decirte aquí es que los noviazgos se inventaron para que los novios se conozcan, y vean si son compatibles y si la relación funciona, entonces se casen. Es tan natural que unos novios se casen como que terminen. Lamentablemente muchas parejas se casan sabiendo en el fondo de su corazón que no es con la pareja que verdaderamente aman, para toda la vida, en las buenas y en las malas. En el matrimonio no se vale decir, “ay es que no nos llevamos bien y pues nos divorciamos”. El noviazgo para eso es. Es mejor temprano que tarde. Mucha gente se casa por miedo a estar solos, o por mil motivos equivocados que nada tienen que ver con la esencia del matrimonio. Pero no tú no eres una de esas personas. Tu sabes que mereces algo real.

Así que, si estás pasando por un breakup, te invito a vivir tus emociones, a abrazar el cambio, a pensar positivo y darte cuenta de que fue una decisión muy valiente y responsable porque los dos van a estar mejor, y cuando estés listo(a), seguirás con el próximo capítulo de tu vida siendo más fuerte y una mejor persona. Busca lo que te hace feliz.

Además, un breakup es buenísimo porque las emociones que lo acompañan te recuerdan que estás vivo(a). Que la vida sólo es una y que tu no estás sólo existiendo, estás viviendo.

Dale pa´delante. Con mucho cariño.

Marcia Benavides Villafranca

Nací y crecí en Ciudad Victoria. Creo que la familia es primero, que todo tiene una razón de ser, y me esfuerzo por encontrar siempre el lado positivo de las cosas.

De profesión, soy abogada egresada de la Universidad La Salle en esta ciudad. Por convicción, escribo con la misión de promover el desarrollo personal, la inteligencia emocional y el optimismo, bajo el lema que aprendí de mi abuelita, ¡siempre pa´delante!.

Sígueme en www.marciabenavides.com