Béisbol

El Mariachi Loco

Publicado el 29 de abril de 2015

Todo empieza como la historia de cualquier “chicano”. Padres mexicanos van a buscar futuro al otro lado y estando allá tienen hijos.

En estos tiempos es normal, como lo era normal en mayo de 1982. Hay de todo, pero en el año que les platico las cosas no eran de lo mejor para David, tuvo que volver a Tijuana con esposa y tres hijos a trabajar en un negocio de aire acondicionado. Pues hasta ahí tampoco suena raro, ocho años después el negocio funcionó y para mejor futuro de los descendientes regresaron a Bonita, California. El menor había nacido justo en el mismo año 82, es de esas cosas raras que pasan en la infancia, nació en Estados Unidos, vivió solo ese tiempo en México y luego volvió a donde nació, pero hoy a sus 33 años con un orgullo inexplicable se dice mexicano.

Creció con la pelota y entró a Eastlake High School en Chula Vista, California. Sabía jugar béisbol, todo mundo esperaba que al terminar la escuela pensaría en las mayores. Pues sorprendió a todos y no tuvo que finalizar la escuela para ir al show. En el año 2000, durante su último año, este chicano de nombre Adrián fue elegido como el primer jugador de infield en el draft de ese año, eso no pasaba desde 1993 cuando eligieron a A-Rod.

Los Marlins de Florida apostaban todo por un tal Adrián González. Después de desarrollarse en las menores y destacar de manera importante, en 2004 los de Florida lo mandaron a los Rangers de Texas. Ese mismo año, los vigilantes abrían la gran carpa para el México-americano. Debutó con los de Texas contra los Marineros de Seattle, ese 18 de abril se fue de tres, nada.

Los Rangers no aguantaron más al novato y en 2006 lo cambiaron a los Padres de San Diego y entones la historia comienza con ese dicho de “no hay mejor lugar que casa”. El año de su debut, el apodado “Gonzo”, fue el jonronero del equipo con 24, líder de AVG con .324 y se convirtió en el primer jugador en la historia del Petco Park en pegar en varios partidos, más de un jonrón. Ese año se ganó su primer contrato millonario.

Titan Padres

Sus 161 vuelacercas y 501 producidas en cinco temporadas con los Padres lo llevaron al gran foco. En diciembre de 2010 A-Gon tendría como nueva casa el Fenway Park. El de Red Sox sería el nuevo uniforme para Adrián. Ahí logró afianzarse como un verdadero maestro del bateo, durante su estancia en Boston conectó su hit número 1000, fue un triple en contra de los Cerveceros y el pitcher era el mexicano Yovani Gallardo. Fueron dos temporadas y media donde realmente descubrimos el fenómeno que era este jugador. Finalista en el home run derby de 2011 y gran primera base. Ahí todo mundo descubrimos al “Titán”.

Titan Boston

En Agosto de 2012 como parte de un intercambio múltiple, el Titán llegaría a los Dodgers y rápido se convirtió en ídolo. En su debut con los de azul pegó un jonrón de tres carreras y muchas cosas similares han pasado desde entonces. En 2014 lideró la liga en carreras impulsadas y me atrevo a decir que si no hubiera sido por su compañero Kershaw, hubiera sido o estado cerquitita del MVP. La pasada temporada ganó también el guante de oro y el premio al mejor defensivo del año. No hay mucho que decir, fue el que más carreras trajo al plato y galardonado como el mejor primera base.

Pues arrancó el 2015 y Adrián González es ya parte del libro de récords de las grandes ligas al pegar cinco cuadrangulares en los primeros tres partidos, por supuesto que ganó el mejor jugador de la semana en la gran carpa.

Me declaro seguidor y fanático del mejor primera base hoy en día de toditita la liga. Y aquí les va un resumen de sus logros y uno que otro dato que probablemente no sepan o no se acuerden:

  • En su onceava temporada en las ligas mayores, González rebasa ya los 1635 imparables, los 260 home Runs y tiene más de 965 producidas. Ha sido cuatro veces All-Star, tiene dos bates plateados, cuatro guantes de oro y un premio por el campeón de producidas.
  • Ha sido el capitán de México en las tres ediciones del Clásico Mundial de Béisbol, fue invitado por USA pero él siempre ha dicho que es mexicano. Cada vez que va a batear en Dodger Stadium se escucha a todo volumen “el mariachi loco”, el escogió esta canción para batear.
  • Es el único primera base en la historia de ser convocado al juego de estrellas con cuatro veces seguidas y con tres equipos distintos (Padres, Red Sox y Dodgers).
  • Le dicen el Titán porque el símbolo de la preparatoria Chula Vista son los míticos dioses griegos, por su físico de 1.82 de altura poderío al jugar el periodista Eduardo Ortega lo bautizó de esa manera.
  • González tiene un contrato millonario, los 21 millones de dólares anuales que percibe lo colocan en el número 60 de los atletas mejor pagados del mundo.
  • Su hermano Edgar es también beisbolista profesional y fueron compañeros de equipo en los Padres de San Diego. Está casado con Betsy González y ambos tienen una fundación para ayudar a jóvenes que van por un mal camino a concentrarse en el deporte.

Aquí, desde el sillón, sigamos el sorprendente paso del “Gonzo” por la gran carpa. Tengan por seguro que estamos viendo a uno de los mejores deportistas mexicanos de toda la historia.

Alejandro Nicolás Peña Salazar

Apasionado del béisbol, seguidor incansable de toda la actividad de la pelota en el mundo, aficionado de los Phillies. Fanático de las grandes atrapadas y los cerrados duelos de pitcheo, creyente del juego limpio y del talento natural. Creador y editor de www.desdeelsillon.mx ; analista, columnista y comentarista del rey de los deportes. Orgulloso de haber nacido en Ciudad Victoria con el juego en la sangre y con el deseo de impulsar a las nuevas generaciones a que conozcan la magia que surge del diamante.