CrossFit

Fortalecimiento muscular para brazos

Publicado el 17 de octubre de 2016
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

 

La mayoría de las mujeres quisiéramos tener unos brazos tonificados y definidos. Es fácil al estar jóvenes mantener la firmeza en los tejidos y tener brazos esbeltos pero con los años esta es una de las zonas que mas delatan la edad.

Al llegar la temporada de vacaciones o tener un evento en la noche todas quisiéramos tener unos brazos firmes. El espejo no miente y nos enfrentamos a que a pesar de no tener exceso de peso hemos concentrado todas nuestras energías al entrenamiento de piernas y abdomen olvidando los brazos casi por completo. Si no somos activas, la evidencia es mucho peor: flacidez y acumulación de grasa en brazos, pecho y espalda.

La verdad es que las actividades de la vida diaria no tienen una utilización de los brazos de manera significativa como para darles firmeza y los pone en desventaja en comparación con las piernas cuando en realidad se trata de una musculatura similar. Los brazos necesitan un programa de entrenamiento estructurado que incluya cargas bajas, moderadas y altas. Además, es clave involucrar movimientos aislados tradicionales e integrados. Solo así lograrás firmeza y definición. En el gimnasio, con pesas y máquinas de resistencia, puedes tener un entrenamiento tradicional: deltoides, bíceps y tríceps. Es importante entender que el uso de pesas ligeras o equipos de resistencia con poco peso no logra el aumento de masa muscular.

Sin embargo, hay gran variedad de ejercicios que puedes hacer en el parque, en la casa o en la oficina, involucrándolos de manera directa y logrando el fortalecimiento de los brazos. Para lograr su definición, debes entrenarlos en forma aislada y en forma multiarticular. Estos movimientos integrados servirán, además, para fortalecer tu core, pecho y espalda. Acá algunas recomendaciones:

Elige ejercicios donde sientas el trabajo de manera localizada.
No sacrifiques técnica por repetición.
Es un proceso que solo se logra con disciplina y constancia. Ideal dos entrenamientos a la semana en días no consecutivos.
Cuida tu alimentación, puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo.
Involucra movimientos como push ups o flexiones. La posición de los brazos a 90 % involucra más pectorales y deltoides. Posiciones más cerradas donde los codos están cerca del cuerpo involucran más los tríceps.
No olvides las pulls ups o dominadas que son ideales para tu espalda, bíceps y tríceps.
Están también los tríceps dips o fondos para tríceps que puedes hacer en casa con ayuda de una mesa o silla.
Involúcralos en tus ejercicios de core (planchas y burpees entre otros).
Hay otros movimientos que también contribuyen a su fortalecimiento como golpear un saco de boxeo, saltar lazo, practicar yoga y movimientos de tensión isométrica, muy de moda hoy en día como la calistenia.

Juanita Uribe

Juanita Uribe, encargada de guiar al grupo de embajadoras de las diferentes disciplinas en el Reebook Tough Fitness Club, nos comparte su colaboración acerca de como incrementar tu entrenamiento para correr.