Fútbol Americano

Las Franchise Tags ¿pero qué son y por qué los jugadores de la NFL las odian?

Publicado el 17 de febrero de 2016

Se acerca la agencia libre en la NFL y con esto las pláticas contractuales entre jugadores y franquicias se hacen más frecuentes. Además, los acuerdos año con año se hacen más y más grandes, hasta el punto en que el salario mínimo de un atleta en esta liga es de $450,000 nada despreciables dólares.

En esta época también salen a relucir las Franchise Tags, pero ¿qué son estas?

La etiqueta de jugador franquicia es un contrato de un año donde todo el dinero es garantizado y quien la recibe prácticamente está obligado a firmarlo. Sólo el equipo que tiene el acuerdo más reciente con el jugador puede etiquetarlo.

Se utiliza en muchos casos cuando alguien de gran nivel se convierte en agente libre y el equipo no consigue darle un acuerdo multianual. También se usa para ganar tiempo en la negociación y evitar la salida del jugador. Cada posición tiene una cantidad de dinero que va creciendo cada temporada y no es negociable.

Este año los Franchise Tags tendrán este valor:

  • Quarterback: $19.6 mdd
  • Wide receiver: $14.4 mdd
  • Running back: $11.5 mdd
  • Ofensive lineman: $13.5 mdd
  • Tight end: $9 mdd
  • Linebacker: $14 mdd
  • Defensive End: $15.4 mdd
  • Cornerback: $13.7 mdd
  • Defensive tackle: $13.4 mdd
  • Safety: $10.6 mdd
  • Kicker/Punter: $4.5 mdd

Para simplificarlo te dejamos un ejemplo: El linebacker de los Denver Broncos, Von Miller, ya es agente libre. Lo que el equipo hará para que no reciba ofertas de otros es darle este contrato y posteriormente trabajar en uno multianual.

Como ven, es una millonada lo que pueden ganar y todo esa lana se las dan desde un principio. Sin embargo, a la mayoría de los jugadores no les gusta y hasta se rehusan a firmar esto ¿por qué?

Según la opinión de varios ex de la NFL lo que ellos buscan es seguridad y estabilidad. Un contrato de un año les da mucho dinero, pero no la seguridad de que podrán estar la siguiente campaña con la franquicia.

También hay disputas sobre el valor de estas. Hace unos años Jimmy Graham tuvo una larga discusión con los New Orleans Saints sobre su Franchise Tag, porque su posición es de ala cerrada. Para Graham, los Saints le debieron de dar la etiqueta de receptor, que implica un poco más de cinco millones de dólares. La pelea terminó con un contrato estable para el ala cerrada, pero después sería traspasado a los Seattle Seahawks.

El año pasado fueron seis jugadores los que recibieron este contrato. Esta temporada podremos ver a varios recibirlo y tan sólo hay que esperar quién se pondrá loco y quien se hará millonario.

Con Información de Sopitas

Los Editores

Somos una Revista Local con el objetivo de informar sobre temas de relevancia.