Fútbol Internacional

La selección ¿de todos?

Publicado el 27 de octubre de 2013
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

No, no lo es. Es un producto más de Televisa, no descubro el hilo negro, pero lo que sucedió estos últimos días, supera cualquier guión previamente establecido.

Es lamentable, la poca autonomía de todos los demás clubes, ante el autoritarismo del Sr. Azcarraga, es importante dejar claro, que no es un favor, mucho menos la única salida, es decidir sobre la selección nacional mexicana de fútbol, como si fuera una empresa más de su propiedad, de otra forma uno no se explica, que los directivos, cuerpo técnico y jugadores de mi equipo cambien el color amarillo, por el verde.

¿Cómo llegamos a esta pesadilla? Ya lo hemos platicado un sinfín de ocasiones, ¿El porqué? ¿Como podríamos salir?. Lo que si queda claro es que Compeán no sabe que hacer, Vucetich no es mago, su selección jugo igual de mal y la decisión de cambiar al equipo de coapa al centro de alto rendimiento vino del presidente de Televisa.

No se le está haciendo el bien al deporte mexicano, ni un favor a la nación, sino están desesperadamente cuidando un programa o contenido más de la oferta televisiva y así tal cual como producto (noticiero, novela o programa) decidir lo que se cree sea lo mejor.
Sólo hay una persona que le puede hacer contrapeso, y es Carlos Slim. Mientras no lo haga, esto seguirá siendo una tragicomedia, donde un rey hace y deshace a su antojo, mientras los demás no abren ni la boca.

Independencia de la selección nacional y de la liga de las televisoras de otra forma son juez y parte.

¿Qué se ganaría?

  • Que los presidentes fueran empleados, que respondieran por su accionar como en una empresa seria y no simples títeres que están ahí para seguir órdenes.
  • Una selección con objetivos económicos y sobre todo deportivos, donde los resultados hablen por el trabajo de los responsables.
  • Una liga competitiva, que busque estadios llenos, de acuerdo al beneficio del aficionado no de la programación de la televisora, buscando que los equipos negocien los contratos televisivos con suficiente poder para pedir lo que se necesita y no conformarse con migajas.

De otra forma esperemos que Herrera y Peláez nos sigan cantando ¡Aquí está el Tri!

Salopio; Aficionado al Fútbol

La frase “Allá que se hagan bolas mis delanteros” no es de Mourinho, sino de Lalo Dimas (Q.E.P.D).

Difícil no es jugar en Old Trafford, sino a las 12 PM en la Federalizada o una mañana en el campo hundido.

Nervios no fueron debutar en Champions, sino una inauguración en la “Borjita”