Fútbol Internacional

Sandro Rosell, ex presidente del Barcelona, detenido por lavado de dinero, la fiscalía solicita procesar a Neymar

Publicado el 23 de mayo de 2017
Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Sandro Rosell, presidente del FC Barcelona entre 2010 y 2014, fue detenido este martes, junto a su esposa Marta Pineda, como presunto líder de una trama de blanqueo de capitales que habría ‘lavado’ 15 millones de euros generados por la venta de derechos televisivos de los partidos de la selección de futbol de Brasil.

Bajo el nombre de ‘Operación Rimet’ (en homenaje al que fuera presidente de la FIFA entre 1921 y 1954), la Policía Nacional, en colaboración con la Guardia Civil y tras una comisión rogatoria del FBI, se personó en el domicilio del ex presidente del Barça a primera hora de la mañana, muy cercano al Camp Nou, llevando a cabo un registro al que se sumaron simultáneamente hasta otros tres en oficinas de su propiedad en Barcelona, Lérida y Gerona.

Fuentes cercanas a las investigaciones no descartaron que Rosell hubiera mantenido actuaciones ilícitas durante su presidencia del Barcelona, si bien dejaron al club azulgrana al margen de cualquier sospecha por tratarse de unos hechos delictivos que corresponderían al dirigente en el plano personal.

Sandro Rosell, quien dimitió de su cargo como presidente del Barcelona por sorpresa en cuanto comenzaron a descubrirse los entresijos del fichaje de Neymar, no fue nunca acusado por el caso de la corrupción de la FIFA que se destapó en 2015 pero su nombre sí fue relacionado en varias de las investigaciones del FBI.

En una de ellas aparece como responsable destacado en el contrato de patrocinio que la Confederación Brasileña de Futbol (CBF) firmó con Nike en 1996 por un valor total de 160 millones de dólares, cuando el ejecutivo catalán era responsable de marketing de la marca en España y Portugal.

Dos años después Rosell fue ascendido a director de la división de Nike en toda Latinoamérica y, asentado en Río de Janeiro, se hizo cargo de todo el contrato.

Su nombre, de esta manera, aparece en mucha documentación que incriminó a su amigo Ricardo Teixeira, presidente de la CBF entre 1989 y 2012 y quien se ha demostrado se embolsó ilegalmente 15 millones de dólares procedentes de Nike tras la firma de ese acuerdo.

vía espndeportes.com

Los Editores

Somos una Revista Local con el objetivo de informar sobre temas de relevancia.