Tennis

Serena Williams en lo mas alto de Wimbledon

Publicado el 11 de julio de 2015

Cuando Serena Williams ganó su primer ‘Grand Slam’ en el US Open de 1999, Garbiñe Muguruza, su víctima, apenas tenía seis años. Pasadas 16 campañas, la estadounidense sigue ganando. Su último triunfo fue el sexto Wimbledon, que significa el vigésimo primer gran título, tras superar a Muguruza por 6-4 y 6-4, en 1 hora y 23 minutos.

La hispanovenezolana, en su primera final de ‘Grand Slam’, hizo lo que debía para ganar. Incluso llegó a dominar el primer set por 2-4, ante una rival a quien le pesaban más los nervios. Serena cometió tres dobles faltas en el primer juego, una en el primer punto de la final, que le dieron un esperanzador ‘break’ a la pupila de Alejo Mancisidor.

La grada de la Catedral empezaba a descubrir el tenis de Garbiñe. A sus 21 años, tiene potencial para llegar donde ella quiera. La número 1 mundial andaba desesperada en el otro lado de la red hasta que vio la luz en el séptimo juego. Fue entonces cuando rompió el saque de su rival y encadenó cuatro juegos que le darían ventaja en el marcador.

Esa remontada la tranquilizó a ella y desanimó por momentos a Muguruza, que se vería con 5-1 abajo en el tanteo en un abrir y cerrar de ojos. Su carácter ganador le hizo resucitar de la nada, más por sus propios méritos que por los deméritos de Serena, que seguía ayudando con ocho dobles faltas. Uno, dos y hasta tres juegos encadenaría Garbiñe, entre ellos un ‘break’ a la quinta oportunidad, que hizo explotar de júbilo a la grada, descaradamente de su lado.

Luego, Williams reaccionaría como sólo una gran campeona sabe hacer. Rompió en blanco para anotarse su sexto Wimbledon y el vigésimo primer ‘Grand Slam’ de su carrera. No había ninguna leyenda para entregarle el trofeo porque ya no hay nadie mejor que ella ni en la pista ni fuera de ella.

«He disfrutado mucho de esta final. Contenta de estar en la final y del apoyo de la gente. Lo he sentido mucho durante toda la final. Ahora sí puedo decir que la hierba es mi superficie favorita. Felicitaciones a Serena, que ha demostrado una vez más que es la mejor», decía en la pista Garbiñe. «Pronto tendrás este trofeo en tus manos», aventuraba la campeona sobre el futuro que le espera a la hispanovenezolana.

Los registros de Serena no dejan de crecer con el paso del tiempo, que parece no correr en su contra. La número 1 mundial es ya la campeona más veterana de un ‘major’ en la EraOpen con 33 años y 289 días, superando por 26 días a Martina Navratilova, vencedora de Wimbledon en 1990.

Serena persigue este año ganar los cuatro grandes títulos en una misma campaña, algo que logró Steffi Graf en 1988. De momento, la estadounidense ya ha encadenado victorias en el US Open, Australia, Roland Garros y Wimbledon por segunda vez en su carrera, pero no año natural. Sólo siete tenistas, ella incluida, han completado con éxito la conexión entre la tierra de Roland Garros y la hierba de Wimbledon. Serena ya ganó los dos torneos en 2002 y repite ahora en 2015.

Con Información de Marca

Los Editores

Somos una Revista Local con el objetivo de informar sobre temas de relevancia.