Negocios

6 ideas de negocios caseros para los amantes de la comida

Publicado el 23 de abril de 2018
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

¿A quién no le gusta comer?

Si te gusta cocinar y otros aspectos de la comida, entonces comenzar un negocio casero relacionado con los alimentos puede ser para ti. Para vender comestibles puede ser que necesites saltar algunos aros para comenzar tu negocio.

La mayoría de los países tiene regulaciones en torno a la industria alimentaria que implican mantener sus herramientas de cocina e ingredientes personales separados de los de tu negocio, y la posibilidad de una visita del departamento de salud.

Estas ideas que te mostraré a continuación incluyen cocinar o compartir tu amor por la comida y ganar dinero con ella.

Crea y vende productos horneados

La gente ama los productos horneados. Estos incluyen muffins, pan o donas para el desayuno, pan con almuerzo, pan o galletas con la cena y galletas o pasteles para el postre.

Puedes beneficiarte del amor por los productos horneados preparándolos y vendiéndolos tú mismo. Puedes especializarte en un artículo horneado específico, como iniciar un negocio de galletas, o puedes hornear una variedad de golosinas, como pasteles, muffins, panes y más.

Puedes ampliar el nicho horneando sin gluten y otras golosinas dietéticas especiales, es decir, sin azúcar.

Puedes consignar tus productos horneados y venderlos a través de una cafetería o tienda local, o puedes venderlos directamente a los consumidores a través de una tienda de panadería en línea, o en un mercado de agricultores.

Productos especiales

¿Tienes algún producto especial que todos aman? ¿Haces mermeladas o conservas? ¿Tuestas tus propios granos de café? ¿Puedes hacer chocolates y otros dulces?

Si tienes algún producto que todos disfrutan, conviértelo en un ingreso. Similar a los productos horneados, los artículos especiales están en demanda. Se utilizan para preparar grandes obsequios que pueden venderse a consignación, en línea, en ferias, mercado de agricultores y más.

Servicio de comidas

¿Te gusta cocinar una variedad de alimentos especialmente para eventos?

Aunque esto pueda implicar un gran trabajo, muchos proveedores de este servicio comenzaron a trabajar los fines de semana para eventos pequeños. De hecho, podrías considerar especializarte en un nicho, como un tipo de evento o de productos específicos.

Es probable que requieras de ayuda adicional el día del evento para asegurarte de que todos los productos estén preparados y listos para ser servidos en el tiempo asignado.

Chef personal

Tal vez te guste cocinar pero no quieres asumir la gran tarea de servir a un grupo a través del servicio de comidas. A menudo, las familias ocupadas no tienen el tiempo o el deseo de cocinar, y contratan a otras personas para que preparen comidas sanas y bien balanceadas.

Muchos chefs personales cocinan a granel, dejando una semana de comida con sus clientes. Algunos cocinan en la casa del cliente, mientras que otros simplemente la entregan cuando está lista.

También puedes considerar especializarte. Por ejemplo, puedes cocinar para familias con necesidades especiales, como aquellos que tienen dietas restringidas por alergias.

Instructor de cocina

Muchas personas desean tener habilidades en la cocina y están dispuestos a pagar para aprender. Al igual que otros trabajos culinarios, un instructor de cocina puede enfocarse en un área específica, como hornear o asar, o ser un generalista.

Puedes dirigir clases de cocina en tu hogar, o hacer que alguien te filme con el fin de vender los videos como parte de un curso de aprendizaje en el hogar. Otra opción es crear tu propio canal de cocina en YouTube, el cual puede generarte ingresos por anuncios.

Coach de nutrición

La gente se preocupa cada vez más por su salud y por el papel que juegan los alimentos para sentirse bien. Un coach de nutrición ayuda a otros a diseñar y seguir un plan de alimentación que les ayude a alcanzar sus metas de salud.

Algunos clientes pueden tener problemas específicos con que lidiar, como la diabetes o las alergias alimentarias. Otros pueden querer seguir un tipo específico de dieta, como una vegana o sin gluten.

Aunque no necesitas ser un dietista o nutricionista registrado, esto puede aumentar tu credibilidad y permitir que cobres más. O puedes considerar obtener la certificación como coach de nutrición por una de las muchas compañías que se dedican a esta área.

¿Crees que tienes lo suficiente para iniciar tu propio negocio de comida desde casa?

 

 

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. LinkedIn