Negocios

Cómo promocionar tu negocio en redes sociales paso a paso

Publicado el 07 de agosto de 2017

¿Cuántas veces has visto cuentas de tiendas en redes sociales con millones de seguidores y piensas que no puedes lograrlo? O, peor, ni siquiera lo intentas porque piensas que no va a funcionar o simplemente no te has propuesto a iniciarlo.

Muchas tiendas se dan a conocer en las redes sociales puesto que es posible llegar a mucha más gente. Y si ya tenías otros medios de difusión, los resultados son extravagantes. Definitivamente vale la pena no solo intentarlo, sino hacer todo lo posible para alcanzar el éxito.

¿Por dónde empiezo?

El primer paso es seleccionar la red social (o las redes sociales) que quieres utilizar como medio. Hay una gran variedad y cada una tiene sus pros y sus contras; unas funcionan mejor para los videos, otras para las imágenes, otras para los textos y hay algunas que combinan varios de estos aspectos e inclusive todos. Siempre intenta utilizar las más populares, y, de ser posible, crea una cuenta en varias redes sociales, para llegar a la mayor cantidad de público posible.

¿Y ahora qué?

El segundo paso es diseñar la cuenta. La mayoría de las redes sociales ofrecen un espacio para describir la naturaleza de la página. No escribas nada demasiado extenso ni demasiado corto; que contenga toda la información relevante y de manera concisa sin llegar a cansar o aburrir.

Este es el espacio donde colocas toda la información de contacto como correo, número telefónico y, si la hay, dirección. Es importante tener siempre en mente que debe ser llamativo, así que no dejes de lado nunca la creatividad y el ingenio. La imagen de perfil también es importante; debe ser simple pero sin dejar de llamar la atención. Una buena opción siempre es el logo de la marca y quizás el nombre o las iniciales, ya queda de parte de cada quién ir viendo cómo queda mejor.

Vende el producto

Todos los productos entran por los ojos. Ya sea comida, aparatos electrónicos, objetos de uso cotidiano, entre otros. Y más aún en las redes sociales, donde las fotos y los videos son los reyes. Toma muchas fotos del producto, desde diferentes ángulos, juega con la iluminación y con el encuadre. No es necesario tener una cámara profesional, pero sí que las fotos salgan claras y puedan distinguirse todos los detalles. Luego, edítalas  para resaltar colores o lo que más importa de la foto. También puedes contratar a un fotógrafo con experiencia para que te ayude en este paso, que es uno de los más importantes.

¡Conoce a tus clientes!

Las redes sociales, después de todo, son para interactuar y mantener el contacto. Lo principal de este paso es dar una buena imagen, lo cual consigues con buena ortografía, buen uso de la gramática y de los signos de puntuación, y siempre manteniendo la cordialidad y los buenos modales.

Una vez que tengas eso en mente, ve al mundo cibernético a interactuar. Siempre responde a todas las preguntas que te hagan, con la mejor actitud y lo más rápido posible; los clientes pueden perder interés si no reciben respuestas pronto. Sigue a cuentas que te puedan seguir de vuelta. Comenta todo lo que puedas en publicaciones de otras cuentas, sin hacer spam o escribiendo algo predeterminado, sino de manera más personal para que el mensaje llegue de una forma más directa.

Ten cuidado con lo que publicas

No publiques muchas imágenes juntas, pues eso causará fastidio y pérdida de seguidores. Entre una y tres publicaciones al día es perfecto, pues te mantienes presente sin llegar a cansar. No todas las publicaciones tienen que ser estrictamente del producto que vendes, también puedes publicar recomendaciones, consejos o datos curiosos acerca de tu negocio.

Por ejemplo, si es una escuela de canto, además de videos de conciertos o clases, una buena idea es publicar tips para cuidar la voz. Una que otra frase también es válido, pero no lo hagas una costumbre. Con lo que más cuidado debes tener es con publicar contenido delicado, como política, religión o imágenes subidas de tono. Que tu página sea para todo público.

Como ves, tener una cuenta en una red social no es una tarea difícil ni que cause dolor de cabeza, aunque sí requiere un poco de dedicación para publicar y mantener el contacto con los clientes. Sin embargo, es una excelente forma de promocionar tu negocio y, si eres constante, realmente verás resultados. Recuerda que la clave del éxito es la constancia y la dedicación.

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. LinkedIn