Negocios

Entérate de las 8 razones por las que no fuiste seleccionado

Publicado el 28 de marzo de 2017

Conseguir una entrevista de trabajo es algo que genera mucha expectativa, especialmente si es de ese puesto de trabajo que tanto se anhela. No obstante, cada detalle es relevante, incluso la forma a cómo se debe responder sobre las debilidades en una entrevista.

Algunas veces ocurre que has enviado tu currículo y has pasado por la prueba de la entrevista, y aunque tengas la impresión que te haya ido bien y has creído que se ha generado cierta conexión con el entrevistador, pero sucede que, pese a ser un buen candidato, no has sido seleccionado, entonces millones de preguntas vienen a tu mente, especialmente ¿en qué he fallado?

Pues, el primer detalle que debes conocer, es que así seas idóneo para encajar en el puesto, hay una tasa en paro que representa más de 18%, una buena cantidad de candidatos optando por puestos, y la competencia usualmente es más dura. Claro, nunca está de más conocer algunos consejos para asistir a una entrevista de trabajo.

Sin embargo, además de lo mencionado, existe una buena cantidad de factores a considerar que pudiesen aportar luces sobre el porqué no has sido seleccionado. A continuación te daremos a conocer estas posibles 8 razones:

1. No estar lo suficientemente cualificado. Cuando has recibido una llamada para una entrevista, te has convertido en uno de los candidatos a optar por el puesto, y esto significa que leyeron tu currículum. No obstante, 50% de los CV que reciben las empresas por cada oferta de trabajo, son desestimados por no presentar suficiente cualificación. Es importante postularse a la vacante, sólo cuando se cree cumplir con los requisitos, aunque esto también debe ser tomado de forma, puesto que si cumples todos los requisitos, con excepción de uno sólo que no es de obligatoriedad, puedes enviarlo y ser considerado.

2. Han detectado un fato falso en tu CV. Si has proporcionado un dato que no es exacto, o has mentido sobre algún detalle, es posible que los reclutadores lo noten y prescindan de ti de forma inmediata. Por ejemplo, si apuntas en tu currículo niveles de idiomas o conocimientos de informática, que en realidad no posees, y te hacen una prueba para comprobar, pero se dan cuenta que no estás cualificado el asunto terminará de forma bochornosa. Por ello, es mejor si retiras datos que no te corresponden de tu CV, o si adquieres las cualificaciones que dices poseer.

3. Pueden haber seleccionado a un candidato interno de la compañía. No siempre depende de factores externos el que no hayas sido seleccionado, pues, pueden ocurrir situaciones en las cuales, pese a que compañía inició un proceso de selección al público, tal vez haya optado al final por ascender algún personal interno.

4. Han eliminado la vacante o la han puesto en espera. Luego de realizar las entrevistas, es posible que hayan decidido detener el proceso de selección, bien por cortes de presupuesto, o porque están reestructurando momentáneamente la plantilla. En este caso, podría ser conveniente llamar, luego que haya transcurrido un tiempo prudencial, para conocer si el proceso fue cerrado. En dicha llamada, podrías reafirmar tu interés en la posición.

5. Estás sobrecualificado. En caso contrario a no estar cualificado, algunas empresas optan por desestimar aquellos candidatos que poseen más cualificación de la que requieren, por motivos de presupuesto, ya que este tipo de personal amerita un sueldo más elevado. O también lo hacen porque estiman que estos entrevistados, una vez que sean contratados, si consiguen otra oferta que se ajuste más a su perfil, se irán rápidamente, y la empresa desea un empleado que pueda permanecer el tiempo que le necesiten.

6. No tienes experiencia específica en el área. Tal vez tu experiencia se haya desarrollado en posiciones parecidas, pero no en el área, o la tarea en específico, que requiere este trabajo en particular, y se hayan percatado de esto durante la entrevista.

7. Hablar mal de tu empleo anterior. Aun si la experiencia que tuviste en la anterior empresa no fue del todo la mejor, resulta conveniente hacer mención de las cosas que aprendiste, y no en los aspectos negativos, ya que ellos notarán que si has sido capaz de dar una mala imagen de tu anterior empresa, también podrías hacerlo de la nueva.

8. Otro candidato se ajusta más al puesto. Quizás seas un buen candidato, y tu entrevista haya sido muy buena, sin embargo, puede ocurrir que otra persona se ajuste más a la vacante que ofrecen, o que por el momento no tengan interés en tu perfil. Así, aunque pienses que tu entrevista ha sido perfecta, tal vez para el reclutador ha sido diferente, puesto que muchas veces aunque muchos candidatos sean idóneos, suelen escoger a quien consideren que aportará mayor valor a la empresa, no tanto por su experiencia.

Pese a que no hayas sido seleccionado, sea cual fuese la razón, siempre es conveniente dar a conocer, una vez más, el entusiasmo que posees por pertenecer a la plantilla de la empresa, así como tu disposición para postularte a cualquier otra oferta que la empresa haga, y que se adapte a tu perfil.

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. LinkedIn