Negocios

Las mejores formas para invertir las primeras ganancias de tu negocio

Publicado el 23 de agosto de 2017
Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Puedes haber oído hablar de la tradición de ahorrar el primer billete de tu primera venta. Las tiendas las tienen enmarcadas cerca de cajas registradoras o guardadas amorosamente en los cajones de la oficina. Sirven como un símbolo para el trabajo y la alegría de construir un negocio.

Así que si has ganado tu primer billete, y ahora te estás preguntando qué hacer con la ganancia, acá se presentan algunas de las mejores maneras de invertir y reinvertir esas primeras ganancias de tu empresa.

  1. Mejora del negocio

La mayoría de las primeras empresas gastan sus ganancias iniciales en la reinversión, y tu empresa no debe ser una excepción. La clave para reinvertir es tener una estrategia sólida, no necesariamente dedicar un cierto porcentaje de los beneficios. Tus esfuerzos de reinversión deben estar en línea con el plan estratégico actual.

La mayoría de los dueños de negocios optan por reinvertir sus ganancias en mejoras de negocios, por ejemplo, infraestructura, equipo, racionalización de procesos de negocios o encontrar maneras de mejorar la experiencia del cliente. Además mejorar la experiencia de tus clientes es una estrategia definitiva para vender más. Estas son todas estrategias valiosas porque pueden aumentar tus beneficios a largo plazo, lo que te permite ampliar las operaciones comerciales.

  1. Comercialización

El marketing digital es siempre una inversión inteligente de ganancias, cuando se hace bien. Muchas de las startups a lo largo de los años esperan varios meses antes de realizar una inversión real en marketing. A veces es porque simplemente no saben por dónde empezar.

No se puede perder si inviertes en métricas de rendimiento. Siempre debes mantener un registro de las campañas y ajústalas en consecuencia. Si tienes poca experiencia con la comercialización, considera el outsourcing a una agencia.

  1. Invierte en tu equipo.

La construcción de una mejor fuerza de trabajo agilizará tu negocio, mejorará la productividad y creará el tipo de cultura de la empresa que atraerá a los trabajadores. Por ello, considera reinvertir los beneficios en iniciativas de recursos humanos como la formación continua.

A medida que la empresa crece, puedes expandir para incluir paquetes de beneficios y otros descuentos. Invertir en tus empleados te ayudará a reducir la rotación. Ten en cuenta, la contratación de un nuevo empleado cuesta mucho dinero, alrededor de seis a nueve meses de salario de un empleado perdido, en promedio.

  1. Invierte en ti mismo.

Encuentra maneras en las que puedes mejorar tu experiencia. Por ejemplo, muchas startups son encabezadas por personas con un buen ojo para la innovación, pero que no necesariamente saben cómo manejar el capital humano. Esta es una de las críticas más comunes que enfrentan los fundadores.

Clases de gestión o de operaciones básicas de negocios, pueden ser de gran valor para las personas que no cuentan con un historial formal en el mundo de los negocios.

  1. Contrata ayuda

Con este fin, los empresarios también son culpables de tratar de hacer de todo en la empresa. Es importante reconocer cuándo necesites ayuda y pedirla. Las nuevas contrataciones pueden proporcionar las habilidades técnicas y el conocimiento para mantener las operaciones funcionando sin problemas.

  1. Considera el coaching

Si no estás seguro de cómo debes crear el plan estratégico, considera el uso de algunos de tus beneficios para contratar a un coach ejecutivo. Estos profesionales pueden proporcionar orientación sobre el liderazgo ejecutivo, la creación de una estrategia de negocio, hablar con los inversores, y el manejo de conflictos entre los empleados, entre otras cosas.

  1. Subcontrata tus tareas menos favoritas

Todos tenemos una tarea temida que absorbe gran parte de la alegría de dirigir un negocio. Para algunos, es el balance de los libros o la nómina. Para otros, es la evaluación y el seguimiento de la eficacia de las campañas de marketing o la creación de contenidos para el blog de la empresa.

Afortunadamente, puedes subcontratar la mayor parte de estos a terceros. Encuentra a alguien calificado y delega la tarea.

  1. Mejora el SEO

Primero, si lanzaste una compañía sin una página web, debes crear una. En segundo lugar, invierte algo de tiempo, dinero y energía para que el sitio web se ubique entre los primeros resultados del buscador de Google: Search Engine Result Pages (SERPs).

Para los no iniciados, la optimización del Search Engine es una bestia difícil, pero conseguirás dar con la dinámica (o puedes encontrar a alguien calificado y lo subcontratas). Si estás buscando una manera de ver un retorno significativo de la inversión en un tiempo relativamente corto, esta es una manera de hacerlo.

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. LinkedIn