Entretenimiento

El último sueño que cumplió Santa Claus antes de morir.

Publicado el 16 de diciembre de 2016

Normalmente, Eric Schmitt-Matzen es un ingeniero mecánico, presidente de Packing Seals and Engineering en Knoxville, Tennessees.

Pero también trabaja como un Santa Claus profesional, empleo que recientemente le dio una experiencia que marcó su vida para siempre.

Un día al llegar a casa del trabajo, Schmitt recibió la llamada de una conocida, una enfermera quien le pidió un favor: “Me dijo que había un niño de 5 años muy enfermo, quien quería ver a Santas Claus”, afirmó el hombre.

Inmediatamente, se dirigió al hospital. Ahí la familia del menor le dijo que el pequeño, internado en la Unidad de Cuidado Intensivo, estaba más preocupado por perderse la Navidad que por morir.

Eric pidió que lo dejaran entrar solo, de lo contrario, la tristeza de sus familiares lo contagiaría y no podría dar su mejor actuación.

Mi trabajo era hacer que él tuviera su Navidad, dijo.

El niño yacía débil en su cama. “Parecía que se quedaría dormido”, comentó Eric.

– Explícame, ¿por qué dicen que vas a extrañar Navidad? ¡No hay forma de que te pierdas la Navidad! Porque eres mi duende número uno – exclamó el actor de Santa Claus.

– ¿Lo soy? – respondió el pequeño.

– ¡Seguro!- dijo Schmidt.

– Dicen que voy a morir. ¿Cómo les diré a dónde voy?

– ¿Puedes hacerme un gran favor? Cuando llegues, diles que eres el duende número uno de Santa, y te dejarán entrar.

Luego de este triste diálogo, el niño preguntó “Santa, ¿podrías ayudarme?”. Eric lo abrazó y antes de que pudiera responder, murió en sus brazos tras cumplir su último deseo.

Él lo mantuvo así por un momento, hasta su madre entró al cuarto.

La experiencia dejó marcado a este Santa Claus profesional, quien valora más que nunca la noble labor que él y sus compañeros de gremio hacen por los niños.

Con información de SoyActitud

Los Editores

Somos una Revista Local con el objetivo de informar sobre temas de relevancia.