Entretenimiento

Lecciones de Rocky Balboa

Publicado el 27 de enero de 2016

Rocky Balboa es uno de los personajes clásicos del cine hollywoodense y uno de los papeles más emblemáticos de Sylvester Stallone. El boxeador regresa a las salas de cine en Creed: Corazón de Campeón y eso nos motivó a dar un repaso por algunas de sus lecciones.

A veces el triunfo no está en ganar: Por más difícil que sea tu reto, lo importante es no rendirte y dar tu mejor esfuerzo, siempre. Tal vez más adelante logres tu meta.

Entrénate: Ya sea física o mentalmente, tienes que ejercitar esa área que pondrás a prueba y hazlo con mucho tiempo de anticipación (no un día antes). Recuerda lo que dijo Micky: “Para una pelea de 45 minutos, tienes que entrenar duro por 45,000 minutos, ¡45,000! Eso son diez semanas, diez horas al día, ¿entiendes?”.

Sólo tú eres responsable de tu éxito, así que ponte a chambear: “Nadie le debe nada a nadie. Te debes a ti mismo”.

Da todo de ti: “Ir a un round más cuando piensas que ya no puedes, eso es lo que hace toda la diferencia en tu vida.”

Cree en ti para empezar a perseguir tus sueños: “No vas a tener una vida hasta que empieces a creer en ti”

Que el miedo no te paralice, aprovéchalo: Sabes, creo que haces las cosas con más ganas cuando tienes miedo… Ha sido cuando ha funcionado mejor para mí.

La vida no es fácil, pero tienes que mantenerte firme: “Déjame decirte algo que ya sabes. El mundo no es un sitio bonito. Es un lugar malo y desagradable y te va a golpear hasta que te arrodilles y te va a dejar ahí permanentemente si se lo permites. Tú, yo, nadie va golpearte tan duro como la vida. Pero no se trata de qué tan fuerte pegues; se trata de qué tan duro te pueden pegar y que sigas adelante. ¿Cuánto puedes soportar y seguir adelante? Así es como se gana. Si sabes lo que vales, sal y lucha por ello. Pero tienes que estar dispuesto a recibir los golpes, y no echarle la culpa a otros de que no estás en donde quisieras. Los cobardes hacen eso y tú no eres eso. ¡Eres mejor que eso!”

Ten confianza en ti mismo (en tu terreno): “No, tal vez no puedo ganar, tal vez lo único que puedo hacer es tomar todo lo que tiene. Pero para derrotarme, él va a tener que matarme, y para matarme va a tener que tener el coraje de pararse frente a mí, y para hacer eso, tiene que estar dispuesto a morir y no sé si que está listo para hacer eso. No sé, no sé.”

¿Qué otra lección has aprendido de Rocky?

Con información de Chilango.com

Los Editores

Somos una Revista Local con el objetivo de informar sobre temas de relevancia.