Negocios

Cómo diferenciarte de los demás a la hora de vender un producto

Publicado el 09 de noviembre de 2017
Share on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

A la hora de ofrecer un producto o servicio muchas empresas cometen el error de ofrecer lo mismo que está en el mercado y no diferenciar su producto o servicio de la competencia.

Este término, “diferenciación” es muy importante, ya que a la hora de ofrecer un producto o servicio bien diferenciado de la competencia, te ayuda a obtener ventajas sobre tus competidores y a la vez hace que tu producto se distinga y sobresalga por encima de la competencia.

Según Gananci, aparte de diferenciar tu producto, también puedes diferenciar a tu empresa, lo cual la hará sobresalir de entre el montón.

Puedes diferenciarte por:

  • La solución concreta en sí misma. Eres la única persona que ofrece esta solución, de éste modo, diferente a los demás.
  • Tu método o estilo, significa tu manera de ser, que si has trabajado tu parte genuina, tendrá que ver contigo, con tu marca personal, con tu manera de ser, de trabajar, de ver la vida, y los que empatice contigo se sentirán identificados. Sé cercana, fácil de comprender y conecta.
  • Tu modo de entrega o ejecución del servicio. Puedes innovar en la manera de entregarlo, si ofreces diferentes opciones o si lo refuerzas con material extra, ejercicios, apoyo, seguimiento.
  • Por los resultados, tienen que ser específicos. La gente necesita cuantificar. Si estás diciendo que ganarán seguridad, intenta especificar qué ocurre cuando se sienten más seguros, qué pasa con su autoestima y qué consiguen entonces. Lo que importa a todo el mundo son los resultados y es en lo que te tienes que centrar. Puedes ganar conocimiento, apoyo, dinero, tiempo, reconocimiento, bienestar, foco, seguridad, tranquilidad y un montón de cosas más. Céntrate en alguna, no todas a la vez.

 

 

Diferenciación

Antes de decidir cómo te gustaría que se posicione tu marca, mira  cuáles son tus competidores para conocer en qué terreno te vas a mover.

  • ¿Qué puedes hacer tú diferente que sea atractivo para tus clientes?
  • ¿Por qué cosas puedes destacar frente a tus competidores? Te enseñamos algunos consejos para destacarte.

No tiene sentido que elijas que vas a ser el más barato o el más completo, si simplemente no vas a poder serlo. ¡Existen muchas otras opciones para sobresalir!

Lo mejor es que te pongas en la piel de tu cliente y mires otras marcas con sus ojos: en sus puntos débiles encontrarás una mina de oro de información que te ayudará a darle ese “plus” a tu marca.

También te recomiendo que no te quedes sólo mirando marcas que ofrecen lo mismo que tú. Mira aquellas que ofrecen algo que tu cliente objetivo compraría. Esas marcas están supliendo otras necesidades que te darán ideas para destacar.

 

Coherencia

Este punto es clave para que tu posicionamiento funcione a largo plazo.

Intentar posicionarte donde no puedes hacerlo, o prometer lo que no puedes cumplir sólo te traerá en el futuro un montón de clientes decepcionados.

No crees grandes expectativas para poder vender a precio más alto, sin saber si las puedes cumplir y no hables de “nuestro gran grupo corporativo” si eres un autónomo que trabaja en su casa.

Si te contratan por lo que eres, y por lo que ofreces, difícilmente tendrás algún cliente descontento.

El proyecto debe girar en torno a la idea inicial pero ponerse límites es una equivocación en la que caen muchos. Llamar a puertas desconocidas y tirarse a la piscina con ideas originales pueden darnos ese impulso necesario para crecer. Reciclar ideas y mezclar géneros darán vida propia a nuestro proyecto, haciéndolo más atractivo y, en definitiva, diferente.

No se trata de prometer cosas que no puedas cumplir, ni de que sea algo muy espectacular, se trata de dar con el centro de dolor de tu cliente para ofrecerle una solución y además poder superar las expectativas que tu cliente tiene de ti. Si solo las cubres, quedará contento y ya está, pero si las superas, estará tan encantado que lo va a pregonar a los cuatro vientos. Y eso te interesa.

Con tu posicionamiento definido verás mucho más clara tu estrategia a seguir, y si lo haces bien, no sólo conseguirás que cualquiera que te conozca retenga en su cabeza tu marca, sino que harás que tu marca tenga cada vez más valor, convirtiéndolo en un activo que podrás vender en el futuro.

Edith Gómez

Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. LinkedIn