Negocios

Por qué no es momento de comprar un Iphone

Publicado el 14 de julio de 2016

Hay tres cosas que debe recordar a la hora de comprar un iPhone:

  1. El próximo iPhone siempre será mejor que el actual.
  2. Sin importar qué temporada sea, Apple siempre tratará de venderle un iPhone.
  3. Los próximos iPhones normalmente llegan en septiembre, lo que hace que el precio de algunos modelos actuales caiga.

Todo esto se reduce a una regla de oro que debe cumplir a rajatabla: no compre un iPhone después de junio; espere a que salga el nuevo.

Este año hay muchas razones para esperar. A pesar de que es un teléfono muy bueno, el iPhone 6s no respondió a algunas de las quejas más grandes que tenemos respecto de nuestros teléfonos inteligentes, en especial la duración de la batería. Mientras tanto, Samsung lanzó el Galaxy S7, el mejor hardware telefónico del mercado en este momento, equipado con una cámara difícil de superar y que puede sobrevivir una caída en la piscina.

El próximo iPhone, sin embargo, podría volver a llevar a Apple al trono del mejor teléfono inteligente. De acuerdo con mis colegas de The Wall Street Journal, se parecerá mucho al actual iPhone y (prepárense) perderá por completo el puerto de auriculares. Pero es probable que sea más delgado y más resistente al agua y que tenga mejoras sustanciales en su cámara.

Hay otra gran razón para esperar: es probable que usted utilice su próximo teléfono por más tiempo. En la medida en que los fabricantes espacian el lanzamiento de características imprescindibles y los operadores de móviles dejan de hacer actualizaciones cada dos años, la gente conserva más tiempo sus dispositivos. Actualmente, 12% de los propietarios de un iPhone tienen su aparato desde hace más de tres años, frente al 5% de hace dos años, de acuerdo con Consumer Intelligence Research Partners.

Así que elija el momento de comprar cuidadosamente, espere por las características que más le interesan y haga todo lo que pueda por mantener en funcionamiento su viejo teléfono.

Aparte de los altos mandos de Apple, nadie sabe con certeza cómo se verá el próximo iPhone. Sobre la base de los informes de mis colegas y mis propias fuentes, sin embargo, puedo armar un rompecabezas con algunas piezas clave faltantes. Un portavoz de Apple declinó hacer comentarios sobre los siguientes puntos.

El ciclo de actualización del iPhone se ha convertido en algo tan predecible como un café con leche de Starbucks. Un año aparece un nuevo diseño, y al año siguiente (el año “S”) se relanza el mismo diseño con mejoras clave, como un sensor de huellas digitales o pantalla táctil 3D. Este año, se espera que Apple rompa esa tradición: su nuevo diseño no será un cambio radical respecto de los iPhone 6 y el iPhone 6s.

¿Porqué ahora? Supongo que porque Apple sabe que estamos actualizando menos nuestros teléfonos. Neil Cybart, un analista que sigue a Apple, está de acuerdo. “A medida que nos alejamos de las actualizaciones frecuentes, cada nuevo modelo va a tener dos o tres principales puntos de venta”, dice. (El año pasado, de hecho, Apple lanzó un programa de actualización, pero no es económicamente viable para todos.)

En el caso del modelo de este año, dos de esos puntos parecen ser una mejor resistencia al agua y un diseño más delgado. Por eso, vamos a tener que renunciar a algo con lo que hemos vivido desde que metimos un casete en un walkmans: la toma de 3,5 milímetros para auriculares. En su lugar vamos a utilizar un auricular inalámbrico o auriculares de Apple que se conectan al puerto de carga Lightning.

Mi reacción inicial fue la misma que la de otras personas: indignación total contra Apple por hacer de mis queridos auriculares algo tan obsoleto como mis casetes VHS. Pero entonces decidí hacer un pequeño experimento. Durante los últimos cinco días he estado viviendo con un trozo de cinta adhesiva sobre el puerto de auriculares de mi iPhone, y todavía no he tenido que correr por Xanax.

Yo uso un par de auriculares Bluetooth para trabajar, y a sugerencia de mi colega Geoff Fowler recientemente he comprado unos auriculares QC35 con cancelación de ruido de Bose.

Si esto se convierte en una perturbación menor o en desastre mayúsculo dependerá de sus necesidades: aun si el próximo iPhone viene con auriculares inalámbricos usted todavía tendría que llevar sus viejos auriculares o un adaptador para conectar a los sistemas de entretenimiento del avión y los televisores del gimnasio. Para aquellos que tengan viejos y cómodos auriculares y que quieran conectarlos a su nuevo iPhone, Apple probablemente venderá algún tipo de dispositivo adaptador. Esta es una mala noticia para su bolsillo y una gran noticia para el negocio de los dispositivos.

Hay evidencia de que el próximo iPhone ofrecerá sustanciales mejoras respecto al iPhone 6s. Se espera que el modelo Plus de 5,5 pulgadas tenga lentes gemelas para mejorar la calidad de la fotografía en general y añadir efectos de profundidad de campo. Aunque The Wall Street Journal no ha podido confirmarlo, esto sería coherente con las adquisiciones que Apple ha hecho en los últimos años. Dos empresas israelíes en particular, PrimeSense y Linx, se especializan en imágenes tridimensionales usando múltiples sensores. Se espera que el iPhone normal de 4,7 pulgadas tenga una sola cámara con un mejor sensor. El software del próximo iPhone, iOS 10, incluye una mejor organización de fotos.

Se espera que el nuevo iPhone tenga mayor capacidad de almacenamiento. En lugar de 16 GB como punto de partida para el iPhone más sencillo, el nuevo punto de partida será 32 GB, según una persona familiarizada con los planes del iPhone de Apple. ¡Aleluya! Yo siempre he dicho que mantener el iPhone de 16 GB era sólo una estratagema de Apple para que la gente compre el modelo de 64 GB por US$100 adicionales.

El mayor interrogante que me queda es la duración de la batería. No me importa si el próximo iPhone es lo suficientemente delgado como para abrir una cerradura si tengo que recargarlo en una voluminosa caja de batería, incluso de Apple. El reciente iPhone SE (que usted puede comprar ahora mismo si busca un teléfono más pequeño), tiene una duración de al menos dos horas más que el iPhone 6s.

Si tiene ganas de comprar un nuevo teléfono, probablemente se deba a que su teléfono actual está en las últimas. Según Gallup, 47% de los estadounidenses sólo actualiza su teléfono cuando éste deja de funcionar o se vuelve obsoleto. Como dijo Tom Petty, la espera es la parte más difícil. ¡Si sólo él pudiera darle estos consejos para prolongar la vida de un iPhone!

  • Arregle esa pantalla rota. Busque hasta encontrar el precio más barato. Apple dijo que arreglaría la pantalla del iPhone 6 agrietada de mi esposa por US$130. En iCracked costaba US$140. Si usted luego canjea o vende su teléfono, obtendrá un poco de ese dinero de vuelta. En Gazelle, un distribuidor de iPhone, el iPhone 6 con pantalla rota se consigue por unos US$100 menos.
  • Compre una batería de respaldo. La rápida descarga de la batería es un signo de envejecimiento de un iPhone. Usted puede intentar algunos trucos, como bajar el brillo de la pantalla y activar el modo de bajo consumo para ganar tiempo, o puede pagar a Apple US$80 para reemplazar la batería. Si usted no quiere gastar tanto, compre una batería Anker ultra delgada por US$40, o para un iPhone 5 o 5s, una Lenmar de US$34.
  • Libere espacio. Copiar fotos y videos viejos en la nube le ayudará a evitar que su teléfono ande con la velocidad del Pontiac de su abuelo. Google Photos permite subir archivos de forma gratuita. Vaya si no a Configuraciones, seleccione Almacenamiento y luego Administrar Almacenamiento para detectar las aplicaciones más hinchadas. Si la navegación web es lenta, borre la memoria cache seleccionando Configuraciones, Safari y luego borre Historial y Website Data.

Al final, puede decidir que no quiere el iPhone 7, o como sea que Apple lo llame (sugiero el nombre “iPhone Air Pro”). Tal vez usted ha resucitado su viejo teléfono y volvió a congraciarse con él. Tal vez ame sus auriculares más que el progreso y prefiera ahorrarse los US$100 en un iPhone 6s. O tal vez Apple en realidad no pueda superar a Samsung, y opte por el Galaxy S7.

Usted puede incluso decidir esperar hasta 2017, cuando el iPhone 10º aniversario está previsto con una revisión importante del diseño. El jefe de diseño de Apple, Jony Ive, dice que está apuntando a que se vea como una sola pieza de vidrio, sin botón de inicio en absoluto. Sólo recuerde mi primera ley de hierro para comprar un iPhone: el próximo iPhone será siempre mejor que el actual.

Con información de Wall Street Journal

Los Editores

Somos una Revista Local con el objetivo de informar sobre temas de relevancia.