Tecnología

«En vez de construir muros, podemos ayudar a construir puentes»: Mark Zuckerberg

Publicado el 12 de abril de 2016

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, tiene un mensaje para Donald Trump: deja de dividir a las personas.

En el arranque de la octava conferencia de desarrolladores de Facebook (denominada “F8”), Zuckerberg describió que la misión de Facebook está más articulada que nunca, afirmando que la red social es un sinónimo de “conectar a todas las personas, y dar a cada personas una voz”. Además, señaló que la visión de la empresa es tener una visión más amplia a la inclusión y la apertura.

Ello pudo significar, indirectamente, un mensaje claro contra Donald Trump por “construir muros, y distanciar a personas que califican de ‘otros’”.

“Se necesita valor para elegir la esperanza sobre el miedo”, dijo Zuckerberg. “Hay que ser optimistas al pensar que se puede cambiar al mundo”.

En declaraciones públicas, Zuckerberg previamente había señalado que la misión de Facebook era “hacer del mundo uno más abierto y conectado”. En recientes años, sin embargo, ha sido más abierto en señalar que la misión de Facebook también es mejorar la vida de varias personas en el mundo, en particular con el proyecto Internet.org y con proyectos recientes de la compañía, como el acceso de inteligencia artificial para asistir a personas con discapacidades visuales a usar las redes sociales.

“F8” es la conferencia anual de desarrolladores de la red social. Aunque está enfocado en el desarrollador, la empresa lo utiliza como una plataforma para mostrar los proyectos más grandes de la compañía, como aviones no tripulados, ‘chatbots’ para Messenger y la posibilidad de hacer videos de 360 grados.

En este año, el F8 tuvo como meta trazar “la hoja de ruta de Facebook para los próximos 10 años”, generando para la compañía una visión de futuro en donde la realidad virtual y el factor de la inteligencia artificial estén en la red social.

El mensaje de Zuckerberg en el F8 es el siguiente:

Estamos aquí para conectar a todas las personas, para una comunidad global, para unir a las personas, para darle a todos ellos una voz, para generar un flujo libre de ideas y culturas en todas las naciones. Y esta idea de conectar al mundo se ha vuelto más fuerte en este último siglo. Tú puedes ahora viajar a casi cualquier parte del mundo en menos de un día. Los países intercambian más rápidamente y cooperan más fácilmente que nunca.

Y el internet ha significado para todos nosotros la posibilidad de acceder y compartir más ideas e información que nunca. Estamos dejando un mundo de comunidades aisladas para convertirnos en una comunidad global, donde todos podemos estar mejor por ello.

Pero ahora, cuando miro alrededor y viajo por todo el mundo, estoy empezando a ver a la gente y las naciones mirar hacia dentro, yendo en contra de esa idea de un mundo conectado y una comunidad global. Escucho voces de miedo para llamar a la construcción de muros y distanciándose de personas que califican de “otros”. Algunos en el mundo buscan bloquear la libertad de expresión, para frenar la inmigración, la reducción del comercio, y en algunos casos, incluso cortar el acceso a internet.

Se necesita valor para elegir la esperanza sobre el miedo, para decir que podemos construir algo y mejorarlo como nunca antes. Se tiene que ser optimista al pensar que se puede cambiar el mundo. Y la gente siempre te van a llamar ingenuo, pero es esta esperanza, y es este optimismo el que está detrás de cada paso importante hacia adelante.

Nuestras vidas están conectadas. Y si recibimos a refugiados que huyen de una guerra, o inmigrantes en busca de nuevas oportunidades, si nos estamos uniendo para combatir enfermedades globales como el ébola o para hacer frente al cambio climático, espero tengamos el valor de ver que el camino a seguir es unir a la gente, no apartarla. Conectar más, no menos.

Con información de Mashable

Los Editores

Somos una Revista Local con el objetivo de informar sobre temas de relevancia.