Acá por la Sierra Madre

Colima, propaganda extraordinaria

Publicado el 06 de enero de 2016

Dentro de las sucesiones estatales del año pasado, quedó pendiente la de Colima pues por diversas razones fue anulada la elección y el 17 de enero de 2016 nuevamente se llevarán a cabo comicios para elegir al próximo Gobernador del Estado.

Parte de la guerra electoral se lleva a cabo en un momento donde el Guadalupe-Reyes, Jesús de Nazareth, Santa Claus, el Año Nuevo, la rosca y los Reyes Magos, roban toda la atención del público, lo que de alguna manera refuerza la influencia del gobierno en turno, y la alianza implícita entre éste y el candidato de su mismo partido es posible que genere cierta ventaja.

En ese contexto, la víspera de la Noche Buena la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió el recurso de apelación SUP-RAP-823/2015, en el cual confirmó las reglas de suspensión de propaganda gubernamental durante el periodo de campaña en aquella entidad federativa que emitió el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) en sesión del 16 de diciembre del año 2015.

A raíz de una solicitud presentada por el Secretario General de Gobierno del Estado de Colima, el INE resolvió que toda propaganda del gobierno debe suspenderse hasta el día de la jornada electoral, a excepción de 8 campañas informativas de diversas dependencias por considerar que encuadran dentro de la propaganda gubernamental permitida por tratarse de servicios educativos, de salud y protección civil.

En la sentencia, se resolvió que “durante el tiempo que comprendan las campañas electorales (…) hasta la conclusión de la respectiva jornada electoral, se debe suspender la difusión en medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental de los poderes federales y estatales, de los municipios, órganos de gobierno del Distrito Federal, sus delegaciones y cualquier otro ente público”.

Además que “Tal imperativo constitucional y legal no es absoluto, ya que el legislador extraordinario previó excepciones, consistentes en que se difundan, en ese periodo prohibido: Las campañas de información de las autoridades electorales. Las relativas a servicios educativos. Las atinentes a los servicios de salud. Las necesarias para la protección civil, en casos de emergencia.”

Esta prohibición tiene como objetivo que la difusión de la propaganda no influya inequitativamente en la votación y además que aquella propaganda imparcial y que no afecta las preferencias de manera desigual, pueda seguir vigente durante las campañas.

En este sentido, en la sentencia se consideró que precisamente esas 8 campañas informativas a que se aludió previamente no afectan los principios de imparcialidad y equidad. Como ejemplo, la campaña del Instituto Colimense de las Mujeres que tiende a promover los derechos de las mujeres se estimó como un servicio educativo y, por ende, puede seguir haciéndose la promoción.

Aunque la sentencia es clara para el estado de Colima, ciertamente cada caso concreto que recibe el TEPJF es tratado de distinta manera y los criterios generales sobre la suspensión a la propaganda y sus excepciones toman variantes de acuerdo a las circunstancias. Lo que hoy puede ser considerado como servicios educativos, mañana puede ser que no; o lo que hoy no fue, en un futuro sí será.

El tema de la propaganda gubernamental es complejo por el cúmulo de variables que cada elección presenta y que, lamentablemente, forman parte de las razones para emitir decisiones poco jurídicas que afectan la certidumbre electoral cuando su propósito debiera ser el contrario.

 

A OJO DE BUEN CUBERO

Recomiendo la película “The Revenant” protagonizada por Leonardo Di Caprio. ¿Podrá un mexicano hacer que el otrora teen star gane un Oscar?

Adalberto Guevara Montemayor

Abogado y autor de la columna “Acá por la sierra madre” que se publica en Epicentro y Sondeo, leo muy poco para lo que me gusta, izquierda moderada, pambolero, agricultor frustrado, litigante en reposo, activista de las causas que me mueven. Que viva Ciudad Victoria y que viva Tamaulipas con sus alegres huapangos y sus mujeres bonitas.