Acá por la Sierra Madre

Gobierno moroso

Publicado el 17 de mayo de 2017

Además de los retos para recuperar la seguridad pública en el país, los gobiernos de los 3 órdenes tienen un problema mayúsculo que enfrentar: controlar su deuda y aplicar debidamente la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y Municipios que fue publicada el año pasado.

La calificadora Moody´s ya alertó sobre los problemas de liquidez que enfrentarán en el corto plazo entidades como Veracruz, Nayarit, Zacatecas, San Luis Potosí, Oaxaca, Coahuila, Chihuahua, Quintana Roo y Sonora, cuyas deudas son superiores a los montos de los ingresos que perciben.

En la víspera de la elección presidencial del 2018, este escenario es poco alentador para quienes buscarán ese puesto o cualquier otro que se dispute proximamente, pues siendo una realidad que en pleno 2017 todavía hay personas que piensan que el presupuesto se puede y/o se debe usar en campañas, la falta de liquidez alentará la idea de contratar deuda, ya sea ante instituciones o vía crédito con proveedores.

Sin embargo, aquí es donde se verá de qué está hecha la Ley de Disciplina Financiera. Ésta es muy clara, la deuda solamente es para fondear inversiones públicas productivas o para reestructuar créditos previamente contraídos. Nada más. Lejos quedaron, al menos en el papel, las situaciones en las que cómodamente podía disponerse de un crédito para subsanar gasto corriente (servicios personales, principalmente).

De igual forma, el financiamiento mediático sufrirá (o deberá sufrir) un golpe duro, pues ante la reducción de los ingresos, el primer gasto que todo gobierno debe reducir es el de comunicación social. En pocas palabras, menos anuncios de televisión, de radio o de internet para posicionar tal o cual gobierno o personaje.

México enfrenta muchos problemas, entre ellos el económico, mucho se ha hablado sobre la austeridad presupuestal, un concepto ampliamente malentendido. Que un gobierno sea austero no quiere decir que disfrace gastos ni tampoco implica dejar de gastar en el cumplimiento de sus facultades.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público ya va tarde al llamado a cerrar filas a favor del buen uso del gasto. Ante las a veces absurdas reglas de suspensión de propaganda gubernamental o la interpretación “conveniente” que realizan los operadores jurídicos de las mismas, se decidió postergar para después de los comicios del 2017 la publicación del Sistema de Alertas de Deuda Pública, que por disposición de la ley debió estar listo el 1 de abril de este año.

En México, primero las elecciones, luego las leyes.

A OJO DE BUEN CUBERO

Las visitas del titular de la Secretaría de Gobernación a territorio tamaulipeco han sido percibidas como un recorrido amargo por diversas etapas. De la esperanza de la Nueva Fase de la Estrategia de Seguridad al encono generalizado, pasando por el beneficio de la duda y manteniendo viva la llama del “esperamos que esta vez ya”.

Twitter: @adalberto_gm

email: adalbertoguevaramontemayor@gmail.com

Adalberto Guevara Montemayor

Abogado y autor de la columna “Acá por la sierra madre” que se publica en Epicentro y Sondeo, leo muy poco para lo que me gusta, izquierda moderada, pambolero, agricultor frustrado, litigante en reposo, activista de las causas que me mueven. Que viva Ciudad Victoria y que viva Tamaulipas con sus alegres huapangos y sus mujeres bonitas.