Acá por la Sierra Madre

Periscope, propia imagen y vigilancia

Publicado el 04 de marzo de 2016

Se dice con frecuencia que los gobiernos no están a la altura de las nuevas tecnologías. Hay crítica fuerte sobre lo anacrónico que resultan los métodos para realizar las funciones. Se afirma que es necesario un avance más significativo en el uso de herramientas modernas para realizar los actos en la administración pública.

Para atender de alguna manera este reclamo, en la delegación Miguel Hidalgo de la hoy CDMX se usa la red social Periscope para “sancionar” a los ciudadanos que realizan algún acto indebido exponiéndolos al público casi al instante en que la falta es cometida.

A consecuencia del uso de esta herramienta como una especie de sanción, se han interpuesto quejas ante la Comisión de Derechos Humanos local (CDHDF), en las que el reclamo central es que el city manager de “la” Miguel Hidalgo violentó el derecho humano a la propia imagen, el cual se entiende como la facultad para permitir o impedir que la representación gráfica de la persona (imagen) se obtenga, reproduzca, difunda o distribuya por un tercero.

Los supuestos agraviados aducen que no permitieron que su imagen se transmitiera a través de Periscope y por ende solicitan el auxilio de la CDHDF, ¿realmente hubo tal violación al derecho que refieren?

Es importante señalar que el artículo 19 de la Ley de Responsabilidad Civil para la Protección del Derecho a la Vida Privada, el Honor y la Propia Imagen en el Distrito Federal, establece como excepciones a la prohibición general de difundir la imagen sin consentimiento las siguientes: (i) que esté justificada por la notoriedad de la imagen; (ii) por la función pública que realice el titular de la imagen, o (iii) cuando la reproducción se haga en relación con hechos, acontecimientos o ceremonias de interés público o que tengan lugar en público y sean de interés público.

¿La difusión de la propia imagen a través de Periscope, en la forma en que lo hace la Delegación Miguel Hidalgo, puede ser considerada como una excepción?

Hay una gran razón de interés público para exponer la imagen de las personas y que justifican el uso del Periscope: disuadir a la ciudadanía a cometer actos que afectan la convivencia entre personas en lugares públicos. ¿Qué evita en mayor medida que una persona vuelva a estacionarse en un lugar para minusválidos? ¿Una multa o una exhibición pública?

Las herramientas tecnológicas y, sobre todo, las redes sociales, han empoderado a la ciudadanía frente a las autoridades, pero un sano equilibrio también permiten que los encargados de vigilar la observancia de la ley por parte de los particulares hagan mejor su trabajo.

La relación autoridad-gobernado ha evolucionado de manera muy rápida en los últimos 10 años. El entendimiento de que Periscope, y sus primos mayores Twitter y Facebook, son ahora los jueces de una nueva forma de convivir, no debe asustar ni atemorizar, sino que debe ayudar a construir una mejor gestión pública y ciudadanos más comprometidos.

A OJO DE BUEN CUBERO.

No tengo la menor duda que Spotlight merecía el Oscar. Aquí una explicación muy detallada del porqué: http://horizontal.mx/spotlight-los-lectores-son-el-centro/

Adalberto Guevara Montemayor

Abogado y autor de la columna “Acá por la sierra madre” que se publica en Epicentro y Sondeo, leo muy poco para lo que me gusta, izquierda moderada, pambolero, agricultor frustrado, litigante en reposo, activista de las causas que me mueven. Que viva Ciudad Victoria y que viva Tamaulipas con sus alegres huapangos y sus mujeres bonitas.