Crónicas Políticas

2016, cambio completo de programa

Publicado el 28 de febrero de 2014
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

“Reporte Indigo” de Ramón Alberto Garza publicó en su edición de papel del miércoles una sensacional entrevista de primera plana donde Abel Guerra Garza descarta que Rodrigo Medina de la Cruz tendrá injerencia en la designación del próximo candidato a Gobernador.

(Ramón Alberto Garza tenía 26 años de edad cuando fue designado director editorial de El Norte, y durante su gestión de 18 años obtuvo ese periódico de Monterrey 18 premios internacionales).

Abel Guerra Garza, orgullosamente de Reynosa, es un poderoso político de Nuevo León que ha sido diputado federal, diputado local, dos veces alcalde del municipio de Escobedo, pre-candidato a Gobernador en 2003. Actualmente es diputado federal plurinominal y por supuesto que buscará nuevamente la nominación del PRI para disputar la gubernatura, el próximo año.

Guerra quiso jugar en 2009 por la gubernatura pero el mandatario saliente, José Natividad González Parás, ya tenía dispuesto que su secretario general de gobierno Rodrigo Medina de la Cruz fuera su sucesor y operó para “aplacar” a los otros aspirantes.

Por eso ahora grita Abel con júbilo que el gobernador saliente no tendrá como Nati la potestad para imponer designios políticos supremos. ¿Por qué? ¡porque hay Presidente con sello del PRI en Los Pinos!.

Esta lógica del paisano reynero tiene aplicación universal, si se toma en cuenta que en el caso Michoacán, el Presidente Enrique Peña Nieto actúa con un pragmatismo político que no se atora en las figuras retrógradas, caducas y obsoletas como soberanía estatal, independencia, autonomía.

Digámoslo sin retobos y en plata limpia: el “dedazo” presidencial está de regreso.

Tamaulipas renovará en el año 2016 los 43 Ayuntamientos, el Congreso local y el poder ejecutivo local. Como ya no reina en México el PAN desde Los Pinos (¡gracias, Dios¡), el Gobernador saliente tendrá que esperar a que se produzca el designio superior.

Tomás Yarrington Ruvalcaba ganó cuando perdió. El 2 de julio del año 2000 sucumbió su candidato Francisco Labastida Ochoa ante la avalancha de votos a favor del panista Vicente Fox Quesada.

Pero cuatro años después, en 2004, Yarrington decidió en la soledad de su despacho que su delfín para la sucesión lo fuera Eugenio Hernández Flores, en lugar de Homero Díaz Rodríguez, que también aspiraba. Nadie del centro le reparó.

Hubo una consulta a la base, con Oscar Luebbert Gutiérrez como disidente, pero Eugenio ganó ampliamente la votación por razones obvias. Y luego ganó así mismo la elección constitucional.

Cinco años después, Eugenio repitió la jugada de resolver sin injerencias la sucesión, favoreciendo al médico Rodolfo Torre Cantú que tenía un amplio respaldo popular por su desempeño en cargos donde ayudó a los tamaulipecos e hizo muchos amigos, como Secretario de Salud.

Pero la historia dio un viraje y ahora las cosas son diferentes pues con el retorno del PRI a Los Pinos llegaron también las viejas tradiciones, los usos y costumbres, estilos, protocolos, rutinas, hábitos y modas del pasado.

Vistas así las cosas, es recomendable revisar las designaciones desde Tomás Yarrington hacia atrás, (Cavazos Lerma, Américo Villarreal Guerra, Enrique Cárdenas, Martínez Manautou), para conocer los resortes que se movieron en cada caso e intuir cómo se hará ahora el “dedazo”. Pendientes.

Mientras tanto, la comisión especial legislativa que encabeza el diputado local victorense Ricardo Rodríguez Martínez aprobó una lista de 21 aspirantes a los tres cargos de consejero electoral y los someterán a entrevistas y evaluación los días 3 y 4 de marzo, a efecto de documentar un dictamen que luego será votado por el pleno del Congreso local.

Los tres consejeros cuyos ciclos están por vencerse tienen derecho a reelección y figuran entre los candidatos. No sería extraño que resulten confirmados, para hacer honor a la regla de la casa. (Remember ITAIT).

Por su parte, el Gobernador atendió ayer en Matamoros la visita del Secretario de Marina y del director general de PEMEX, que sobre-volaron en helicóptero e hicieron una evaluación en tierra sobre los avances que tiene el Proyecto Puerto Matamoros.

Conocido anteriormente como Higuerillas, el ahora denominado Puerto Matamoros es un proyecto que impulsará la actividad económica de esa ciudad fronteriza por el movimiento de carga por mar. Luego se enriqueció el proyecto por los hallazgos submarinos petroleros.

Puerto Matamoros debió quedar autorizado desde el gobierno de Eugenio Hernández Flores, pero hubo una obcecación del gobierno federal panista de Felipe Calderón Hinojosa, de hacerlo demorar, nomás por estorbar el crecimiento de una pujante región gobernada por el PRI.

Hoy, el PAN naufraga en el proceloso mar de las intrigas, las traiciones, el sabotaje y otros pecados impensables entre la gente bonita. Ernesto Cordero Arroyo dejó transitoriamente el Senado para competir por la presidencia nacional del partido, sin dejar de mandar mensajes envenenados contra su rival Gustavo Madero, que va por la reelección. Y ganará, si no, ¿para qué sirve el Pacto?.

Josefina Vázquez Mota prefirió quedarse en la raya y no tuvo empacho en decirlo públicamente: no participará en la elección porque hay dados cargados y el desenlace terminará de hundir al partido.

En Tamaulipas, Javier Garza de Coss y Maki Ortiz Domínguez, enemigos jurados de García Cabeza de Vaca aunque por motivos diferentes, simpatizan con Gustavo Madero, en tanto que el ex alcalde de Reynosa, ex director de CORETT le apuesta a Cordero porque así se lo ordena su jefe nacional Roberto Gil Zuarth, a quien se debe.

En Nuevo Laredo, el alcalde Carlos Cantúrosas Villarreal consiguió que el Cabildo autorizara otro aumento al presupuesto del Plan de Obra Pública, por un monto de 48 millones de pesos en números cerrados, hasta alcanzar una cifra récord de 917 millones de pesos.

Explicó el alcalde a sus colegas ediles que el incremento fue posible gracias a una aportación adicional del programa federal de fortalecimiento a municipios, por 34 millones de pesos, lo que se sumó a recuperaciones de remanentes de los tres últimos años de ese mismo programa, por 14 millones de pesos.

Este recurso adicional incorporado al Plan de Obra Pública 2014 se usará en la construcción de tres edificios de escuelas primarias y en pavimentación de calles de la colonia Francisco Villa.

También en Nuevo Laredo, los periódicos publicaron las licitaciones de 18 obras municipales por un monto de casi 30 millones de pesos y que tendrán un impacto en la economía local por la derrama de beneficios que alcanzará a casas de materiales de construcción, mano de obra contratada y otros proveedores.

Distribuido por la Oficina de Gestoría de Prensa, S. A. de C. V.

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI