Crónicas Políticas

Con las convocatorias, consigue moverse el PRI

Publicado el 19 de enero de 2018

Soltó el PRI nacional las convocatorias para la elección de candidatos al Senado y a la cámara de diputados, y produjo una desbandada de aspirantes que suponemos se encerraron, por separado, para revisar con lupa el documento, antes de atender a la prensa.

Enmudecieron los políticos para echarse un clavado en las 27 páginas de la convocatoria, especialmente las de letra chiquita, para no ser sorprendidos con candados o reglas especiales que los descalifiquen. La burra no era arisca…

Tamaulipas tendrá convención de delegados el 16 de febrero donde elegirá a los dos candidatos al Senado. El registro de los aspirantes se hará el 27 de enero.

Pero puede haber un acuerdo mediante el cual todos los prospectos declinen a favor de uno, varón, lo que no impedirá que se haga la convención del 16 de febrero.

El aspirante más perfilado es Baltazar Hinojosa Ochoa, diputado federal por tercera ocasión. Como candidato a Gobernador obtuvo en el año 2016, 486.124 votos, en una elección manchada por la sospecha de la confluencia de fuerzas externas, que la Secretaría de Gobernación nunca investigó.

Hinojosa Ochoa es evocado con nostalgia, por los tamaulipecos que están convencidos que debió estar al frente de los destinos del Estado, y no estar padeciendo ellos una situación social muy adversa, con problemas recrudecidos y una ausencia de autoridad.

Otros pre-candidatos al Senado son Edgar Melhem Salinas, Enrique Cárdenas del Avellano, Ramiro Ramos Salinas, Alejandro Guevara Cobos, Paloma Guillén Vicente, muy debilitados estos dos últimos.

La convocatoria para la elección de candidatos a diputados federales tiene las mismas fechas de la convocatoria de senadores, lo que supone las renuncias de presidentes municipales y diputados locales, que se sientan con la suficiente fuerza para conseguir una nominación.

Los actuales senadores tamaulipecos y los anteriores, pertenecen al PAN, y Manuel Cavazos Lerma cobra en la cámara alta del Congreso de la Unión, pero como senador de primera minoría.

Es además el hombre del nuevo amanecer, el legislador menos productivo del sexenio. Se la pasó nomás viajando por el mundo, con cargo al erario.

A propósito de candidatos, una encuesta practicada en Reynosa revela que los ciudadanos consultados quieren como actores en la contienda municipal a Maki Ortiz Domínguez, del PAN, contra Ernesto Robinson Terán, del PRI.

No les gustó ni el Chuma ni la señora María Esther Camargo de Luebbert para verlos en la boleta de Reynosa.

En tanto que en Río Bravo, el aspirante a candidato independiente a la presidencia municipal, Miguel Angel Almaraz Maldonado, ex presidiario, ex presidente estatal del PRD, se duele en Facebook de la escasa respuesta de quienes se apuntaron como sus colaboradores en esa aventura.

Insinúa Almaraz que puede hacer a un lado este proyecto político porque duda que sea el líder cívico que sus amigos le dijeron que era.

Almaraz estuvo acusado de delitos de delincuencia organizada pero asegura que fue absuelto.

En San Fernando, el médico Gabriel Garza de la Garza repite sus campañas oftalmológicas, en colonias y ejidos, pues quiere volver a ocupar la oficina principal del palacio municipal. Les abre bien los ojos a la gente, sobre lo que les conviene.

Y en Valle Hermoso, Elifa Gómez Lozano (en realidad se llama Eliphaleth) anda desatado picando piedra para llevarse la nominación, aprovechando una doble circunstancia: el alcalde Daniel Torres está descalificado para la reelección, y Efraín León de León está totalmente en la lona.

A nivel nacional, la nota es que el Gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, del PAN, consiguió doblegar al gobierno federal con sus tenaces y valientes denuncias, pues hoy hará la PGR el pedido oficial a Estados Unidos, de la extradición del corrupto ex Gobernador César Duarte Jaquez, del PRI.

Corral tiene una pelea frontal con Los Pinos, pues su combate a la corrupción trajo como consecuencia la represalia económica, al retenerle Hacienda flujos de recursos ya convenidos.

En Tamaulipas, la corrupción de Egidio Torre Cantú es un tema chafeado por el gobierno de los vientos del cambio, pues lo han acusado públicamente de haberse robado hasta la caja fuerte, pero no han movido la maquinaria judicial en su contra.

Han fingido inclusive una discrepancia entre el contralor gubernamental y el pastor del Congreso local, por las cifras del dinero que atribuyen a Egidio haberse embolsado ilegalmente, pero son valores entendidos.

Torre Cantú se carcajea en Nuevo León porque sabe que pagó cara la protección y el encubrimiento y que no lo tocarán ni con la brisa de una amable invitación a comparecer.

Mientras, no tiene la menor importancia si son cinco mil millones de pesos, quince mil o veinte mil, los que se robó el ex Gobernador y sus colaboradores, pues él permanece fuera del alcance de la voluntad política de hacerlo pagar sus delitos.

Cambiamos de tema para referir que ayer leímos en El Mercurio de Tamaulipas, la columna de Denisse Romero donde pide al gobierno del Estado, que repita los eventos donde los periodistas pueden platicar con los miembros del Gabinete.

“Es un buen ejercicio de apertura y accesibilidad”, dice la guapa colega, hablando del almuerzo servido el miércoles en el Casino Victorense, muy malo por cierto pues contrataron el peor platillo, con abundancia de meseros pero sin suficientes tortillas, salsas ni otros complementos.

Los discursos fueron melosos, auto-complacientes, pletóricos de juramentos de respeto a la prensa, pero cometieron la grosería de no sentar en la mesa principal a un periodista ni permitieron que nadie hablara en nombre del gremio, cuando menos para agradecer.

También fue un abuso que el maestro de ceremonias prohibiera y regañara desde los micrófonos a los periodistas por intentar entrevistas con los funcionarios que asistieron al evento.

El Procurador de Justicia y el Secretario de Seguridad Pública fueron escondidos de la prensa, para que nadie los molestara con preguntas incómodas sobre el nivel de narco-violencia que envuelve a Tamaulipas.

En Acapulco, periodistas costeños hicieron un homenaje póstumo a su ex colega Carlos

Domínguez Rodríguez, al inhumar sus restos en el panteón municipal, y exigieron al gobierno de Tamaulipas una investigación que lleve a la captura y encarcelamiento de quienes le quitaron la vida a cuchilladas, en Nuevo Laredo.

Carlos era nativo de Veracruz pero trabajó un tiempo en Acapulco y otros municipios de Guerrero, donde hizo muchos amigos que lloran su triste destino.

Periodistas de Nuevo Laredo también quisieron organizar marchas de protesta para exigir justicia, pero fueron advertidos que podrían correr la misma suerte de su compañero, y prefirieron declinar.

En Matamoros, el presidente municipal Jesús de la Garza Díaz del Guante intenta otro experimento para resolver la bancarrota del Ayuntamiento, con la fusión de tres dependencias que manejará el ingeniero Salvador Treviño Garza.

Chuchín busca una modernización administrativa porque actualmente tiene un desastre que se traduce en la declaración de moratoria, en perjuicio de los proveedores.

Antes de irse en busca de la reelección, el alcalde hizo otros cambios en la estructura de gobierno, incluida la dirección de comunicación social, que también está en bancarrota, pero moral y ética.

Cumple años el periodista victorense Mario Cancino.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI