Crónicas Políticas

Don Enrique Cárdenas González

Publicado el 02 de marzo de 2018
Share on Facebook3Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Un tercer descalabro recibió el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca con la renuncia del Secretario de Seguridad Pública Luis Felipe López Castro, pues deja tirada la dependencia luego de más de un año de fracasos consecutivos, que se reflejan en un ambiente de guerra que sofoca a Tamaulipas.

El problema es que el funcionario que acepte el cargo de Secretario de Seguridad Pública empezará su función pública desde ceros, pues seguramente será un forastero, ignorante hasta de la geografía tamaulipeca, ya no digamos de la problemática local.

El clima de violencia que padecen los municipios, especialmente Reynosa y la capital del Estado, ha creado una psicosis de terror que alcanzó inclusive al gobierno del Estado pues ahora amurallan el palacio cuando el titular del poder ejecutivo llega a despachar allí.

Luis Felipe López Castro no hizo una gestión notable, destacada, digna de encomio. Fue un funcionario de escritorio que tranquilamente se embolsaba su salario quincenal, sin desplegar una estrategia propia, diferente, original, de combate a los infractores de la ley.

Era más dado a aparecer en ceremonias gubernamentales que no tenían nada qué ver con la seguridad pública.

Los penales, que dependen de la Secretaría de Seguridad Pública, siguen estando podridos, en su manejo ejecutivo y en su interior, con venta libre de drogas, bebidas alcohólicas, cobro de cuotas de protección, auto-gobiernos, ejecuciones, fugas. Pura corrupción.

Hace apenas unos días, agentes de Fuerza Tamaulipas se dieron de balazos entre ellos, en Altamira, cuando estaban ebrios en el hotel de su residencia, peleándose los amores de una superior jerárquica.

Cabeza de Vaca tuvo además otro descalabro pero de carácter político, cuando se reveló que su amigo Raúl García Vivián, a quien entregó el manejo de la COMAPA de Río Bravo, fue obligado a renunciar a su ambición de convertirse en candidato del PAN a presidente municipal.

García Vivián se sentía dueño de la nominación pero algo extraño y misterioso ocurrió en el ínter, que lo descartó de manera fulminante de la escena política, dando paso a la entronización azul de un personaje que no sólo no milita en el PAN, sino que iba a ser el candidato de MORENA.

Carlos Ulivarri López fue presidente de la CANACO riobravense y ahora está incorporado a la directiva de FECANACO; hace dos años fue candidato independiente a la presidencia municipal. Repetiría pero bajo los auspicios de MORENA.

Es un enigma la circunstancia en la que se produjo su arribo al PAN, si fue iniciativa propia o a invitación de algún jefe del PAN-gobierno. El caso es que Raúl García Vivián tuvo este severo tropiezo y buscará con quién desquitarse.

Por el rumbo del PRI, mañana abre la inscripción de solicitantes de candidaturas. Se confirmó que Oscar Almaraz Smer va por la reelección en Ciudad Victoria, lo que hizo feliz al médico Xicoténcatl González Uresti.

Roberto Razo era la propuesta del sindicato petrolero de Ciudad Madero, pero repentinamente decidió que no valía la pena y dejó los rayones. Tal vez se registre por la libre la diputada federal Monserrat Arcos Velázquez.

En Río Bravo, el licenciado Juan Diego Guajardo Anzaldúa obtuvo licencia para separarse de la jefatura del Cabildo por un lapso de diez días, a efecto de atender la liturgia política partidista.

Otro tanto hará hoy en Matamoros el licenciado Jesús de la Garza Díaz del Guante y aprovechará para que el Cabildo haga algunas modificaciones en el Gabinete municipal.

Rubén Moreira Valdés, secretario de organización del CEN del PRI, y su esposa Carolina Viggiano Austria, coordinadora en la II circunscripción, de la campaña de José Antonio Meade, vendrán a Ciudad Victoria a principios de semana.

El matrimonio Moreira-Viggiano goza de la simpatía personal del candidato presidencial y ellos quieren corresponderle, ajustando tuercas en Tamaulipas, donde el priísmo está de capa caída.

Por cierto, descubrimos ayer que hay otro tamaulipeco muy cercano a Meade y se trata de un hermano de Morelos Canseco Gómez, su asesor en materia fiscal.

Una noticia triste es el fallecimiento de don Enrique Cárdenas González ocurrida la madrugada de ayer en Ciudad Victoria, Tenía 91 años de edad. Fue Gobernador del Estado en el sexenio 1975-1981.

Fue un político bronco, de la vieja escuela, autodidacta, emprendedor, ingenioso, innovador, impulsor de una nueva generación de servidores públicos. Un hombre poderoso que dejó huella por todos los rincones del Estado, con obras que reclamaba la sociedad.

Tuvo enemigos formidables, como Jesús Reyes Heroles que inventó a Carlos Enrique Cantú Rosas para fastidiarlo; Manuel Cavazos Lerma urdió una trama perversa para hacerle daño, con motivo de la muerte de Ruiz Massieu.

Cuando don Enrique visitaba Nuevo Laredo, llegaba a las seis de la mañana al restaurante Quinto Patio, para tomar café, platicar con sus colaboradores y amigos, leer periódicos y almorzar.

El entonces joven y nuevo reportero Juan Carlos Pérez Guerra le llevaba los periódicos del día a El Quinto Patio o al restaurante del hotel El Río de don Ramón Salido Longoria, donde se hospedaba.

También de Nuevo Laredo, don Edmundo Lozano Calzado aceptó la invitación de Enrique Cárdenas González y se convirtió en su segundo jefe de prensa, pero sólo cuando el mandatario aceptó dos requisitos:

Derecho de picaporte y que atendiera sus recomendaciones. Estaba muy golpeada la imagen de don Enrique, pero al paso del tiempo fue percibido por la sociedad tamaulipeca como un servidor público sensible, comprometido con las mejores causas, gracias a que modificó conductas y al trabajo de Mundo Lozano.

Doña Bertha del Avellano y sus hijos reciben condolencias y otras expresiones de solidaridad y cariño, de una sociedad agradecida, que comparte con ellos la aflicción por el fallecimiento de don Enrique.

Gustavo Cárdenas Gutiérrez, su sobrino, también llora la muerte del ex Gobernador.

Pero la vida sigue y cumple años Sergio Zertuche Zuani, director de recursos humanos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Sus amigos le entregaron como regalo adelantado, un artístico pastel y le asestó una mordida que despertó alaridos.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI