Crónicas Políticas

Elogio presidencial al sector salud

Publicado el 24 de enero de 2014
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Las palabras de la Secretaria federal de Salud Mercedes Juan López fueron música celestial para su colega Norberto Treviño García Manzo, ayer en Tampico: Tamaulipas tiene estándares de calidad a nivel de excelencia, superiores a la media nacional.

El Gobernador Egidio Torre Cantú escuchó el piropo desde el asiento principal del templete instalado en uno de los espacios abiertos del vetusto edificio del hospital general “Dr. Carlos Canseco”, y sonrió complacido, lo mismo que el alcalde porteño Gustavo Torres Salinas.

Los Sub-secretarios de calidad y atención médica especializada Américo Villarreal Anaya y de planeación y vinculación social Gabriel de la Garza Garza, se esponjaron como pavo-reales ante el cálido, entusiasta y rotundo reconocimiento expresado por la emisaria presidencial por la calidad de los servicios prestados por el sector salud de Tamaulipas.

Este es un día histórico, dijo por su parte en su mensaje de bienvenida el alcalde Torres Salinas, destacando la cuantía de la inversión autorizada por la federación para construir un nuevo hospital general “Dr. Carlos Canseco”, casi mil millones de pesos. Será el más grande en su género, en el Estado.

Hablaron también el mismo doctor Treviño García Manzo (se quejó en broma de que las porras no fueron parejas pues a él no lo ovacionaron tanto como al ingeniero Torre), el Secretario de Obras Públicas Manuel Rodríguez Morales y remató el Gobernador del Estado.

La Secretaria Mercedes Juan López (algún día vamos a descubrir el origen de tan curioso apellido) anunció que de los 25 inversiones en infraestructura autorizados por el Presidente Peña Nieto, tres son para Tamaulipas: los nuevos hospitales de Tampico, de Ciudad Madero y el de Matamoros.

“Peña Nieto le está cumpliendo a Tamaulipas sus compromisos de campaña”, dijo la Secretaria de Salud, al menos los que tienen qué ver con su dependencia.

Más tarde nos aclararía el Sub-secretario Gabriel de la Garza Garza que a finales de año estarán arrancando la construcción en Ciudad Madero y que no será una duplicidad o empalmamiento con el hospital de Tampico, pues cubren necesidades diferentes.

Agregó el ex alcalde y ex diputado local de San Fernando que el hospital de Ciudad Madero tiene una antigüedad de 80 años y que se empezó a construir en una casa, con dimensiones modestas, y que el tiempo y el crecimiento de la población lo han vencido.

Dijo que resulta imperativo modernizar ese nosocomio para que cumpla las normas de funcionamiento y para que actualice sus equipos de atención a la ciudadanía.

Previamente, el Secretario Treviño García Manzo rindió en el Centro de Convenciones de Tampico, un informe de tres años de servicios médicos brindados a los tamaulipecos, haciendo destacar el enorme gasto dispuesto por el ingeniero Torre Cantú para ampliar y mejorar los servicios prestados a los ciudadanos, especialmente la construcción de hospitales como los de Río Bravo, Valle Hermoso y otros.

La doctora Juan López, Egidio, Norberto, Gustavo, los delegados del IMSS José Manuel Assad Montelongo, y del ISSSTE, Enrique de la Garza Montoto; la dirigente estatal de los burócratas y diputada local Blanca Guadalupe Valles Rodríguez; los Secretarios Manolo Rodríguez Morales y de Desarrollo Económico y Turismo Mónica González García y otros invitados, “pegaron” algunos bloks con cemento, simbolizando la construcción de la primera etapa del nuevo edificio del hospital general jaibo.

Saludamos en la ceremonia al médico de Nuevo Laredo pero avecindado en Tampico, Guillermo García Aguirre, hoy funcionario en el gobierno municipal porteño, tratando de conseguir una segunda entrevista con la Secretaria de Salud pues resultaron ser parientes políticos.

La alta funcionario federal está casada con un primo del padre de la dinastía de los Kennedy de Nuevo Laredo; un amigo bromista le recomendó a Guillermo que le sonsaque un nombramiento en el sector salud. Pero él no se entusiasmó porque disfruta servir en el gobierno de su amigo Gustavo.

En temas políticos, ayer se reunió el consejo político municipal del PRI de Río Bravo para aprobar que sea mediante asamblea de consejeros que se elija al presidente del comité municipal que maneja el profesor Horacio Tovar Cano.

Rápidamente saltaron a la palestra los nombres de dos prospectos a la dirigencia tricolor, la licenciada Verónica Serna Gallardo, actual secretaria general del PRI, y el sexto regidor Alfredo Heliodoro Cantú Cuéllar.

Cantú Cuéllar es novato pero tiene un padrino de oro, el tesorero municipal Zacarías Melhem Kuri, su suegro, en tanto que Verónica tiene el mérito de haber llevado a don Zacarías a la actividad política a la que era renuente, al grado de hacerse él responsable de recaudar dinero para construir el edificio propio del partido., de próxima inauguración.

En Reynosa parece no haber nada qué discutir pues hay consensos que favorecen al joven abogado Heberardo González Garza (así lo escribe él), que hizo un buen papel al frente de la Fundación Colosio.

Por su parte, el presidente estatal del PAN José Alberto López Fonseca enderezó ahora sus baterías contra el nuevo presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, José Martín García Martínez, por considerarlo un fósil de la dependencia, entregado al gobierno y sin pizca de independencia.

Dijo el líder albi-azul que José Martín tiene 20 años trabajando en la CEDH y que significa la continuidad de la indolencia y el desdén por los derechos humanos de los tamaulipecos. Reprochó que los diputados locales hayan acatado la consigna de hacerlo elegir, con los votos en contra de sus colegas del PAN.

Casi en respuesta a esta diatriba, el diputado federal del PRI y coordinador de la escuálida bancada tamaulipeca, Enrique Cárdenas del Avellano, calificó de hipócritas y dobles a los legisladores del PAN pues presumen un discurso defendiendo la transparencia, pero son incapaces de abrir ellos mismos una investigación que haga luz sobre los “moches” que piden a los alcaldes panistas a cambio de autorizarles más inversiones federales.

“No tienen calidad moral cuando reclaman transparencia pues no predican con el ejemplo; no tienen valor moral”, dijo en tono enérgico el diputado federal Cárdenas del Avellano.

Distribuido por la Oficina de Gestoría de Prensa, S. A. de C. V.

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI