Crónicas Políticas

Esto apenas empieza, Egidio no está amnistiado

Publicado el 14 de octubre de 2016

La caída de Javier Duarte del gobierno de Veracruz replantea en Tamaulipas la pregunta de moda: ¿por qué Egidio Torre Cantú no es perseguido por los posibles delitos de corrupción cometidos en los seis años (menos tres meses) en que tuvo en sus manos el manejo de la administración pública estatal?

La respuesta la conseguimos ayer en el palacio de gobierno: están por concluirse las auditorías externas en las principales dependencias, y a partir de los resultados, se emprenderá un procedimiento judicial para llamar a cuentas a quienes resulten con probables responsabilidades.

No habrá borrón y cuenta nueva. Es un ofrecimiento del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, que se concretará en las siguientes semanas, cuando se ponga en funcionamiento la maquinaria judicial en materia de anti-corrupción.

Algunos descubrimientos han escandalizado a los nuevos funcionarios. Dos botones de muestra. 1.- Hallaron escondidos en escritorios, mil doscientos nombramientos de carácter federal, que nunca fueron entregados, pero los salarios que llegaban quincenalmente se cobraron religiosamente.

2.- Un gran número de vehículos oficiales se remataron a precio de regalo, entre los propios funcionarios salientes, con el pretexto de que estaban inservibles. Algunas Suburban de modelo reciente costaron ocho mil pesos. Les pusieron acumuladores de energía nuevos (baterías) y listo.

Otro caso sensacional (por la impunidad que lo envuelve) es la instalación de torres de pánico en la vía pública, que nunca funcionaron pero que costaron alrededor de cien millones de pesos, porque incluyó un paquete de video-cámaras de vigilancia, que tampoco sirvieron para nada.

Javier Duarte perdió ostentosamente la simpatía y protección de Los Pinos y es inminente que baile la bamba tras de las rejas, si es que antes no consigue una negociación que lo blinde contra cualquier sentencia.

Egidio Torre Cantú nunca tuvo la simpatía de Los Pinos, y ni él ni sus colaboradores del área se preocuparon por conquistarla. Enrique Peña Nieto nunca vino a Tamaulipas a inaugurar obras, repartir recursos, a dejarse querer. Vino obligadamente, de paso, sólo por unas horas, para cumplir.

Por eso lo dejaron terminar su gestión sexenal (menos tres meses) sin molestarlo, simplemente lo ignoraron. Egidio mismo hubiera querido irse del cargo con anticipación, pues agotado el presupuesto, por los recortes y su propia voracidad, ya para que perder el tiempo, con un creciente repudio de la gente, en todos los niveles.

(Egidio es el único Gobernador de quien hasta sus propios colaboradores del más alto nivel hablaban mal de él. Su vocero Guillermo Martínez García se quejaba en sus alegres encuentros vespertinos que era un cabeza-dura que no se dejaba ayudar. Lo decía en otros términos, impublicables aquí).

Será cosa de la casualidad o producto de inteligencia política, pero la persecución de ex funcionarios estatales iniciará justo cuando esté por acabarse la luna de miel del nuevo gobierno con la sociedad, cuando el respetable pida muestras del cambio prometido.

No es afortunado el debut de este gobierno panista, si se toma en cuenta que van varios soldados y policías muertos en acciones contra los delincuentes, un motín carcelario, la caída de un helicóptero en circunstancias no aclaradas y hasta el amago de una controversia constitucional.

También se están repitiendo los bloqueos carreteros, en el sur del Estado y en el tramo Victoria-Matamoros (dos veces), por parte de agricultores que presionan al gobierno federal para que les cumpla las promesas de apoyos.

El miércoles quedamos atorados en la Y de San Fernando, por el primero de los bloqueos campesinos. Hoy iremos de regreso a la frontera y esperamos contar con mejor suerte.

Cientos de vehículos, especialmente de carga, quedaron inmovilizados sobre la carretera. Funcionarios del gobierno del Estado se concretaron a invitar a los revoltosos a deponer el movimiento, ilegal, porque no pueden hacer más. El problema es de carácter federal.

Ayer hubo nuevos episodios de violencia en la frontera chica, con la muerte de un policía estatal y varios infractores heridos y detenidos. La noche del miércoles hubo además bajas de vidas humanas en Ciudad Victoria, con secuelas el jueves, incluyendo incursiones militares en escuelas para buscar culpables.

Los tamaulipecos quieren ver el cambio prometido y el tiempo apremia porque los problemas dejados por Egidio se están complicando.

Más acción, menos palabras, es el reclamo.

Justo en Monterrey, hubo otra explosión de violencia en el penal del Topo Chico, en el día del informe del primer año del Gobernador independiente Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, con un muerto y muchos heridos.

El Bronco no ha podido hacer una gestión satisfactoria porque los problemas son muchos, agudos y multiplicados, amén de que como en el caso de Tamaulipas, no tiene dinero.

El ex Gobernador Rodrigo Medina de la Cruz goza de cabal salud aunque con menos dinero, pues la defensa contratada cobra las perlas de la Virgen, pero cuando menos lo ha salvado, hasta ahora, de pisar la cárcel.

Mientras tanto, el presidente municipal de Ciudad Victoria Oscar Almaraz Smer se reunió en la Ciudad de México con diputados tamaulipecos encabezados por Edgar Melhem Salinas.

El jefe de la comuna victorense planteó ante los legisladores la necesidad de canalizar un mayor número de recursos a la capital de Tamaulipas, para poder encarar con éxito los retos de hacerla crecer con dignidad.

Pidió concretamente el licenciado Almaraz Smer, la promoción de un gasto por 318 millones de pesos, que se destinarían a la pavimentación de 230 calles, utilizando concreto hidráulico para garantizar larga vida a esas modernas vialidades.

Por el rumbo de Matamoros, el licenciado Jesús de la Garza Díaz del Guante atendió la visita de la directiva y miembros de la Unión de Comerciantes del Noreste, ante quienes expuso su proyecto de reactivación de la economía.

Refugio Dávila Gutiérrez y sus agremiados, aplaudieron la intención de crear una bolsa de proveedores que privilegiará a empresarios de Matamoros, a efecto de que la circulación monetaria crezca y se quede en el municipio.

Anunció así mismo el licenciado Chuchín, que se reunirá en fecha próxima con el Gobernador del Estado, para solicitar su anuencia a un proyecto de seguridad pública, diseñado por expertos en abatir índices delictivos.

Los empresarios de Matamoros ofrecieron unir sus esfuerzos a los del Ayuntamiento, para conseguir pronto la recuperación de la actividad económica, en el entendido de que todos buscan la prosperidad y el bienestar de la ciudad.

En Nuevo Laredo, tres niños de una escuela primaria, particular, visitaron el palacio municipal para recibir del titular del Cabildo Enrique Rivas Cuéllar, becas de excelencia y apoyos para viajar a la India, donde participarán en el concurso mundial robótico.

Rivas Cuéllar felicitó a los niños, a sus padres y profesores, por su nivel de aprovechamiento escolar y de inventiva. Ganaron en Monterrey el derecho a participar en el nacional celebrado en la Ciudad de México, donde repitieron la hazaña.

Un tercer lugar en el tema de reciclaje robótica les dio pase a la competencia mundial, en la India, donde participarán representantes de más de 50 países. Los niños son Jorge Zamarripa Tolentino, Angel Raúl Marchán Villegas y Humberto Gutiérrez Bermea.

Enrique apapachó a los infantes y los puso como ejemplo a seguir, pues están obteniendo buenas calificaciones, no sólo en las asignaturas escolares, sino en la inventiva.

Ayer cumplió años el periodista de Matamoros Miguel García Ramos, y mañana, el licenciado Carlos Arturo Guerra Velasco, editor del periódico Contacto de Matamoros.

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI