Crónicas Políticas

Nadie sabe, nadie supo, pero ya corrigen el error

Publicado el 05 de abril de 2017

Francisco García Cabeza de Vaca dijo ayer en conferencia de banqueta que ya dispuso reformar la reforma al código penal, para que se elimine lo que pueda traducirse como una afectación a la libertad de expresión, especialmente en redes sociales, “que siempre he respetado”.

Omitió el Gobernador del Estado reconocer que la redacción del texto fue errónea, no pidió disculpas a la sociedad ni señaló culpables. Se concretó a repetir que está muy reconocido por el valor de las redes sociales, porque, dijo, ayudaron a hacer despertar a Tamaulipas.

El jefe jurídico del mandatario, Abelardo Perales Meléndez, entregó al filo de la media noche del lunes, el texto enmendado, en el edificio de la Cámara de Diputados de Tamaulipas, para que los diputados locales ahora sí lo lean con detenimiento, en comisiones y en el pleno, antes de someterlo a votación.

En el ínter, se desató una carrera frenética por encontrar al culpable de haber hecho aprobar lo que se conoce como Ley Mordaza, poniendo especial atención en desligar de la autoría de la iniciativa, a Cabeza de Vaca.

“Lo engañaron” sus asesores, colaboradores o quienes hayan tenido que ver el texto de 37 páginas que contiene la reforma al código penal, dicen quienes pretenden desligar al mandatario de la pifia cometida.

Flaco favor para el Gobernador porque lo quieren hacer aparecer como badulaque, zopenco, ñoño, mentecato, fácil de embaucar; preferimos imaginar al dueño del poder estatal como malvado, perverso, avieso, antes que como tarugo.

El hecho es que la iniciativa de reforma lleva la firma de Cabeza de Vaca, así como la del secretario general de gobierno, un cargo que tradicionalmente ocupaba un abogado ducho en leyes y con una extraordinaria capacidad de interlocución, sensibilidad y negociación.

(La excepción fueron Antonio Martínez Torres, Morelos Canseco Gómez, Hugo Andrés Araujo de la Torre, Herminio Garza Palacios, pues chafearon el cargo).

El Truco anda en las mismas.

La pifia acabó de derrumbar la escasa credibilidad y prestigio del poder legislativo, pues esta Legislatura se está manejando con las patas, dicho sea con todo respeto, actuando la bancada del PAN con total desprecio por las leyes que ellos mismos hacen y juraron respetar y hacer respetar.

Alguien preguntó si existe un modelo del consejo de la judicatura en el ámbito legislativo, para que vigile el desempeño de los diputados locales de Tamaulipas y les impida excederse en sus funciones, violar leyes, sentirse intocables.

La bancada panista aplica con singular alegría la aplanadora para tomar decisiones extra-legales, como la designación de una diputada de Reynosa como miembro del consejo de administración de la COMAPA de Río Bravo, la designación de un auditor superior que no tiene el perfil profesional y es militante del PAN.

También mantiene un asedio brutal contra la presidente del Cabildo de Reynosa Maki Ortiz Domínguez, pisoteando la autonomía municipal, y más recientemente, “obligó” a las otras bancadas a aprobar la reforma al código penal “en caliente” y con dispensa de trámite.

La dispensa sólo se otorga cuando el asunto es de urgente y obvia resolución, que no es este caso, pero les corría prisa a los panistas por sacar adelante la reforma, antes de que Cabeza de Vaca regresara de su paseo por China, para deslindarlo de cualquier escándalo, si es que se producía.

Les falló el cálculo porque hubo enérgicas protestas de la FECANACO, la prensa, organizaciones no gubernamentales y ciudadanos que advirtieron de los riesgos de que se coarte la libertad de expresión.

Pero fueron determinantes las jaladas de orejas aplicadas desde la Ciudad de México, presumiblemente de la Secretaría de Gobernación o del CEN del PAN, o de ambos, los que obligaron a Cabeza de Vaca a echarse para atrás.

El totalitarismo fue frenado con energía y ahora fingen en el gobierno un espontáneo amor por las redes sociales, los comunicadores, la sociedad. Lo cierto es que los vientos del cambio no han cambiado nada, pues prevalecen la opacidad, la insensibilidad, la inseguridad, la sospecha de corrupción. Lo peor del PRI.

Reynosa volvió a calentarse el martes, con episodios de violencia que los voceros oficiales de Ciudad Victoria prefieren mantener ocultos.

Pero la vida sigue. Alumnos de varios jardines de niños visitaron el vivero municipal de Reynosa para recibir información sobre el cuidado de las plantas y la importancia de proteger el medio ambiente.

La presidente municipal Maki Ortiz Domínguez se preocupa por alentar una cultura ecológica que redunde en un mejor trato al entorno natural, especialmente de niños y jóvenes en edad escolar.

Eliacib Leija Garza, director municipal de ecología, hizo la visita guiada y agradeció a los profesores y padres de familia por su interés en inculcar en los niños la conciencia ecológica.

El vivero de Reynosa tiene una gran variedad de plantas y surte las áreas verdes de la ciudad, para que sirvan de ornato y con el paso del tiempo, se conviertan en pulmones que purifiquen el aire.

Hacemos un paréntesis para compartir al lector el momento de alegría que nos dio un ingenioso meme. Dice que el gobierno es como el cambio de horario: todos lo repudian pero nadie puede cambiarlo. Remata con una buena noticia: tiene fecha de caducidad.

En tanto que Ciudad Victoria estrenará un moderno sistema de bacheo de calles que reduce en más de la mitad, el tiempo empleado y el número de operarios. El presidente municipal Oscar Almaraz Smer presenció ayer un curso de capacitación.

Son dos máquinas auto-motor Jetpatcher, fabricadas en Nueva Zelanda, que cuentan con un sistema de alta presión de aire que genera un terminado flexible y duradero. La secretaría de obras públicas las pondrá a trabajar inmediatamente.

También asistieron a la demostración el titular de obras públicas, Sergio Castillo, el gerente general de COMAPA Gustavo Rivera, el director de limpieza pública, Benito García y otros funcionarios.

A propósito de la capital de Tamaulipas, los concesionarios del transporte público volverán a paralizar el servicio y a desquiciar el tránsito vehicular, si Cabeza de Vaca no atiende pronto sus demandas.

Quieren que les autoricen el cobro de un peso más en la tarifa, que les ayuden a comprar nuevos micros y a que les espanten a la plaga de infractores que les cobran cuotas de protección o piso.

Empresarios que pagan bajo protesta el nuevo impuesto sobre nóminas empiezan a fruncir el ceño y a hacer malas caras, por el incumplimiento de la promesa de que la recaudación se emplearía en combatir a los delincuentes.

En otros temas, la profesora Beatriz Anaya y sus hijos se reunirán con miembros del Gabinete del Gobernador Américo Villarreal Guerra, para hacer una evocación de su persona y de sus acciones, con motivo de que nació un 3 de abril.

Rafael Díez Piñeyro, que fue el secretario particular del inolvidable mandatario, todavía no acaba de explicarse el prodigio que hacen cada mes su hijo Fernando y otro aguerrido muchacho, Jorge Jácome Guajardo, para sortear los apuros económicos que implica la edición de su revista “Hecho en Victoria”.

La estupenda publicación circula con el número 47, con la misma calidad de acabados y contenidos, que han conseguido reunir en tan poco tiempo. Son tiempos difíciles para todos, especialmente para la prensa, pero estos jóvenes profesionistas no se dan punto de reposo y nos ponen el ejemplo de constancia, trabajo, perseverancia, disciplina y dedicación.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI