Crónicas Políticas

Ojo Memo, están reviviendo expedientes penales.

Publicado el 16 de febrero de 2017

El presidente del poder legislativo Carlos Alberto García González, firmó el martes un acuerdo por la austeridad convocado por el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, pero ignora el tipo de ahorros que harán ellos. Lo único que tiene claro es que los diputados locales no rebajarán sus sueldos.

En todo caso, dijo en conferencia de prensa, ayer, van a “castigar” los emolumentos de empleados de la cámara de diputados, especialmente directores de área. Anunció que apenas se entrevistará con la secretaria de finanzas, para ponerse de acuerdo en los ajustes que harán en el gasto corriente de la H. institución.

Agregó que los diputados locales ganan poco dinero (“estamos debajo de la media nacional”) pero que harán lo posible por reducir el gasto administrativo, en el entendido de que el dinero resultante, será canalizado hacia el sector educativo.

Cabeza de Vaca predicó con el ejemplo pues al anunciar el plan estatal de austeridad, hace una semana, dijo que él mismo, el Gabinete y los subalternos hasta el nivel de directores, cobrarán en adelante, 10 por ciento menos de sus sueldos.

Pero el Congreso local se hizo el desentendido y prefirieron sus integrantes practicar la sabia pero socarrona sentencia, de que se cumpla la ley pero en los bueyes del compadre.

Es decir, los diputados locales no rebajarán sus sueldos, pero sí lo harán con los de los empleados de nivel. Estamos seguros que la bancada del PRI, completa, está de acuerdo, sin que cause precedente, con esta postura del PAN.

También es un misterio la forma en que el poder judicial participará en el acuerdo por la austeridad, pues lo importante era firmar el papel para presumirlo en la prensa. Maki Ortiz Domínguez, de Reynosa, y Juan Diego Guajardo, de Río Bravo, no firmaron el documento por no haber participado en la reunión.

Por cierto, ayer sobrevivimos a una visita a Reynosa donde se repitieron las balaceras, persecuciones y derramamiento de sangre. A las 10:00 horas había el reporte, extraoficial, de un abatido y dos detenidos.

El periodista René Martínez Bravo hizo ayer la travesura de relanzar en redes sociales un viejo promocional (del 25 de abril de 2016), de la entonces candidata del PAN Maki Ortiz Domínguez, donde se quejaba de que la brigada de impacto que encabezaba tuvo que huir de los balazos para no ser alcanzados ninguno de ellos por un proyectil de plomo.

“Esta Ciudad (Reynosa) está imposible. Si te gustas las balaceras y el peligro en el que vivimos, vota (para la presidencia municipal) por el mismo partido. Estamos en el abandono de las autoridades. Si quieres que esto cambie, vota por Maki”.

Hoy, con Maki al frente del gobierno municipal, panista, Reynosa no sólo está igual de peligrosa, sino peor y sin visos de que las cosas cambien.

Las dos personas que amanecieron el martes colgadas, en un puente peatonal, con un narco-manta denunciándolos como secuestradores y extorsionadores, no estaban privadas de la vida, solo golpeados y semi-desnudos.

Uno cayó por su propio peso y tras de forcejear para romper las ataduras. Se estampó en el pavimento, cinco metros abajo. Milagrosamente no fue atropellado por los vehículos que empezaban a circular por el bulevar Hidalgo, a las seis de la mañana.

La nota roja de los periódicos habla todos los días de asaltos con violencia en negocios, casas, en la calle, en los vehículos, cristalazos, secuestro expres, extorsiones. Es cierto, Reynosa está imposible.

No es ningún consuelo, pero Nuevo León no está mejor. Ayer asesinaron a un agente del ministerio público de la PGR en Monterrey, a pocos días de que otro fiscal, pero del fuero común, también perdiera la vida en una emboscada.

Allá trae pleito el Gobernador Bronco hasta con los jueces penales, por el trato benigno que están dando al ex Gobernador Rodrigo Medina, a quien ellos señalan como grandemente corrupto, del tipo de Egidio Torre Cantú.

En Tamaulipas, la Procuraduría General de Justicia a cargo de otro forastero, Irving Barrios Mojica, anunció que hará comparecer a Fernando Cano Martínez, de oficio presta-nombres, para que responda a una acusación de fraude.

Este delito es ajeno a su especialidad, blanqueo de capitales, pero ya estando en prisión, bien podrían ponerlo a disposición de INTERPOL, donde dicen que lo están requiriendo a nombre de la justicia de Texas.

Reveló el Procurador Barrios Mojica, que el expediente de Cano lo tienen vigente y que lo harán pagar por los ilícitos cometidos, si consiguen demostrarlo a satisfacción de un juez.

Es factible que la dependencia descongele otros expedientes convenientemente guardados, como el que tiene abierto en su contra Guillermo Martínez García.

La mención de este depredador de presupuestos nos hizo recordar que su patrón Egidio Torre Cantú inasistió a la ceremonia natalicia de su hermano Rodolfo, lo que era de esperarse dado que podrían sorprenderlo aquí con una orden de aprehensión fast track.

Lo que causó extrañeza fue la ausencia del papá de ambos, Egidio Torre López, contra quien no existe presunción de enriquecimiento inexplicable como es el caso del progenitor del reynero Rodrigo Medina.

También despertó suspicacias que no estuviera presente en la sobria ceremonia ocurrida en la sede tricolor, el primer priísta de Ciudad Victoria.

Retomamos el tema de la frontera, para comentar que la situación de narco-violencia tuvo un añadido de quebranto social, por el segundo cierre de expendios de gasolina pues los permisionarios no han conseguido que el gobierno federal atienda su demanda.

Más de un millón de litros de gasolinas no fueron comercializadas, equivalentes a una derrama frustrada de 24 millones de pesos. Las pocas gasolinerías que no pararon sus bombas, se atiborraron de clientes disgustados.

En la sesión de ayer mismo, la cámara de diputados escuchó la voz de la representante de Nuevo Laredo, Yahleel Abdala Carmona, que recomendó a la Secretaría de Hacienda y a PEMEX, homologar los precios de los carburantes con los que rigen en Texas.

Esa es la petición de los dueños de expendios de gasolina en la frontera, porque el esquema usado ahora, los está llevando a la ruina y provoca la desbandada de consumidores hacia las ciudades texanas, donde a pesar de la carestía del dólar, ahorran dinero llenando los tanques.

En otros temas, el periodista, escritor y activista social Sergio Aguayo, denunció en su más reciente colaboración, la protección que tiene Humberto Moreira Valdez para que la justicia federal le facilite ganar el pleito entablado contra el comunicador.

Moreira reclama una indemnización por diez millones de pesos, dizque por daños causados a sus sentimientos, afectos, creencias, decoro y reputación, por comentarios firmados por Aguayo, cuando fue detenido en España por presuntos delitos cometidos.

Se queja el autor, que las diligencias judiciales son manejadas para favorecer al ex Gobernador de Coahuila, y en cambio, obstaculizan todas sus promociones y las de su abogado, tendientes a reforzar las pruebas de la defensa.

Ojala no se repita la triste historia de la periodista Isabel Arvide, que tuvo qué vender hasta su casa, para pagar la indemnización autorizada por jueces a Sasha Montenegro, esposa de López Portillo, que reclamó agravios porque Arvide mencionó su trabajo en películas de ficheras.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI