Crónicas Políticas

Pese a todo, Río Bravo no está paralizado.

Publicado el 05 de enero de 2017
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Candidato habemus, pareció decir ayer el Presidente de la República Enrique Peña Nieto, al anunciar la designación de Luis Videgaray Caso como Secretario de Relaciones Exteriores. Del mega-gasolinazo sólo atinó a decir que comparte con México el disgusto, pero que no hay de otra.

Videgaray vuelve a los primeros planos, no para salvar a México de Donald Trump, ni para enmendarle la plana a su sucesor, Meade, en Hacienda, sino para tomar un curso intensivo de candidato presidencial, para resolver la dramática ausencia de cuadros.

Osorio Chong y Nuño están para ponerse a llorar.

Peña Nieto se permitió emitir dos mentirijillas en su mensaje de ayer, cuando dijo que el mega-gasolinazo es para proteger a las familias mexicanas de calamidades económicas mayores, y luego, con su terminante afirmación de que no permitirán aumentos de precios que no sean justificados.

El tema del mega-gasolinazo ya se convirtió en un chacoteo, pues los dueños de expendios fronterizos anunciaron el martes que cerrarían más de 400 al día siguiente, pero luego se rajaron y dejaron la amenaza en simple balandronada.

Los observadores suspicaces sonríen con malicia tras de descubrir la siniestra mano política de Óscar Luebbert detrás de este movimiento de gasolineros contra el gobierno federal.

Y el payaso de Francisco Chavira Martínez anda de gira por la legua improvisando en cada lugar, minúsculas manifestaciones de protesta, buscando reflectores que recojan sus expresiones de repudio.

Ayer en Río Bravo, el presidente municipal Juan Diego Guajardo Anzaldúa ofreció un almuerzo a los periodistas, y en su mensaje de bienvenida ensalzó la labor social que cumplen y agradeció que sirvan de puente de interlocución entre su gobierno y la sociedad.

Juan Diego estuvo acompañado por su esposa Rosalva Viera, síndicos y regidores. Se dijo comprometido a hacer una gestión eficiente, honesta, transparente y de rendición de cuentas, para resolver las carencias más apremiantes, luego de un trienio desastroso y desaseado.

(Esto último lo dijo el jefe de la Comuna en sobre-mesa, para puntualizar que el tiradero que le dejaron los del anterior Ayuntamiento, no será usado como pretexto para caer en la parálisis, las lamentaciones y sólo estarse lamiendo las heridas).

En las próximas tres semanas, pondrá en funcionamiento 21 camiones para reforzar el servicio de recolección de basura. Los vehículos se consiguieron a buenos precios y se canceló la vieja práctica de inflar costos para agenciarse utilidades ilegales, inmorales, a costa de la tesorería municipal.

(Es un abuso inaudito, pero se descubrió en el Departamento de Catastro, que el anterior alcalde, Rogelio Villaseñor Sánchez, no sólo canceló adeudos del impuesto predial a ciertas personas, por fuertes cantidades de dinero, sino que tuvo la audacia de cancelar pagos a futuro).

Los procedimientos administrativos para documentar las irregularidades descubiertas en el Palacio Municipal, continúan adelante, y en su oportunidad serán turnadas a autoridades competentes, para que resuelvan si proceden acciones penales o no, contra los que aparezcan como presuntos responsables.

Pero, repitió Juan Diego, “no vamos a estar sólo lamentándonos de que es muy difícil superar el mal estado de cosas que dejaron (los que se fueron), sino que desde el principio aplicamos la escoba, barrimos la casa y estamos consolidando el desarrollo, el progreso de Río Bravo”.

Reconoció el presidente municipal fronterizo, que no ha sido posible entablar una buena comunicación con el gobierno del Estado, debido a que mantienen cerrados los conductos.

En una reciente reunión de presidentes municipales con el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, en Ciudad Victoria, Juan Diego fue el primero en hacer uso de la palabra, para solicitarle respetuosamente un trato institucional, regido por el marco de la ley.

Hablaba el licenciado Guajardo Anzaldúa de la municipalización de la COMAPA, pero no hubo respuesta, por lo que continúa el proceso de controversia constitucional en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

También pidió Juan Diego en esa ocasión, que fueran atendidos en tiempo y forma, los oficios dirigidos al Secretario de Seguridad Pública, al Secretario General de Gobierno y al titular de la oficina ejecutiva, pues tenían varios meses de espera infructuosa.

César Verástegui Ostos, el encargado de la gobernabilidad, se puso de pie para ofrecerle al edil riobravense, que concluido el evento, platicarían para zanjar esa diferencia. Tampoco cumplió.

En franca conversación con periodistas, en la mesa del almuerzo ofrecido ayer, Juan Diego reveló que en sus encuentros con funcionarios del gobierno del Estado ha pedido que si es su decisión no darle un trato privilegiado, que tampoco le quiten (a Río Bravo) lo que le corresponde, por ley.

Agregó que el gobierno municipal tiene establecido una red de relaciones con funcionarios federales, para gestionar obras e inversiones complementarias, a efecto de cumplir los ofrecimientos de campaña, de mejorar la calidad de vida de los residentes de Río Bravo.

Por su parte, el presidente municipal de Matamoros, licenciado Jesús de la Garza Díaz del Guante, anunció su propósito de ponerse a la cabeza de una promoción que convenza a los diputados federales tamaulipecos, para que consigan en la Secretaría de Hacienda, aminorar el impacto del gasolinazo de principio de año.

Se declaró dispuesto a viajar a la Ciudad de México con el propósito de gestionar ante las instancias que sean necesarias, una reconsideración a la carestía de los combustibles en la frontera, especialmente la restauración de homologación de precisos con los que rigen en el mercado texano.

Chuchín también se prepara ante la inminencia de deportaciones masivas de paisanos, a través de entrevistas con funcionarios de ambos lados de la frontera, para estar preparados y atender sus necesidades.

Reconoció el presidente municipal de Matamoros, que casi la mitad de los paisanos que vinieron de Estados Unidos a visitar a sus familias en diciembre, ya no regresarán al extranjero, ante el temor de ser deportados.

Esto implica que buscarán aquí oportunidades de trabajo y al mismo tiempo, demanda de servicios públicos.

En Nuevo Laredo, el presidente municipal Enrique Rivas Cuéllar también abordó el delicado problema del mega-gasolinazo por las repercusiones sociales que tienen en la frontera.

Dijo Rivas Cuéllar que el Gobernador Cabeza de Vaca comparte con los alcaldes la preocupación por los impactos negativos de esta medida económica del gobierno federal.

El Ayuntamiento de Nuevo Laredo rindió homenaje ayer a los periodistas y en el marco del festejo, se puso la primera piedra de lo que será un monumento erigido en honor de los comunicadores y la trascendente función social que cumplen.

Rematamos la colaboración, con el apunte de que la primera dama de Río Bravo, señora Rosalva Viera de Guajardo, ofrecerá mañana a nombre del DIF municipal una fiesta con motivo del Día de Reyes Magos.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI