Crónicas Políticas

Piden en Reynosa que Cabeza de Vaca no los deje solos

Publicado el 24 de abril de 2017

Reynosa vivió el sábado una situación de excepción, por balaceras, persecuciones, bloqueos, incendios y el abatimiento de un poderoso jefe de delincuentes, que dejó una estela de destrucción en muchas colonias y la paralización de la actividad cotidiana. Es el peor desastre ocurrido en un solo episodio de violencia.

Se especuló con una visita del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca o de algún emisario suyo, para reunirse con las autoridades municipales y representantes de los empresarios, y hacer una evaluación de los daños y decidir algún tipo de apoyo en la recuperación, con el implícito mensaje de que el gobierno del Estado no los deja solos.

En Ciudad Victoria, funcionarios de alto nivel del Grupo de Coordinación Tamaulipas ofrecieron el sábado una conferencia de prensa pero sin aceptar preguntas, donde hicieron una relatoría de los acontecimientos que causaron el terror en Reynosa, desde las dos horas de ese mismo día.

En el mismo horario pero cerca de Ciudad Victoria, en el rumbo de la carretera a Llera, hubo otro enfrentamiento entre marinos y el jefe de los delincuentes que tenía el control de la zona regional de El Mante, incluido Xicoténcatl, a quien dieron muerte.

Este último evento no mereció mayores explicaciones, pese a la importancia del abatido, que inclusive tenía importantes relaciones políticas y que era el destinatario de una carga de armamento que le llevaban desde Monterrey, dos tenientes del ejército.

En Reynosa, la presidente municipal Maki Ortiz Domínguez hizo encender el semáforo en color rojo, indicador de alto peligro y la recomendación a los ciudadanos de auto-protegerse.

El Grupo de Coordinación Tamaulipas se declaró en sesión permanente y en el gobierno municipal de Reynosa también se quedaron a trabajar horas extras, ante el temor de que se produjera una reacción de represalia a sangre y fuego, por parte de los sicarios del jefe muerto.

Como siempre ocurre en estos casos, las redes sociales fueron las que proveyeron la información, fotografías y videos de la situación de desastre que ennegreció a Reynosa, incluida una presunta conversación telefónica sostenida entre el jefe de los sicarios y los marinos, antes de producirse el enfrentamiento a balazos.

El periódico El Universal publicó en su página web la confirmación de autoridades federales, de que el cuerpo inerte que aparece en el pasto corresponde al del poderoso jefe que mantenía asolada a la región fronteriza.

Pero algunos cibernautas ponían en duda la identidad del fallecido, sobre todo porque cayó solo, sin el apoyo de su cuerpo de seguridad, excesivo y de élite, y que no portaba chaleco anti-balas, sabiendo que iba al topón.

También suscitó dudas el manejo de los números de los altos jefes del Grupo de Coordinación Tamaulipas en la conferencia de prensa victorense, y lo atribuyen a que buscan minimizar el tamaño de los daños.

Reconocieron los funcionarios que hubo sólo 32 bloqueos, 9 incendios en comercios y otros 18 en lotes baldíos. Los que conocen Reynosa, apreciaron en las fotos y videos de particulares, un desastre mucho mayor.

Se omitió también la información relativa a la muerte de un particular, que estrelló su vehículo contra un autobús que bloqueaba una vialidad. Se rescató de la chatarra sólo partes humeantes del cuerpo.

Tampoco se hizo mención al cadáver de la mujer encontrado en la misma fecha en una colonia de Ciudad Victoria.

El comercio establecido fronterizo tuvo pérdidas millonarias, no solo porque incendiaron y saquearon sus establecimientos, sino porque muchos de sus vehículos fueron usados por los delincuentes como barricadas en calles y carreteras, dañándolos en su totalidad.

También resultaron con pérdida total automóviles, camionetas, camiones, autobuses y micros de particulares, que corrieron igual suerte. Hubo grave ausentismo laboral y se suspendió el servicio de transporte público.

Fueron innumerables las escenas de terror, impotencia, rabia y frustración entre miles de reynosenses que vieron trastocado su modo de vida, sobre todo porque hubo evidencias del imperio de los delincuentes y el gobierno no quiso o no pudo combatirlo hasta su exterminio.

Comerciantes e industriales afectados en sus negocios por la violencia, esperan que el gobierno del Estado les tienda la mano para una rápida recuperación, pues de por sí la economía está deprimida por falta de obra pública, y ahora tienen encima esta calamidad.

La presidente municipal de Reynosa Maki Ortiz Domínguez apenas había conseguido un triunfo político al hacer aprobar por el Cabildo su programa de compra de vehículos nuevos para mejorar el servicio de recolección de basura, y surgió este desastre criminal.

Gracias a acercamientos, diálogo, concertación y entendimiento, la doctora Maki persuadió al síndico primero y a regidores renuentes, de la conveniencia de no demorar más tiempo el programa de modernización del servicio de recolección de basura, y ya está aprobado.

En lo que son las competencias institucionales del Ayuntamiento, Reynosa está cumpliendo en tiempo y forma de acuerdo a su propio plan de desarrollo municipal, aunque asuntos que escapan a su control, como la seguridad pública, obstaculizan la buena marcha de la ciudad.

Sobre el tema de la narco-violencia, el vice-presidente de la Federación de Cámaras de Comercio de Tamaulipas, Héctor Hugo Gutiérrez Treviño, emitió una declaración de sólo un párrafo, para asegurar que la violencia no frenará la economía de Reynosa.

Esta es una absoluta tontería, lo mismo que su agregado al escueto boletín, en el sentido de que la ciudad recuperará rápidamente la seguridad. El gobierno estadounidense repitió su alerta sobre el clima de inseguridad que prevalece en el territorio tamaulipeco.

En Matamoros, el presidente municipal Jesús de la Garza Díaz del Guante, se reunió con directivos y socios de CANACINTRA, para platicar sobre el futuro de la ciudad, sobre todo en la promoción económica y lo que se está haciendo para contribuir a restablecer el clima de paz social.

Chuchín rindió un mini-informe de lo que ha conseguido el gobierno municipal en apenas seis meses de gestión, apoyándose en la exhibición de videos que muestran los avances en la rehabilitación en los servicios públicos, especialmente la recolección de basura y la pavimentación.

En materia de seguridad pública, Jesús confirmó que Matamoros gestionó ante las autoridades correspondientes, la autorización para reimplantar el servicio de vigilante ciudadano o policía de barrio, para que retomen el combate contra los delitos del fuero común.

El presidente de los industriales de la transformación, Valentín Contreras, expresó la preocupación de sus agremiados por la necesidad de recuperar para Matamoros las condiciones que permitan consolidar un crecimiento que se refleje en más empresas, más empleos, más derrama económica.

El presidente municipal De la Garza Díaz del Guante, aseguró que su gobierno no es de retórica ni demagogia e invitó a los industriales a participar en los esfuerzos del Ayuntamiento, para sacar a Matamoros adelante. Pongámonos de acuerdo, pidió.

En Ciudad Victoria, la primera dama de la capital de Tamaulipas, señora Tony Sáenz de Almaraz se puso a la cabeza del voluntariado, para botear en céntricas avenidas a favor de la Cruz Roja, con buenos resultados.

Tony pidió a los victorenses que no escamoteen su apoyo económico a la benemérita institución, pues todos deseamos no necesitarla, pero cuando eso ocurre, llega sin demoras para prestar auxilio.

De otro lado, el presidente municipal Oscar Almaraz Smer constató que se ha avanzado en un 80 por ciento en los trabajos de rehabilitación de la carretera inter-ejidal, que beneficiará a los residentes de 22 ejidos comprendidos en los 31 kilómetros de la ruta y que cruzan los municipios de Victoria, Güemes e Hidalgo.

Si otra cosa no ocurre, hoy es lunes de “Reporteros en la mesa”, de Noti-GAPE Reynosa.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI