Del abogado amigo

General Brigadier

Por:
Publicado el 17 de octubre de 2016

Luis Torre
Del Abogado amigo.

En virtud de la innegable crisis que vivimos en el tema de seguridad pública, los tamaulipecos nos hemos vuelto más solidarios, pero es una solidaridad peculiar:

Cuando suena la alarma del vecino más de veinte minutos, habrá que estar al pendiente de si está todo en orden; cuando hacen suyo un chisme sobre la inseguridad -aun sin estar seguros de su veracidad- y lo expanden entre sus contactos durante horas, pues no vaya a ser que le “toque” a un conocido; o cuando con afán protagónico se replican historias (aderezadas por el interlocutor) sobre el supuesto secuestro de alguna persona, ya que debemos todos estar al tanto, por si se necesita ayuda.

Sin embargo, la solidaridad debemos otorgarla: sí, al vecino; sí, al conocido; sí, a cualquier persona; y sí, –desde luego- a nuestras personas cercanas, pero, también, tamaulipecos: debemos dársela a quienes han sido nuestros mejores aliados en los tiempos de mayor inseguridad que hemos vivido: a los integrantes del Ejército Mexicano, a ustedes, General Brigadier.

Hago tal énfasis en la solidaridad: porque en el helicóptero que cayó hace unos días en el penoso accidente, tripulaban personas que antes de morir, arriesgaban todos los días su vida por nosotros; porque el deceso de un soldado debemos sentirlo igual, o más que la pérdida de otro ciudadano; y, porque el dolor de la familia de un soldado caído nos debe sensibilizar igual, o más que el de otra que en diversas circunstancias también perdió a alguien. Y, en términos generales, no fue así.

Es que resulta incontrovertible, con independencia de que jurídicamente su apoyo sea temporal en lo que “maduran” nuestras policías, que son ya muchos años en los que, son ustedes, los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, los que han puesto más disciplina, más empeño, más riesgo, más honestidad, más corazón y mucho más patriotismo que el resto de corporaciones que realizan esfuerzos por velar por nuestra seguridad; para hacer frente al mal común, y con ello, poder transmitirnos a cada uno de nosotros y a nuestras familias, que hay alguien de los buenos -ustedes- que está dispuesto a ofrendar su vida por salvar la nuestra, ante cualquier contingencia relativa al tema.

Como incuestionable también es, que hoy que la pasan mal, nos hemos quedado cortos: muy cortos; en ahora nosotros transmitirles a ustedes nuestra SOLIDARIDAD (así, con mayúsculas), a las familias y compañeros del Ejército Nacional, de los dos hermanos mexicanos que fallecieron. En serio: Los acompañamos en su dolor.

Dos más, estimado lector, dos más se incorporaron a la estadística de los que hasta el 7 de octubre eran 114 soldados caídos en lo que va de la gestión de Peña.

Por esto, y por mucho más de lo que puedo imaginar viven día con día, pero que me es imposible describir ya que mis responsabilidades como mexicano son diversas, reciba, General Brigadier Chávez García, por parte de COPARMEX Victoria, a nombre del Licenciado Fidel Gallardo, su Presidente, y de los empresarios que la integramos, así como de todos los trabajadores que laboran en ellas, el reconocimiento y agradecimiento total para Usted, y para su equipo de trabajo a cargo de la Zona de Acción Centro, así como a las familias de los soldados que recién partieron.

Tenga la seguridad, que cuentan ustedes, con el absoluto respaldo de la sociedad tamaulipeca, en su noble encomienda.

Luis Torre

Abogado amigo; enemigo de los servidores públicos que no 'sirven' al 'publico'; enamorado de la argumentación jurídica; lo mueve la gente.

Titular del Despacho Jurídico “TORRE ABOGADOS”