Del abogado amigo

No es juego, hombre

Por:
Publicado el 15 de agosto de 2016

Presentar sus declaraciones patrimonial, de intereses y fiscal, no debe ser una oportunidad para que quienes lo hagan intenten hacer “borrón y cuenta nueva”.

No debe ser una ventana para decir: a partir de aquí, gano esto, tengo esta propiedad, gano tanto, y tengo o no vehículos.

¿Y ayer, y antier? Por favor: ¿Qué no se dan cuenta que en 2012 se fraguó el último engaño colectivo a la sociedad mexicana? En ese entonces eran muchos menos los usuarios en redes sociales y mucha más la censura en los diversos medios; esto es: las cosas no trascendían masivamente, ni tan profundo, ni tan rápido tal como se propagan cuatro años después.

Pero, hoy; hoy no nos pueden engañar. No lo digo sólo por López Obrador, lo digo en general, aunque lo tomaré como ejemplo a él, porque recién publicó su 3 de 3.

López Obrador presentó su declaración bajo el esquema que propuso el Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO) –esquema bajo el cual es moralmente ya un deber adherirse si se pretende aspirar a una representación política de manera legítima-, pero lo hace de manera incompleta, inexacta, y ventajosa:

Incompleta porque dice no poseer ningún bien, pues señala haber donado en vida a sus descendientes todo lo que le perteneció alguna vez, pero no especifica qué tipo de bienes, ni su ubicación; mucho menos su valor comercial y el modo en que en su momento los adquirió él.

Inexacta porque aunque dice ganar 50 mil mensuales en virtud de su cargo en MORENA, asegura no tener que declarar por el momento los ingresos que percibe por la venta de sus libros y las conferencias que imparte,ya que, dice, no es obligatorio en el formato, pues al ser un ingreso variable ello no forma parte de una declaración de bienes –interpretando dicho apartado del formato a su conveniencia-.

Ventajosa porque sabía que IMCO admitiría su declaración en los términos planteados en virtud de que “cumple” con el llenado requisitorio del formato, pero, señores, les digo: no con su esencia.

En suma: en el modo tan displicente como López Obrador presentó su declaración 3 de 3, también pueden presentarla mañana Moreira, Padrés, Medina y hasta el Chapo.

Todo lo doné a mi familia, hoy tengo esto, y gano tanto, miren… ¿En serio eso va a ser 3 de 3? Ojalá que no, y mucho menos que ello haga eco en la implementación del sistema nacional anticorrupción en todo el país. No es juego, hombre; ya basta.

Luis Torre

Abogado amigo; enemigo de los servidores públicos que no 'sirven' al 'publico'; enamorado de la argumentación jurídica; lo mueve la gente.

Titular del Despacho Jurídico “TORRE ABOGADOS”