Del abogado amigo

Parlamento Abierto

Por:
Publicado el 05 de junio de 2017

Aunque es inevitable distraer nuestra atención para el tema de inseguridad, ya que nuestro estado sigue padeciendo día con día los síntomas de la guerra sin fin, lo cierto es que el factor determinante de la desigualdad, la pobreza, la falta de competitividad y oportunidades –y por ende, de la propia inseguridad- es la corrupción hipócrita.

Es decir, debemos no sólo dejar de ver de manera aislada a la corrupción, si no creer, de convicción, en el diseño legal que se creó para su combate, que son los Sistemas Anticorrupción, y participar efectiva e inteligentemente en la conformación de los mismos.

He sido reiterativo y no me canso: Si como tamaulipecos no somos capaces de asumir las riendas de nuestro futuro, en este momento histórico de ciudadanización del nuevo andamiaje que sostendrá el Sistema Local de combate a la corrupción, luego no nos quejemos, eh.

Y es que, la indignación colectiva en todo el país, que después se tradujo en la estructura de los Sistemas Legales Anticorrupción, hoy nos da la oportunidad de que nuestro reproche social salga de las simples pláticas de sobremesa y trascienda con nuestro protagonismo real en el combate a este flagelo.

Porque si algo distingue a este esfuerzo, más que la especialización en la materia, es el hecho de que los ciudadanos tengamos una representación auténtica dentro del Sistema Local Anticorrupción en Tamaulipas, a través de, primero, el Comité Ciudadano de Selección (9 personas que provendrán de propuestas hechas por Universidades y Organismos de la Sociedad Civil) y, segundo, del Comité de Participación Ciudadana (que serán 5 personas que elegidas por el Comité de Selección, vigilarán que el Fiscal Anticorrupción y compañía, cumplan con su función).

Dicho de otra manera, es la oportunidad de que nuestro descontento con ex gobernadores, funcionarios y “empresarios”, se escape ya de pláticas de café para incrustarse en el centro del Sistema de Anticorrupción tamaulipeco, pues los ciudadanos que integren estos Comités serán el corazón de este nuevo mecanismo antiladrones. Que lata o no lata (que funcione o no) dependerá precisamente de la calidad moral e independencia de ellos.

¡Universidades y Organismos de la sociedad civil tenemos solo dos semanas a partir del lunes 5 de junio para hacer llegar nuestras propuestas al Congreso, para el Comité de Selección!

Pero, lo vital, es que una vez hechas nuestras propuestas en donde privilegiemos la independencia, integridad y el no conflicto de interés partidista de quienes sean nuestros elegidos para participar, estemos muy pendientes para que el Congreso del Estado permita desde un inicio un ejercicio de Parlamento Abierto, en donde permita la representatividad de las Universidades y Organismos que hicieron sus propuestas, en la filtración primaria de los nombres.

Esto es, que dada la naturaleza histórica de la conformación de un Comité ciudadano trascendental para el futuro de Tamaulipas, el Congreso esté a la altura y genere certidumbre garantizando cero opacidad en dicho proceso.

Entre más incidencia real haya de los ciudadanos, más legitimado empezará el Sistema, y polo opuesto eh: si no se diera la moderna figura del Parlamento Abierto, se minaría en la población una desconfianza absoluta en el Sistema, aduciendo más simulación.

Debo reconocer a nombre propio y de COPARMEX Victoria, la gran apertura que hasta hoy ha tenido el Diputado Carlos García, Presidente del Congreso. Ha demostrado estar abierto al diálogo y estimo es sensible sobre la trascendencia que guarda la creación del Sistema Anticorrupción en Tamaulipas y sus consecuencias.

Concluyo con dos llamados. A la sociedad (con mayor énfasis a Universidades y Organismos de la sociedad civil): Hagamos propuestas oportunamente. No debemos quedarnos fuera de tan importante tarea. Es ahora o nunca, nuestra oportunidad para combatir el saqueo.

Y, al Congreso del Estado: Que congruente con la apertura que ha mostrado el Presidente de la Junta de Coordinación Política, permitan el ejercicio de Parlamento Abierto al que me he referido, en donde sin el afán de que los ciudadanos los sustituyamos a ustedes Diputados en su función (porque ni es legal y ni es esa la intención), nos abran la puerta dando vida al principio constitucional de Máxima Publicidad, para vigilar tan de cerca como sea posible el estándar de calidad del proceso de integración del Comité Ciudadano de Selección una vez que les hagamos llegar los nombres.

No es nada nuevo. Así lo permitió el Congreso de la Unión en su oportunidad, con Transparencia Mexicana, IMCO y COPARMEX Nacional, y los resultados fueron favorables: en el Sistema Nacional Anticorrupción se conformó una auténtica e inmejorable representación de los ciudadanos en los Comités.

Luis Torre

Abogado amigo; enemigo de los servidores públicos que no 'sirven' al 'publico'; enamorado de la argumentación jurídica; lo mueve la gente.

Titular del Despacho Jurídico “TORRE ABOGADOS”