Marketing Político

El PAN También debe reestructurarse

Publicado el 30 de agosto de 2016
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Mucho se ha hablado y escrito sobre los errores y vicios que han llevado al ex partido hegemónico en Tamaulipas a la derrota, se han golpeado miles de teclas con respecto a ese tema e incluso se externan muchas ideas sobre la necesidad del cambio al interior del partido. Algunos recomiendan una reestructura, erradicar sus viejas costumbres que ahora bajo el ojo crítico de la sociedad moderna los han llevado a lo que es posiblemente su mayor derrota. Hoy, a casi 3 meses de la elección, realizando una evaluación del comportamiento de sus cuadros postelectoral, yo diría que incluso necesitan una re ingeniería.

Contrariamente se ha cuestionado poco la oportunidad del PAN Estatal para adaptarse a su nueva realidad, sobre esa necesidad de estar a la altura de la coyuntura política/social que es severamente complicada. Es hora de evolucionar y pasar de oposición a posición y con bases sólidas planteadas desde la experiencia formar gobierno.

Entorno al éxito del cambio se han generado grandes expectativas sobre los principales problemas que han generado el “hartazgo social” los ciudadanos depositan toda su fe y esperanza en el nuevo proyecto, en especial con respecto a los temas de seguridad, corrupción, impunidad, infraestructura y cercanía, humildad y austeridad por parte de los servidores públicos.

Es por esto mismo que nos permitimos desarrollar los siguientes puntos:

  1. Garantizar el desarrollo democrático al interior del partido: Procurar que los procesos de cambio al interior del partido sean realizados con estricto apego democrático y con nutrida participación.
  2. Incrementar la militancia y los simpatizantes del partido: Aprovechar el momentum para sumar nuevos adeptos y así aumentar su voto estructural, procurando no ser excesivamente selectivos, pero buscando perfiles que respeten sus valores y principios.
  3. Privilegiar la meritocracia al interior del gobierno: Los ciudadanos están conscientes de la arbitrariedad con la que se designan los cargos de las administraciones, muchas veces reservando posiciones para familiares y amigos, incluso pululando en distintos cargos como si fueran genios universales. Será importante seleccionar personas con experiencia y perfil para cada especialidad dentro del gobierno.
  4. Evaluar periódicamente las promesas de campaña, en especial las concernientes a seguridad, corrupción, impunidad y desarrollo económico: El pueblo tiene grandes expectativas para el gobierno del cambio, sin embargo, los problemas tienen una profunda complejidad, es por esto imperativo que la comunicación sobre las estrategias para contrarrestarlos sean abiertas y precisas.
  5. Garantizar un gobierno austero y eficiente: Ser responsables con las finanzas públicas, auditando a fondo a los proveedores del gobierno y, transparentar los concursos para las distintas asignaciones. Asimismo controlar el gasto de las prestaciones de los servidores públicos. De ser posible paliar la deuda Estatal o al menos no incrementarla.
  6. Implementar programas de extensionismo rural y de desarrollo para las comunidades: Es evidente que los programas de desarrollo social y desarrollo rural no han cumplido con los objetivos para contrarrestar la pobreza o impulsar el desarrollo del campo, al contrario, han generado en ciertos lugares una dependencia sobre los mismos e incluso se sospecha que son utilizados con fines electorales. A diferencia de éstos “programas” el extensionismo rural y el de desarrollo para comunidades, no se encarga exclusivamente de entregar en mano algún apoyo económico o en especie, sino que realizan una evaluación de las distintas condiciones y determinan cómo hacer productivas las comunidades marginales, para que al paso del tiempo las mismas generen riqueza y bienestar de manera autónoma.

Por la naturaleza sobre la extensión de un artículo es imposible mencionar singularmente todas las oportunidades de crecimiento y progreso que tiene el Estado en éste cambio de gobierno, así que hemos seleccionado las que consideramos más apremiantes.

Los ciudadanos modernos acostumbrados a la velocidad de los cambios que ha traído la tecnología, esperan evidenciar cambios al corto plazo, siendo que deberán generar paciencia y otorgar el beneficio de la duda a éste nuevo Gobierno, ya que las problemáticas tienen raíces extensas que tomarán tiempo, afortunadamente el gobernador electo Francisco García Cabeza de Vaca ha abordado en su retórica algunas de las más imperativas, y así, el primer paso de ha dado.

Sandro Cappello Collado

Sandro Cappello es Director de Investigación Político Sociales en Consultores y Asociados ESTATAM, con presencia en el noreste de México. Además es docente a nivel Maestría. Orgullosamente oriundo de Cd. Victoria, Tamaulipas.