Opinión Del Experto Nacional

MEDIR CON LA MISMA VARA

Publicado el 25 de marzo de 2019

 

Medir con la misma vara 

Opinión del Experto Nacional por Ricardo Alexander M.

“Con la misma vara que midas, serás medido”, frase que nuestras madres nos repitieron incansablemente para evitar emitir opiniones diferenciadas de acuerdo con la situación de que se trate y no ser objetivos en nuestros juicios, lo cual parece ser un rasgo característico de la nueva administración federal.

Por un lado, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha enarbolado el combate a la corrupción como principal bandera, y una de las maneras más certeras de hacerlo es el cumplimiento de las leyes sobre procedimientos de contratación de servicios y obras, y adquisición de bienes.

Desgraciadamente, la “autoridad moral” autoproclamada no es justificación para no llevar a cabo licitaciones públicas y, en su lugar, hacer invitaciones restringidas o adjudicaciones directas, como es el caso de las pipas para transportar hidrocarburos, o la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco, en la que se invitó a cuatro contratistas seleccionados unilateralmente.

Y no sólo en ese tema se maneja la ley a discreción, sino que recurrentemente ha sido transgredida por autoridades federales, incluyendo los derechos laborales de funcionarios públicos que fueron despedidos de forma injustificada, o ambientales, que se ignoran para los nuevos proyectos de infraestructura, como el Tren Maya –afortunadamente se salvó el “lago” de Texcoco–.

Incluso se han modificado algunas a modo, como la “ley Taibo”, en honor de un ilustre personaje que amenazó con fusilar mexicanos en el Cerro de las Campanas y que hoy dirige el Fondo de Cultura Económica.

Otro caso del mismo síndrome es el siempre criticado –y con razón– uso de instituciones públicas para perseguir adversarios políticos, como lo que en su momento acusó Santiago Nieto, y que ahora, en su nueva función de titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, hace de forma recurrente en las conferencias mañaneras del Presidente, siendo el último caso contra los productores del documental Populismo en América Latina.

Finalmente, están las varas diferenciadas que utiliza el gobierno en relación con los posibles conflictos de interés, pues ha encontrado razones para dudar de la objetividad de funcionarios como el comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer, que declaró su situación desde el comienzo de su mandato, pero no las encuentra en funcionarios como la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, cuyo padre es un reconocido abogado sindical, o la recién nombrada ministra de la Suprema Corte, doctora Yasmín Esquivel, esposa del constructor cercanísimo al Presidente, José María Riobóo.

Aunque en primer término resulta muy ventajoso –pero no muy correcto– el tener diferentes varas para medir hechos similares, finalmente genera inestabilidad y desconfianza hacia el gobierno, lo que podría restarle credibilidad a la administración que preside Andrés Manuel López Obrador.

Ricardo Alexander

Maestro en administración pública por la Universidad de Harvard y profesor en la Universidad Panamericana. Colaborador en Excelsior. Twitter: @ralexandermp