Nacional

Niegan permisos a hotel que se construiría aledaño a santuario de la tortuga

Publicado el 17 de septiembre de 2018

 

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales rechazó la construcción del proyecto hotelero La Calma, que se perfilaba para ser construido en un terreno aledaño al santuario de la tortuga en Xcacel-Xcacelito, municipio de Tulum.

El proyecto hotelero La Calma de 412 millones de dólares que se perfilaba para ser construido en un terreno aledaño al santuario de la tortuga en Xcacel-Xcacelito, municipio de Tulum, fue rechazado luego de casi siete meses en análisis por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

En febrero pasado, organizaciones ambientalistas se movilizaron tan pronto se conocieron los planes de la empresa Palmares del Country en febrero de este año, e incluso se envió un exhorto al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, para que ampliara la zona protegida que hoy resguarda uno de los sitios con mayor desove de tortugas marinas.

El hotel se proyectaba en un predio de 26 hectáreas a un costado del santuario de la tortuga, por lo que los promoventes argumentaban que el proyecto no impactaría los sitios de anidación de los quelonios.

En la Manifestación de Impacto Ambiental consultada por El Economista, la empresa aseguraba que el hotel se proyectaba como un complejo innovador que valoraría los ecosistemas presentes y aplicaría criterios de sustentabilidad en la infraestructura, contemplando la disponibilidad de agua, manejo de residuos, así como diseños arquitectónicos compatibles con el entorno ambiental y social.

Sin embargo, el resolutivo publicado en la Gaceta Ecológica de Semarnat en el que se comunica el rechazo del proyecto, se lee que la empresa no pudo explicar de manera razonable cómo mitigaría el impacto hacia la zona de anidación de tortugas marinas, ni tampoco pudo demostrar la manera en que  el proyecto evitaría una afectación a ésta y otras especias animales y vegetales.

En el resolutivo se lee que en la zona a impactarse por la construcción del hotel existían al menos 3.16 hectáreas de manglar, especie protegida por las leyes mexicanas, la cual se vería afectada dado que  las obras del hotel incluían la construcción de dos cuerpos de agua artificiales aledaños a la vegetación protegida, sin que se pudiera demostrar que estas obras no impactarían la integridad de los manglares.

La empresa mantiene el derecho de volver a ingresar su proyecto a evaluación ambiental.

Los Editores

Somos una Revista Local con el objetivo de informar sobre temas de relevancia.