Crónicas Políticas

No acepta el PAN un México con violencia

Publicado el 19 de septiembre de 2018

No acepta el PAN un México con violencia

Por Alberto Guerra Salazar

El periodista Fernando Acuña Piñeiro se pregunta como otros miles de tamaulipecos, si el gobierno del Estado se ha gastado 97 mil millones de pesos en dos años de gestión, ¿dónde están las obras?

La pregunta es pertinente porque está en puerta la rendición del II informe de actividades del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y todos deseamos que el documento contenga las cifras relativas a inversiones hechas en obras de beneficio colectivo.

Ningún municipio cuenta con construcciones educativas, hidráulicas, viales, relevantes, hechas en los últimos 24 meses, con cargo al erario estatal. Ni una, pero además, no existe un proyecto de obra para el futuro inmediato, en ningún rubro.

En seis años de estancia al frente del gobierno de Tamaulipas, tampoco Egidio Torre Cantú hizo nada en materia de obra pública histórica. Nada. Así pinta este gobierno estatal, panista.

Esta es una situación muy grave, porque implica impericia, ineptitud, para no hablar de corrupción. Miguel de la Madrid Hurtado, el Presidente de la República que convocó a la renovación moral de la sociedad, definió a la ineficiencia como una forma de corrupción.

Empresarios tamaulipecos de la construcción están pidiendo una reingeniería del presupuesto anual de egresos, pues el actual concede prioridad al gasto corriente, dejando para infraestructura apenas unas migajas, que además, no se ejercen.

El sub-ejercicio del gasto autorizado para obra pública provoca anemia económica en las calles. No hay circulante, no tienen ventas los negocios, los padres de familia no tienen dinero para la despensa, la renta de la vivienda, los gastos escolares, la ropa, la salud.

Así ha estado Tamaulipas desde hace ocho años cuando menos, por culpa de una visión gubernamental equivocada, errónea, funesta, fatal, porque hace aumentar el número de pobres, negocios quebrados, empresas sin contratos, sindicatos de brazos caídos por falta de patrones que los convoquen a trabajar.

En tanto que el aparato gubernamental crece, engorda, absorbe la mayor parte del dinero recaudado en las cajas fiscales, incurriendo en dispendio, desperdicio, corrupción. Urge una reordenación económica.

El gasto público es exagerado e infructuoso. Es dinero tirado a un pozo sin fondo, del que sólo se benefician los burócratas de altos vuelos por el uso de privilegios, prebendas, canonjías, como si los billetes se dieran en las ramas de los árboles.

Tampoco tiene el gasto gubernamental reflejo en la seguridad pública pues la violencia sigue desbordada en la mayor parte del territorio tamaulipeco, con pérdida de vidas humanas y cuantiosos daños materiales.

No pudo el gobierno estatal, panista, aplicar una estrategia diferente y exitosa ya no digamos en el combate a los infractores de la ley, sino para siquiera reclutar un número mayor de policías estatales.

Seguimos teniendo el mismo déficit de policías uniformados que heredó Egidio Torre Cantú, seis mil. Algunos maliciosos observadores especulan con la posibilidad de que sea a propósito la nula contratación de más policías, pues implicarían desembolsos en sueldos, equipamiento, transportes hospedaje, alimentación. Un mundo de dinero.

Estaríamos frente a una situación paradójica e incongruente, pues el gobierno no sólo coloca a las empresas al borde de la quiebra sino que además les aumenta los impuestos, y en materia de seguridad social, finge combatir a los delincuentes pues no contrata los suficientes policías para hacerlo.

Así o más vaquetones.

Por cierto, el PAN condenó el asesinato de familiares del diputado local del PAN en Ciudad Mante Clemente Gómez Jiménez. En un mensaje en twitter se lee: “extiendo mis condolencias a nuestro amigo y a su familia. ¡Jamás aceptaremos un México con violencia!”.

Por supuesto, se trata del PAN nacional, pues el PAN de Tamaulipas no tiene permiso del palacio de gobierno para hacer pronunciamientos que suenen a auto-derrotas o aceptación de fracasos.

“Condeno el crimen cometido contra los familiares del diputado del PAN en Tamaulipas Clemente Gómez Jiménez”, escribió Marcelo Torres Cofiño, presidente del comité ejecutivo nacional del PAN.

La revista Proceso distribuyó ayer una nota fechada en Nuevo Laredo, donde informa del fallecimiento del hijo de la señora Soraida Gómez Jiménez, consanguínea del diputado local mantense, quien sobrevivió unas horas al atentado donde su madre murió instantáneamente.

La zona cañera donde mandan los hermanos César y Vicente Sagástegui Ostos está convertida en zona de guerra, con gran número de ejecuciones que incluye a profesionistas, editores, comerciantes, sin que el gobierno pueda impedirlo.

A propósito de la revista Proceso, su entonces editor Julio Scherer García era primo del Presidente José López Portillo pero ni eso le valió para que mantuviera el ritmo de anuncios del gobierno federal allí.

“No pago para que me peguen” dijo JOLOPO para justificar la cancelación de la publicidad oficial en Proceso, refiriendo el tono crítico que caracteriza a esa publicación.

El gobierno estatal, panista, hizo una variante a ese aforismo que se hizo célebre, pues éste “paga para que no le publiquen”, consiguiendo que medios y periodistas omitan temas que le resultan incómodos, como las situaciones de riesgo y el baño de sangre.

Pero las redes sociales son insobornables y encueran de vez en diario las incompetencias, los errores, metidas de pata, corruptelas cotidianas de los vientos del cambio.

Como ese desfile de lujosas camionetas conducidas por delincuentes en las cercanías de Ciudad Miguel Alemán, a la vista de autoridades civiles y militares, pero sin ser molestados.

En Nuevo Laredo causó revuelo la noticia de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, emplazó al gobierno federal de Enrique Peña Nieto, a informar de los resultados de la investigación sobre abusos de marinos.

La ONU, Gobernación y la Comisión Nacional de Derechos Humanos, tienen en marcha una investigación en Nuevo Laredo sobre denuncias de desapariciones forzadas, así como la campaña en contra de los denunciantes, sus familias, periodistas y abogados, para tratar de hacerlos aparecer como involucrados en hechos delictivos.

Por su parte, el presidente municipal, reelecto, Enrique Rivas Cuéllar, del PAN, le sigue haciendo al loco en torno de la investigación en su contra, por el uso de patrullas de la marina clonadas.

En Ciudad Victoria, funcionarios estatales confirmaron en rueda de prensa que la Expo-fiesta permitirá la venta de bebidas embriagantes y que el boleto de acceso costará cinco pesos más, para todos.

La Feria de Nuevo Laredo está convertida en una gigantesca cantina donde todos los días se producen pleitos, espectáculos denigrantes como el de jovencitas que se atreven a despojarse de ropa en los stands a cambio de cerveza, así como accidentes viales.

Pero las autoridades se hacen de la vista gorda a cambio de dinero que no siempre ingresa a las arcas oficiales.

Cumplen años el MVZ y Sub-secretario de SAGARPA Jorge Luis Zertuche Rodríguez, Homar Zamorano Ayala, Humberto Zúñiga López, Roberto Avilés Candia, Raúl Ramírez Velázquez.

Pura cuerda ancha.

Correo electrónico: albertoguerra65@hotmail.com

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI