Ser y Deber Ser

Votocracia

Publicado el 29 de abril de 2016

“La democracia no significa: soy tan bueno como tú. Sino: tú eres tan bueno como yo”. Theodore Parker

En Tamaulipas, así como en otros estados de la república, se viven periodos electorales para los cargos de Gobernador, Presidentes Municipales y Diputados Locales. En nuestra entidad federativa, la Ley Electoral Estatal (publicada en el Periódico Oficial del Estado el 13 de junio de 2015) señala en su artículo 259 que el Consejo General (del Instituto Electoral de Tamaulipas conocido como el IETAM) organizará dos debates obligatorios entre todos los candidatos a Gobernador y promoverá, a través de los Consejos Distritales y Municipales, la celebración de debates entre candidatos a Diputados o Presidentes Municipales.

Con base en la anterior disposición, el pasado sábado 23 de abril se llevó el primer debate de los candidatos a Gobernador, donde participaron los 8 aspirantes a dicho cargo, en ese ejercicio se observó lo bueno, lo malo y lo peor de algunos, se evidenció lo que ya se conocía, pero que pocos se atrevían a señalar. Al final, para muchos el desarrollo del debate no fue lo ideal, sin embargo, es un acto histórico en la democracia tamaulipeca, un acontecimiento que abre camino para futuros eventos de este tipo, eventos que, con la experiencia y con el paso del tiempo, seguramente irán mejorando.

Aunque la legislación no es clara en el tema de los debates entre los candidatos a Diputados y Presidentes Municipales, pues no obliga al IETAM a organizarlos, pero si señala que deberá promoverse (eso y nada es lo mismo), sería interesante ver los puntos de vista y la contradicción entre ellos también, como un ejercicio democrático en un nivel aún más local. Al final, la intención de los participantes es convencer a sus televidentes o radioescuchas (según sea el caso), cada uno de ellos estima ser la mejor opción, obtener su voto, que es lo más valioso en estos momentos, ¿el voto decide quién es el mejor? ¿cómo se obtiene este anhelado fruto?

Hace poco charlaba con el maestro Osiris Cantú Ramírez, me expresaba que en la actualidad no se debe despreciar ni menospreciar ningún voto, ni el voto duro, ni el blando, ni el confundido, cada voto cuenta a la hora de la hora. El llamado al voto debe ser amplio e incluyente, hacia los que pueden votar, es más, hasta a los que no pueden votar se debe convencer, ya que ellos invitan después a los que sí pueden, incluso los niños o los jóvenes que aún no tienen edad, pueden influir en los padres, o hasta los que ya no gustan de votar por una avanzada edad, todo cuenta, se debe llamar a votar a todos. El político moviliza y organiza, no acarrea como dicen popularmente, siempre debiendo respetar el voto libre y secreto, siempre conforme a la ley.

Creo que estas elecciones (para los diferentes cargos) serán definidas por el voto de los jóvenes (18 a 35 años) y de las mujeres. Se debe hacer especial énfasis en algo, los ciudadanos tenemos responsabilidad social al emitir nuestro voto, debemos dar un voto inteligente y razonado, NO votar con la víscera y debemos tener muy claro que no todo cambio significa diferencia, ni todo lo que parece igual es lo mismo.

RECOMENDACIÓN SEMANAL: Escuchas canción “Pequeña serenata diurna” del cantautor cubano Silvio Rodríguez.

Arnoldo Huerta

Abogado, gusta de la política sana, la literatura y el buen derecho. Columnista en el periódico "El Expreso", "Epicentro de México", "Periódico Acceso" y "Revista Sondeo". Enamorado de Cd. Victoria y de su gente.