Salud

¿Es malo El Sodio?

Por:
Publicado el 30 de enero de 2014
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Sí, porque si le quitas la “S”, dice “odio”, y el odio nos quita salud jaja

Bueno, en realidad no es ni bueno ni malo, como ya hemos dicho antes, todo en exceso es malo. El Sodio es una de esas cosas que NECESITAMOS a nivel celular, pero que debemos consumir en cantidades moderadas. Sobre todo con los resultados que hay en los índices de obesidad e hipertensión a nivel mundial, pero en especial en Estados Unidos y México.

¿A qué se debe este desorden generalizado? A la mala alimentación, a comer sin consciencia, a introducir a tu aparato digestivo cosas que ni conoces, que si conocieras, solo las comerías cuando tengas ganas de hacerte daño.

Tomemos por ejemplo a la tan famosa “Sopa Maruchan“. Que básicamente es harina de trigo con “condimentos” industriales, y uno que otro gramo de fibra, pero no la suficiente para cubrir tu necesidad diaria. En cuanto al Sodio, te aporta la mitad de tu requerimiento diario. Lo que lo clasifica como uno de los productos más altos en sodio en el mercado. A esto súmale que mucha gente le pone agua y lo mete al microondas, a pesar de que el mismo vaso advierte que no lo hagan (claro, en letras muy pequeñas). ¡Vaya, tú que me lees, y ya sabes esto, evita comerla! Yo prefiero no comer que comer eso.

Chequen lo que “El Poder Del Consumidor” tiene que decir sobre los ingredientes que se utilizan en las “Maruchan”:

“Ingredientes:

Harina de trigo, minerales y vitaminas (niacina, hierro reducido, mononitrado de tiamina, riboflavina, ácido fólico), aceite vegetal (canola, semilla de algodón, palma), sal, vegetales deshidratados (4% zanahoria, maíz, chícharos, ajo, cebolla, tallo de apio) , maltodextrina (un tipo de azúcar), glutamato monosódico (un tipo de sal), azúcar, maíz, trigo y proteína de soya hidrilizados, grasa de pollo, pollo cocido en polvo, especias, levadura, salsa de soya deshidratada (utilizada para salar), carbonato de potasio (un tipo de sal), fosfato de sodio (un tipo de sal), carbonato de sodio (otro tipo de sal), inosinato disódico, guanilato disódico (dos tipos de sal), dióxido de silicio (agente antiendurecedor), lactosa (un tipo de azúcar), caldo de pollo, lecitina de soya.

Cabe comentar que de acuerdo con el investigador Michael Pollan, cualquier producto que contenga más de cinco ingredientes, no es recomendable.

Contiene 36 diferentes ingredientes, y de ellos, ¡tres son diferentes tipos de azucares y siete son diferentes tipos de sales!

Además, contiene glutamato monosódico el cual se ha visto que provoca que puede causar incrementos en el peso corporal, ya que se ha visto que interfiere con los centros de saciedad y hace que los individuos coman vorazmente. También se ha visto que provoca cierta toxicidad a nivel neuronal y hepática (www.resourcesforlife.com/docs/item1225, foodmatters.tv/articles-1/the-dangers-of-msg).

Por otro lado, un estudio realizado por la Profeco en el 2006 establece claramente que las sopas de “vaso” no son recomendables (www.profeco.gob.mx/revista/pdf/est_06/maruchan_abr06.pdf).”

Las personas que comen esto porque piensan que es más barato, quizá no han valorado lo que cuesta enfermarse…

¡Salud!

Pato Sada

Patricio es un escritor que nos comparte información recabada por años de investigación y estudio sobre desarrollo humano. Su enfoque es holístico y pragmático. Tiene un estilo original de expresarse, con tintes de comicidad e irreverencia.

Además de ser Socio Fundador y Jefe Editorial de Salud Constante, trabaja como consultor empresarial desde su despacho SadaRobles Consultoría.