Salud

Medicina ¿Alternativa?

Por:
Publicado el 29 de mayo de 2014

Seguro son chamanes“, “ay sí, comes hiervas y te curas“, “una tía se quiso curar sin medicinas patentadas, y le fue peor“… estas frases, con sus obvias variaciones, las escuché muchas veces. Estoy seguro que todavía hay gente que dice cosas así, aunque ha pasado mucho tiempo desde la última vez que platiqué con alguien que se expresara de esa manera. A lo mejor es porque cada vez hay más gente convencida de la efectividad de la medicina natural, muchas veces llamada “alternativa” equivocadamente. Así que primero pondré en claro a qué me refiero con qué, porque todos los conceptos son relativos. Algunos dirán que la tradicional es la farmacéutica.

Para mi, llamarle medicina alternativa a la utilización de productos que se dan en la naturaleza sin la intervención del ser humano, es un error, por varios motivos. Para empezar, esa medicina ha existido antes que cualquier otra. Para terminar, es la primera opción que yo busco, en el caso de encontrarme con la ausencia de la salud perfecta. La medicina alópata, que es la que se enfoca en eliminar los síntomas, es la última que considero como opción, de hecho, casi nunca la considero siquiera. ¿La razón?, la encuentras en su definición. La medicina alópata busca eliminar el dolor, el síntoma, la manifestación física, lo palpable, la parte externa de la enfermedad.

Utilizaré el ejemplo de una persona con cáncer estomacal. La medicina alópata trata de eliminar el cáncer, extirpándolo y/o matándolo con venenos. Dos métodos que hacen mucho daño a nuestro cuerpo, muchas veces inclusive, más daño que la enfermedad misma. Ya saben, cuando el remedio sale peor que la enfermedad, o el caldo sale más caro que las albóndigas. Por eso, prefiero buscar un remedio que sea más profundo, que se acerque más a la raíz de la enfermedad. “Hay que arrancar el problema de raíz”.

Existe otra medicina que he utilizado una vez, y con gran eficacia, hasta cierto punto. Homeopatía, los famosos chochitos. En principio, la homeopatía sugiere acabar con el síntoma empleando remedios que producen el mismo síntoma, dicen, lo similar se cura con lo similar. De esa manera me quité psoriasis en los codos. Actualmente ya no uso los chochitos y la psoriasis en ocasiones vuelve. Se manifiesta durante días de estrés.

Ahora sí, la medicina “naturista”, es la que a través del estudio de los procesos biológicos dados en la naturaleza, se generan remedios sin necesidad de procesos industriales o elementos sintetizados por el hombre alterando la química de los ingredientes. No es fácil definir estos conceptos, aún con el esfuerzo que hago, caigo en la necesidad de ampliar más la definición. En este caso, este noble autor, tiene la esperanza de que el lector entenderá lo que la medicina naturista es.

Al verdadero sanador, le interesa conocer lo más que puede sobre su “paciente”. Aunque las enfermedades se parecen, los síntomas se repiten en las personas, la verdad es que ninguna persona es idéntica a la otra, y ese debe de ser la primicia de una verdadera ciencia que pretenda curar eficientemente. Si no te ofrece esta premisa, no estás en manos de alguien que cura, si no en alguien que disfraza enfermedades. Un maquillista profesional, un “curador” de obras de arte. De esos que le ponen cera a las esculturas para corregir el desgaste del tiempo. Pero nosotros no somos piedra, somos un cuerpo que está vivo y que tiene la capacidad de regenerarse solo, de auto-sanarse.

Yo aquí siempre escribo desde mi experiencia personal, yo como ustedes, he padecido enfermedades, he sanado. y aunque he probado diferentes métodos para hacerlo, estoy seguro que a final de cuentas es mi cuerpo el que se cura, lo que yo hago, o bien lo ayuda o lo perjudica, pero en ningún caso es la medicina la que lo cura. Es por eso que ni la medicina naturista cura todo y a tod@s. Porque se necesita que el cuerpo coopere, y para eso, la mente debe cooperar también.

La mente es un tema muy importante aquí. Todos sabemos que la mente origina enfermedades, pero, ¿qué dirías si te dijera que todas las enfermedades se originan en la mente? Eso, será el tema de otro artículo, tengo mucho que compartir y no quiero extenderme de más. Hay que volver al tema principal.

La medicina naturista, merece una oportunidad en tu vida. Tienes que pensar en que si hay gente que cree en eso es porque ha visto resultados. Por otro lado, yo me doy cuenta que la medicina alópata consigue seguidores a través de campañas de miedo, algunas más obvias que otra. ¿Por qué me vacunaron mis papás? Porque le dijeron que sí no lo hacían, sería su responsabilidad, y serían acusados de ser malos padres. Algunos dirán que están convencidos de los buenos resultados de las vacunas, pero, ¿cómo pueden asegurar que vivimos en un mundo más saludable ahorita que si nunca hubiéramos usado vacunas? Es imposible comparar eso, y la industria farmacéutica cuenta con eso. El tema de las vacunas pudiera ser otro tema en otro artículo dedicado solo a eso.

Si con este artículo logré que tu mente te recuerde que existen otras alternativas para sanar, aparte de las medicinas de la farmacia, cumplo mi objetivo.

Pato Sada

Patricio es un escritor que nos comparte información recabada por años de investigación y estudio sobre desarrollo humano. Su enfoque es holístico y pragmático. Tiene un estilo original de expresarse, con tintes de comicidad e irreverencia.

Además de ser Socio Fundador y Jefe Editorial de Salud Constante, trabaja como consultor empresarial desde su despacho SadaRobles Consultoría.