Nutrición

Mitos y verdades de qué comer para bajar de peso sanamente

Por:
Publicado el 23 de junio de 2014
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Hay muchos mitos en torno a la alimentación y al buen comer para adelgazar. Como siempre, el conocimiento es lo más apropiado para poder bajar de peso sanamente. Veamos algunos de los mitos y malentendidos más difundidos y lo que hay de cierto en cada uno de ellos.

El agua

El agua no adelgaza, tampoco es cierto que debas consumir obligatoriamente 2 litros de agua. Los alimentos tienen agua, debes hidratarte frecuentemente porque tu cuerpo lo necesita para vivir. El beber agua no te hace perder peso, pero te ayudará a sentirte bien.

Además, beber agua, sobre todo después de comer, te producirá la sensación de tener el estómago lleno y te sentirás satisfecho.

Las tres P

El pan, las patatas y las pastas suelen ser los villanos de las dietas, pero esto no es tan así. Cualquier alimento hace que subas de peso si lo consumes en exceso, si comes pan, pastas o patatas moderadamente no te harán ganar peso. Por supuesto, el problema está en el moderadamente.

Una porción de alguno de estos alimentos sustituye una porción de los demás. Trata de consumir estos alimentos una sola vez al día, en el almuerzo o en el desayuno.

Alimentos quema grasa

Hay alimentos que tienen “fama de quemar grasas”. Esta fama no es merecida, aunque son saludables y ayudan en una dieta. La piña, por ejemplo, es una fruta con un gran contenido de sacarosa; si la comes en exceso, te hará subir de peso.

Esta fruta contiene bromelina, una enzima que favorece a la digestión y hace que se asimilen mejor las proteínas. Por esta razón muchos creen que la piña es un alimento apropiado para quienes desean bajar de peso sanamente. Consumir piña en forma moderada te será beneficioso si estás a dieta.

Lo mismo ocurre con el pomelo y la manzana, estas frutas tienen pocas calorías y un alto contenido en fibras. La manzana además es una fruta que tiene gran poder de saciedad. Eso no significa que te haga perder peso, solo que te hará sentir saciado y por ende comerás menos.

El comer rápido te hace perder peso

Esto es totalmente falso, el comer rápido hace que tengas menos saciedad. Debes masticar muy bien la comida. Debes comer sentado, debes dedicar tu tiempo a ello, no trabajes mientras comes.

El cuerpo necesita registrar que has comido, por lo que hace falta que esperes un poco cuando termines de comer para que percibas la sensación de estar saciado. Si sigues comiendo inmediatamente después de terminar tu plato, acabarás consumiendo alimmentos en exceso.

Lo Light no adelgaza

Esto es cierto, lo light no adelgaza, tiene menos calorías pero no te hace bajar de peso. Si tu comes del doble de ración porque es light no tendrás ganancias, y tu peso aumentará. El hecho de que sea light quiere decir que tiene menos calorías, no quiere decir que es sin calorías. La diferencia en este caso es de suma importancia.

Acostúmbrate siempre a leer las etiquetas, a veces los productos light tienen demasiada azúcar. También debes evitar alimentos light con mucho sodio, porque te llevarán a retener líquidos y por ende a ganar peso.

Comer bien hace que ganemos peso

El comer bien no hace que ganes peso, el que comas en exceso hace que ganes peso. Debes siempre recordar este principio: hay que desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo.

El desayuno y el almuerzo te deben dar las energías necesarias para emprender y continuar las actividades del día. Por la noche, cuando tienes poca actividad debes comer frugalmente.
Es más beneficioso tener un desayuno fuerte que solo comer unos bizcochos, pues al desayunar bien te dará menos hambre durante el día.

Pato Sada

Patricio es un escritor que nos comparte información recabada por años de investigación y estudio sobre desarrollo humano. Su enfoque es holístico y pragmático. Tiene un estilo original de expresarse, con tintes de comicidad e irreverencia.

Además de ser Socio Fundador y Jefe Editorial de Salud Constante, trabaja como consultor empresarial desde su despacho SadaRobles Consultoría.