Salud

Para Ser Exitos@

Por:
Publicado el 18 de febrero de 2014
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg thisShare on Tumblr0Email this to someone

Muchas personas no lo saben, pero existen muchas fórmulas para alcanzar el éxito. El éxito ha sido estudiado por miles de personas, utilizando como objeto de estudio a las personas que han dejado un legado de constructivismo, productividad, positivismo, etc. Como resultado de esas investigaciones, se han desarrollado cientos de miles de escritos, publicaciones, conferencias, cursos, etc.

Las personas que están interesadas en salir de la mediocridad y tomar el derecho inalienable de progresar, podrán encontrar las herramientas que necesitan. Como dice el dicho “cuando el alumno está listo, el maestro llega“. Ese maestro no necesariamente tiene que ser una persona.

Es por eso que en Salud Constante te ponemos al alcance herramientas que nosotros también hemos aplicado y conocemos su validez. Ustedes no tienen que tomarlo como un dogma, pueden leer y si hay algo que no les cuadra, lo pueden desechar, aunque estoy seguro que lo que viene podrán referenciarlo como cierto en su vida.

Entre las muchas características de las personas exitosas hay cinco que me gustaría compartir contigo:

1. “Conforme pero no Satisfecho”

Manténte hambriento, en el momento en que te empiezas a sentir cómodo con tu progreso, podrías empezar a estancarte. Ojo, es importante congratularte por tus avances, pero eso no significa que debas de sentir como que haz alcanzado la meta final. De hecho, la vida no conoce tal cosa como meta final, solo metas transitorias. Una vez que cruzas una, otra ya te está esperando al frente.

2. “Pierde el miedo a perder”

El miedo nos paraliza, nos hace que perdamos impulso, motivación, inspiración. Bien debes conocer la frase que dice: “A lo único que hay que temer, es al miedo en sí”. Sabemos que el miedo hasta cierto punto es sano, nos ayuda a mantenernos lejos del peligro, pero hay una línea delgada entre ser cuidadoso y estancarse. Este es un trabajo diario, para el cual te recomiendo hagas una lista de los miedos que más influyen sobre tu vida y simplemente los enfrentes, lo siento, quisiera darte una pastilla mágica que te quite los miedos, pero la vida no se trata de eso.

3. Aprende a Escuchar.

La gente exitosa desarrolla la habilidad de captar grandes cantidades de información a través de los sentidos. No sólo escuchamos con el oído pues el lenguaje va más allá de las palabras orales. Acostúmbrate a dejar a la gente hablar y en lugar de esperar a que terminen para poder hablar, respira hondo y manténte tranquilo. Si tienes algo que decir, dilo, pero recuerda “no des feria de mas”, o sea, no digas más de lo que es necesario.

4. Distínguete de entre el montón.

La gente exitosa no pertenece a la mayoría. La mayoría de la gente se conforma con salir de la pena diaria, sus problemas cotidianos son más grandes que ellos y viven en un estado de mediocridad. Si ya te diste cuenta que tú no perteneces a la masa, ¡enhorabuena!, ahora, ¡demuéstralo!

5. Se agradecido.

Empezando por ser agradecido contigo, por todo lo que haz hecho para que después de todo lo que haz pasado, te encuentres aquí y ahora. Agradece a la gente que te ha apoyado desde siempre, y a los que no, también. Empieza a agradecer las cosas que etiquetaste como “malas” en el pasado, y date cuenta que todo eso pasó para que pudieras llegar al punto en el que te encuentres, que yo te aseguro, es el mejor que hay.

Como ya he sugerido en tantas ocasiones, continúa haciendo crecer tus conocimientos y serás ric@, nadie puede detenerte.

¡Hacía adelante vamos!

Pato Sada

Patricio es un escritor que nos comparte información recabada por años de investigación y estudio sobre desarrollo humano. Su enfoque es holístico y pragmático. Tiene un estilo original de expresarse, con tintes de comicidad e irreverencia.

Además de ser Socio Fundador y Jefe Editorial de Salud Constante, trabaja como consultor empresarial desde su despacho SadaRobles Consultoría.