Psicología

La importancia de la actitud

Publicado el 12 de junio de 2014

No es lo que nos pasa, si no como reaccionamos a lo que nos pasa lo que realmente importa.

A lo largo de nuestra vida, aprendemos a valorar, a veces nos toma tiempo darnos cuenta de la importancia de las cosas, no todo lo malo que nos pasa es una desgracia, debemos pasar por tristezas para aprender de la felicidad, pasar por enfermedades para darnos cuenta la importancia de cuidar nuestro cuerpo y tener salud, la mayoría de nosotros hemos pasamos por corazones rotos, engaños, falsas amistades y pérdidas, en donde cada uno de ellas, nos han hecho derramar lágrimas y sentir toda clase de sentimientos negativos, que hacen en ese momento se nuble nuestra mente y no entendemos el porqué de las cosas.

Yo siempre me cuestiono y digo: No le busques un “porque”, más bien encuentra un “para que”. Todos los momentos sean buenos o malos tienen un camino, es una guía de aprendizaje, nada de lo que nos sucede a lo largo de nuestro camino de vida es por error, todo es parte de nuestra formación, de la persona en la que nos hemos convertido ahora.

A veces nos preocupamos tanto por el futuro, que nos olvidamos del regalo más grande que tenemos al momento, nuestro presente, el saber lo que queremos justo en este momento, el disfrutar el máximo poder del ahora, es lo que nos lleva a estar tranquilos, paz interior, paz mental y sobre todo en armonía, estar bien con nosotros mismos, eso es lo importante la auto aceptación, liberarnos de todo aquello (ya sea personas ó cosas materiales) que nos limita a crecer y mirar hacia adelante.

Como seres humanos, es normal que la mayor parte del tiempo vivamos preocupados y con esto quiero decir que al preocuparnos nos adelantamos a cosas y situaciones que más de un 50% no sucederán, ya que no sabemos a ciencia cierta si lo que nos depara el destino lo garantizamos ahora, pero lo que si podemos saber es que haremos hoy para lograr ese sueño, esa meta, dejando a un lado los miedos e inseguridades, enfocarnos en tener el control sobre nosotros mismos, dejar a un lado las culpas hacia los demás y la bandera de ir navegando como la víctima del cuento. Es hora de tomar el control de nosotros mismos, de enfrentar nuestra realidad, con nuestro máximo poder que es la actitud, porque la actitud lo es TODO. Todo lo que deseas, visualizas y repites constantemente se vuelve un habito, así que se impecable con tus palabras, ya que somos humanos variables y cambiantes, a veces ganamos mucho, otras veces lo perdemos todo y luego lo volvemos a ganar, vivimos de altibajos, es por eso que la buena actitud está en nuestras manos y en respuesta a eso un mundo de posibilidades a tu favor vendrán llegando, es cuestión de esperar, confiar y sobre todo disfrutar del momento mientras llega.

Mariana Garrido Assad

Nací en Monterrey Nuevo León, pero soy Tamaulipeca y orgullosamente Victorense, una ciudad bonita, limpia y transparente, sinónimo de una ciudad amable. A lo largo de mi vida he aprendido la importancia de la familia, los valores, la unión, el respeto y sobre todo la igualdad hacia el prójimo.

Soy Lic. en Psicología Clínica graduada de la Universidad de Monterrey y actualmente hago mi maestría en Psicoterapia Breve Familiar y de Pareja, al igual trabajo en un kinder con niños de edades entre 1 y 3 años y por las tardes doy terapia en el DIF de San Pedro.

En mi tiempo libre escribo, ya que al escribir comparto mi opinión y pensamientos relacionados a la psicología y a otras áreas básicas del ser humano.

Mi familia siempre me enseñó que es mejor dar que recibir, ya que al dar sin esperar algo a cambio y el ser compasivos con los demás, la vida nos lo recompensa con alegrías y bendiciones a nuestro alrededor.