Crónicas Políticas

Primeros casos para estrenar el Anticorrupción.

Publicado el 24 de octubre de 2016

El nuevo gobierno estatal, panista, tiene cuando menos, cuatro asuntos peliagudos que reclaman su atención, para demostrar que era en serio la promesa de campaña de ir por el cambio, moralizar el sistema y castigar a los corruptos.

Aquí no vale el pretexto de que están practicando auditorías ni que tienen que transcurrir año y medio antes de que los tamaulipecos empiecen a notar el cambio. El imperativo es actuar ya, ahora, e ir por los culpables.

Estos son los casos: 1.- Ciudad Madero tiene calles de papel, frágiles, quebradizas, que se destruyen y convierten en fosas inmensas que se tragan los vehículos y con todo y tripulantes.

Es la expresión más notable de gobiernos sucesivos corruptos e ineficientes, cuatro de ellos con sello del PRD, dos encabezados por los hermanos Juan Manuel y Joaquín Hernández Correa, los hijos de La Quina, que tuvo allí la sede de su imperio sindicato nacional.

La urbe petrolera tuvo un notable desarrollo urbano bajo la tutela del veterano cacique político, porque financió con recursos del sindicato obras que el Ayuntamiento no podía pagar, por caras, especialmente pavimentaciones y espacios recreativos.

Caído en desgracia y encarcelado por Salinas de Gortari, Hernández Galicia perdió el control del gobierno municipal, y ello cerró la llave al caudal de recursos que salían de la Sección 1 para beneficio de la ciudad.

El sindicato petrolero mantuvo el control político del Ayuntamiento y otras posiciones electorales como las diputaciones, pero no hubo más apoyos económicos para la ciudad, convirtiéndose en un botín que enriquece a los dirigentes adictos al corrupto senador Carlos Romero Deschamps.

El presupuesto municipal es muy pobre pero además, los funcionarios del Ayuntamiento, de extracción petrolera, lo manipulan para desviar recursos y hacer obras de relumbrón, de escasa calidad y sin cumplir las normas elementales de seguridad. Es el caso de las calles pavimentadas sin consistencia suficiente.

2.- Sustentadas en documentos oficiales, datos, cifras, números, fechas, nombres, el periódico EL MERCURIO de Tamaulipas está revelando informaciones que denotan tráfico de influencias, obras fantasmas, licitaciones de obra pública amañadas, asignaciones ilegales directas, imputables al gobierno municipal que encabezó Alejandro Etienne Llano.

Sobresale sobre el montón de denuncias, la erogación económica cobrada por una empresa que pavimentó la calle Tula, en la colonia Guerrero, debido a que la obra no se ejecutó y de ello dan cuenta los propios vecinos consultados por el medio.

Está documentado que una de las empresas favorecidas con contratos del Ayuntamiento victorense anterior, es propiedad del que fue Subsecretario estatal de Obra Pública, Rubén Gómez Elizondo, lo que contraría la norma jurídica vigente, en su apartado de conflicto de intereses.

3.- El titular estatal de SEDESOL, llamada ahora Bienestar Social, licenciado Gerardo Peña Flores, aclaró que en lo que resta del año, no se pondrán en práctica ninguno de los programas de asistencia social, especialmente el reparto de despensas, porque la dependencia está desfondada.

Simplemente, el gobierno que encabezó Egidio Torre Cantú agotó anticipadamente el presupuesto de SEDESOL, incurriendo en serias irregularidades que suponen quebrantamiento de la ley, porque algunos de esos programas sociales contienen aportaciones económicas federales.

De hecho, la SEDESOL estatal bajó la ventanilla cuando menos seis meses antes de que el licenciado Francisco García Cabeza de Vaca asumiera el gobierno del Estado, el 1 de octubre, y todos sus funcionarios y empleados se concretaban desde entonces a calentar los asientos de sus oficinas, pues no tenían nada qué hacer, excepto cobrar sus salarios quincenales.

Por culpa de un anacronismo producto de las cosas hechas con prisas y sin cuidado, el año fiscal en curso, termina hasta diciembre y no en septiembre, que es cuando cerró su ciclo sexenal Torre Cantú.

Significa que el presupuesto gubernamental contiene la provisión de recursos económicos suficientes para mantener vigente y actuante al gobierno estatal hasta diciembre, sin importar que hubo relevo de mandos superiores en octubre.

Pero PERO, el Gobernador saliente “se comió” el dinero de los tres últimos meses del año, indebidamente, porque ya no correspondían a su gestión oficial, de tal suerte que el Gobernador Cabeza de Vaca encara un déficit de mil 37 millones de pesos para cerrar el año, y dependencias como la SEDESOL, de Peña Flores, no tienen fondos.

4.- Dos ex regidoras del municipio de Jiménez presentaron ante la Procuraduría General de Justicia de Tamaulipas, una formal denuncia contra el presidente municipal anterior, José Guadalupe Saucedo García, por malversación de fondos y otros.

Este Lupe Saucedo tiene un largo historial delictivo como consta en las muchas demandas penales entabladas en su contra, por presuntos ilícitos cometidos desde que era funcionario de la Reforma Agraria, manipulando asambleas constitutivas de uniones ejidales.

Ha sido tres veces presidente municipal de Jiménez, la primera, de la mano de Manuel Cavazos Lerma. Quiso imponer a su esposa para que lo sucediera en el cargo edilicio, pero hubo una repulsa generalizada, y no pudo.

Las dos regidoras que se querellaron en su contra entregaron una carga de pruebas donde hacen constar hasta el dinero municipal empleado en la campaña de la priista Mónica Saldívar Quintanilla, a quien ellas presumen que Lupe manejará a su antojo, porque ganó la elección.

Es de hacerse notar, que las dos damas integrantes del Cabildo saliente, ya habían actuado en contra de Lupe Saucedo, pero en el ámbito del poder legislativo, donde el presunto corrupto alcalde encontró el apoyo y el encubrimiento del entonces presidente de la junta de coordinación política, Ramiro Ramos Salinas, que tiró a la basura el paquete de documentos probatorios de los delitos imputados.

Son cuatro asuntos que merecen una actuación inmediata del nuevo gobierno estatal, panista, si quiere demostrar que los tamaulipecos no se equivocaron al darle su voto, para construir un cambio de cosas.

(Las dos ex regidoras de Jiménez pertenecen, una, Mirna F. Berrones Roslino, al Partido Movimiento Ciudadano, y la otra, María Martínez Gómez, a Acción Nacional).

En otros temas, el coordinador estatal del Movimiento Ciudadano, Gustavo Cárdenas Gutiérrez, rendirá su primer informe como diputado federal, el lunes 7 de noviembre, en Ciudad Victoria, justo en la fecha en que se cumplen 62 años de la fundación de la radiodifusora XEEW, La Voz del Bajo Bravo, en Matamoros, de su padre don Jorge Cárdenas González.

Habría cumplido don Jorge, 91 años de edad el sábado 22 de octubre; dejó de existir el 1 de mayo del 2005. Cárdenas González fue dos veces presidente municipal de Matamoros, diputado federal, candidato a Gobernador mediante una entonces insólita coalición PAN-PRD.

Presume El Muchacho Alegre ser de los diputados más productivos de la cámara, y tal vez por ello acaba de reasumir la presidencia de la importante comisión de Marina. Esta misma semana, Gustavo presentará su “3de3”.

Otro diputado tamaulipeco, el coordinador tricolor Edgar Melhem Salinas, anduvo en San Fernando, entregando apoyos por más de tres y medio millones de pesos, a familias campesinas, del programa de Empleo Temporal, para que atiendan granjas avícolas y huertos familiares.

También salió ganando el presidente municipal José Ríos, pues el legislador riobravense entregó dos canchas de pasto sintético que costaron más de dos y medio millones de pesos, con fondos federales, gestionados por él al alimón con la delegada de SEDESOL, licenciada Lourdes Flores Montemayor.

Correo electrónico: [email protected]

Alberto Guerra Salazar

Autor de la columna crónicas políticas en diversos medios de comunicación en el Estado. Propietario de la Agencia de Noticias ASI