Política

#Opinión || Elección extraordinaria para Senador de la República 2023

Publicado el 17 de febrero de 2023

 

Elección extraordinaria para Senador de la República 2023
Enrique Diez Piñeyro Vargas

El próximo domingo 19 de febrero los tamaulipecos tendremos la oportunidad de acudir nuevamente a las urnas en una elección sin precedentes en la historia moderna de nuestro estado, a consecuencia de un lamentable acontecimiento como lo fue la inesperada muerte del senador de la República por Tamaulipas, Faustino López Vargas, en un accidente automovilístico junto a su señora esposa.

Recordemos, que el doctor Faustino había tomado protesta en el Senado de la República durante el mes de enero del año 2022, en su calidad de suplente del senador Américo Villarreal Anaya, al momento que este solicito su licencia para separarse del cargo, competir por la gubernatura del estado, y posteriormente, alzarse con la victoria con una cifra récord de setecientos treinta y un mil trescientos ochenta y tres votos, a pesar del centenar de hechos suscitados durante un proceso electoral que será recordado por mucho tiempo.

Todo lo anterior obedece que al momento de quedar vacante un escaño en la cámara alta, este cuerpo colegiado requiere completar el número de sus representantes. Para tal efecto, el pasado 29 de noviembre de 2022, el pleno del Senado de la República avaló con 75 votos a favor, el proyecto de decreto por el que se convoca a una elección extraordinaria para una fórmula de senadores de la LXV Legislatura por el principio de mayoría relativa en Tamaulipas. Dicho decreto señala que la jornada electoral se celebrará como lo habíamos comentado este próximo domingo, conforme a lo dispuesto por la ConstituciónPolítica de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales y las disposiciones de dicha convocatoria, misma que señala que se habrán de elegir a una o un senador propietario y a una o un senador suplente, quienes deberán de reunir los requisitos establecidos.
Es importante precisar
que quienes resulten electos concluirán su periodo constitucional al finalizar la LXV Legislatura del Congreso de la Unión. Sin embargo, la Reforma Constitucional en Materia Política-Electoral del año 2014 les permitirá si así fuese el caso, la posibilidad de buscar su reelección para un nuevo periodo inmediato en los comicios electorales del próximo año 2024, siempre y cuando el partido o coalición que los postula en esta ocasión, así lo considere.

Para esta elección extraordinaria, el Partido MORENA junto con el Partido del Trabajo, designaron como su candidato a José Ramón Gómez Leal, avalado desde la ciudad de México para tal efecto. Por parte de la Alianza Va por México, uniendo nuevamente al PAN, PRI y PRD después de los lamentables resultados obtenidos en el pasado proceso electoral, apuestan ahora por la diputada local con licencia de Nuevo Laredo, Imelda Sanmiguel Sánchez. Por último, al no concretarse en coalición con MORENA y el PT para esta elección, el Partido Verde Ecologista de México tuvo que echar mano de su actual dirigente estatal Manuel Muñoz Cano, para competir en esta contienda electoral por la senaduría vacante.

Como nos hemos percatado durante el desarrollo de este proceso electoral, ninguno de los candidatos ha despertado simpatías en el electorado tamaulipeco, mismo que aún no termina de descansar del proceso electoral 2022. Ahora, nuevamente tenemos que padecer del acoso de todo lo que implica un periodo constitucional de campañas como lo es; los spots de radio y televisión, propaganda alusiva a partidos políticos, el bombardeo de anuncios en las redes sociales, brigadas en las principales avenidas y cruces de las ciudades, eventos desangelados por parte de los candidatos cuyos únicos asistentes son a base de acarreos, etcétera.

Si analizamos cada uno de los mensajes de estos tres competidores, podemos atestiguar la pobreza en sus propuestas, mismas que carecen de sustento, así como discursos vagos y sin fundamento. Al final de cuentas, nos queda muy claro que quien resulte electo únicamente obedecerá a los intereses de la bancada parlamentaria del partido que lo postula, y eso está muy lejos de responder a los intereses de los tamaulipecos.

Por tal motivo, es muy fácil pronosticar que la elección extraordinaria a efectuarse este próximo domingo 19 de febrero será la más desangelada de las que se vaya tener registro. Será casi imposible que la votación supere siquiera un treinta por ciento de participación ciudadana. Seremos testigos de casillas vacías, centenares sin representantes de los partidos o funcionarios de las mismas, y sin mencionar la poca presencia de observadores electorales. A pesar de eso, esperamos que la jornada electoral transcurra en un ambiente de tranquilidad y sin incidentes que lamentar.

En nuestro país la democracia sale muy cara. Por eso, es importante cumplir con nuestra obligación y derecho de sufragar por nuestros representantes populares, aunque como en este caso, laopciones en la boleta estén muy por debajo de la expectativa ciudadana.

Enrique Diez Piñeyro Vargas